Lo que mi gato moribundo me enseñó sobre EFT con animales - AHEFT

Hola a todos,

Aquellos que tienen animales domésticos saben que podemos comunicarnos con ellos de modos únicos. Baerbel Froehlin nos da buenos ejemplos de esto, como ella se comunica con su gato usando EFT durante sus últimos días. Cerca del final de su artículo ella dice, “Sobre hacer EFT con animales: ¡Ella me aseguró que los animales le avisarán cómo hacerlo y si lo que usted dice es aceptable para ellos o no! ¡Exitazo! Dando tapping a lo largo de su columna, diciendo cosas como "soy un gato genial y mi madre me ama" o "aunque yo tenga este cáncer, decido estar libre de incomodidad y disfrutar cada momento de mi vida" nunca causó ninguna resistencia. Sin embargo, cuando insistí que su cuerpo podría dejar de producir todo el fluido que necesitaba ser drenado, ella me gruño, aclarándome así que no quería que yo continuara."


Por Baerbel Froehlin

Fideo - mi gata y a veces terapeuta - me enseñó muchas lecciones mientras ella estuvo en mi vida, pero sobre todo mientras atravesó su viciosa enfermedad de cáncer, que finalmente tomó su vida a finales de este verano.

Fideo fue mi buena amiga durante 16 años. Siempre allí, cuando yo cocinaba preparando el alimento, ella solía sentarse y mirarme, dirigiéndose a mí, el gato más hablador que yo conocí. Me recordaba con su sonsonete que el pollo estaba definitivamente listo para comer, el tazón tenia que ser lamido hacia fuera, para no desperdiciar nada. ¡Siempre glotona, siempre lista para comer porque el alimento era taaan bueno!

Mi ultimo artículo sobre Fideo fue EFT ayuda a un gato en una operación… y calma a su dueña. Después de esa cirugía, el veterinario me dijo Que Fideo tenia cáncer, del tipo de mayor gravedad y rápido progreso. Aún así todavía logramos mantenerla por otro año. Ella estuvo bastante bien durante 8 meses después que le quitaron el tumor. Le di tapping a menudo, manteniéndola bien, ella parecía sana. Entonces, de repente al comienzo del verano un gran bulto apareció en su lado derecho, que creció tanto que ella parecía estar cargando algo de ese lado. No parecía tener dolor, tal vez por el tapping que yo solía hacerle con frecuencia y que ella realmente amaba y disfrutaba. Cuando la llevé al veterinario, el hombre se abatió cuando vio el bulto. Él decidió drenarlo; más de medio litro de fluido fue evacuado.

Después de eso, le aplicaron el mismo procedimiento semanalmente siendo Fideo paciente con el veterinario. Usted podría ver que le gustaba ser liberada de todo ese fluido y aun como se sostenía cuando le insertaban la aguja para el drenaje. Después el fluido todavía rezumaría hacia fuera por el resto del día, pero ella parecía sentirse mejor, con más energía durante un tiempo.

Como su cáncer progresaba rápidamente, en unos días aquel bulto siempre se llenaba de nuevo y ella se volvió lenta, durmiendo la mayor parte del tiempo sin moverse en absoluto. Semanas antes de que ella comenzara a caer en un sueño parecido al coma durante el día, ya no me saludaba en la puerta cuando llegaba a casa. Lo que más me preocupaba era mi otro gato Regateo que ahora a menudo se sentaba al lado de ella, mirándola mientras ella dormía durante largas horas.Resultado de imagen para gato

Una vez mientras le hacia tapping, pidiendo a su cuerpo reducir la producción del fluido, para minimizarlo a solo la cantidad necesaria, ella repentinamente levanto la cabeza y me gruño dos veces, de un modo atemorizante, surgiendo desde lo profundo.

Ella me frenó; los gruñidos atemorizantes inesperados me cortaron el aliento. Comprendí que ella no quería que yo dijera aquello que estaba diciendo. Ella rechazó lo que dije "no necesito tanto fluido, sólo tengo que producir muy poco de ello, esto me salvará de la necesidad de ir al veterinario todo el tiempo."

Al cabo de un rato continué con el tapping como siempre, pero sin pedir ningún cambio en su cuerpo, sólo afirmando su bienestar, diciéndole a ella que la amaba muchísimo. Ella se comportó como siempre, haciendo algunos pequeños ruidos de comodidad y placer.

Después de eso, nunca mas volví a pedirle cambios a su cuerpo, como volver a estar completamente sana otra vez. Me hice cada vez mas y mas conciente de que Fideo estaba en su camino de transición desde la vida hacia la muerte. Llegó el momento en que tuve que enfrentar permitirle partir. Me sentí presionada, abrumada por la necesidad de tomar aquella decisión, de vez en cuando ella parecía tener un día mejor, y simplemente no podía imaginarme terminar con su vida.

Un domingo yo montaba detrás en nuestra motocicleta, sintiéndome tan abrumada y triste que hice tapping durante mucho tiempo. Como íbamos por tranquilos caminos de montaña me enfoqué en mi tapping hasta que caí en un ligero trance. ¡De pronto me pareció oír esta voz diciendo " Escucha a tu gata, ella quiere hablarte!" y allí estaba Fideo, hablando a su modo algo robusto.

“Me tengo que ir y dejarte. Es lo que tengo que hacer ahora. Sólo los humanos hacen un alboroto grande de esto. Para nosotros los animales esto es solamente otra cosa que hacemos, y lo entendemos desde el momento que nacimos. Como eres humana esto significa que sientes dolor y tristeza."

Después de esa experiencia, de pronto me sentí cómoda, no indefensa y no más indecisa. Sentí que era correcto dejar partir a Fideo. Fui con ella al veterinario pocos días después, ya ella había dejado de comer. En su última mañana, lamió un poco de manteca de mi dedo – siempre le gustó la manteca y la pedía – pero esta vez no pudo terminarla.

Mas tarde ese día, cuando tome una siesta, me desperté sobresaltada sintiendo el pesado ruido HUECO” que Fideo solía hacer cuando saltaba sobre mi regazo con sus 6 kilos. Allí estaba ella en mi regazo sonriéndome abiertamente y diciendo “¡EH – mírame!” y ronroneando como sólo ella lo podía hacer. En aquel momento sentí alegría bajo mis lágrimas, y una paz de maravilla llenó todo mi sistema.

Ahora espero con impaciencia algo especial que sé que va a ocurrir pronto en algún momento. He notado en el pasado que independientemente de cuál sea el problema doloroso que tengamos que atravesar, nos traerá de vuelta alguna cosa hermosa más tarde en el futuro. Esto se parece a una recompensa por la experiencia de crecimiento que tuvimos que afrontar.

Las cosas que aprendí durante la transición de Fideo fueron muchas pero aquí están unas pocas:

La más profunda es que todavía tengo muchas cuestiones con la pena y la pérdida de las que no era consciente, que había apartado, no queriendo tratar con ellas, muchas de ellas cuestiones de la niñez.

Durante las últimas semanas de Fideo, ella solía mirarme mientras las compuertas abiertas me inundaban y yo lloraba como una niña por su imparable proceso de deterioro provocando niebla, flashbacks por las pérdidas que había sufrido y no había llorado... muchos años atrás.

Entre otras, la pérdida de mi perro… atropellado por un coche, viéndolo morir cuando yo era solamente una niña. Mucha limpieza para hacer. Esta pérdida evocó muchas otras antiguas pérdidas. Bien. ¡Qué pensamos que sabemos cuando somos tan jóvenes!

Sobre hacer EFT con animales: ¡Ella me aseguró que los animales le avisarán cómo hacerlo y si lo que usted dice es aceptable para ellos o no! ¡Exitazo! Dando tapping a lo largo de su columna, diciendo cosas como "soy un gato genial y mi madre me ama" o "aunque yo tenga este cáncer, decido estar libre de incomodidad y disfrutar cada momento de mi vida" nunca causó ninguna resistencia. Sin embargo, cuando insistí que su cuerpo podría dejar de producir todo el fluido que necesitaba ser drenado, ella me gruño, aclarándome así que no quería que yo continuara.

Sobre comer: ¡Si usted no puede comer por alguna razón… tome unas lengüeteadas de mantequilla o crema durante el día… y observe cómo eso vuelve a poner la chispa en sus ojos!

Al final vine a comprender que llorar por un animal no es diferente de llorar a una persona. Esto provoca absolutamente el mismo dolor y la tristeza que uno siente cuando pierde a una persona cercana. ¡Que bueno tener EFT para ayudarnos a pasar por ello!

Amor para todos,
Baerbel Froehlin, Entrenadora e Hipnoterapeuta

Traducido por Ana Maria León - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif