EFT calma un “Caballo que se espanta”


Para ser más efectivos en los casos difíciles, a menudo dije que debemos “salir del medio” y dejar que trabaje la sanación. “A TRAVES de nosotros más que POR nosotros”. Esto nos permite trabajar con lo mejor de nuestra intuición y con frecuencia provee introspecciones que no se nos dan normalmente. Laila del Monte es una “comunicadora con los animales” que se gana la vida operando con los animales sobre este principio. Su artículo muestra lo que es posible en este ámbito.


Por Laila del Monte

Primeramente, les presento una nota que recibí del dueño de caballos, K.O. de California:

"Monet, mi yegua de 12 años se asustaba terriblemente ante cosas que nadie más podía ver, pero los doctores decían que sus ojos estaban bien. Monet se entrenaba con uno de los mejores entrenadores de la Costa Oeste, pero nadie podía hacerla superar esos sustos. Entonces encontré a Laila. Ella me dijo que el mío era un caso difícil y no prometía nada. Laila curó a una yegua (Monet) que no era divertido montar. Ahora no sólo me gusta montarla, sino que tenemos una relación nueva y amorosa.”

Cuando me llamaron por Monet yo no tenía muchas esperanzas. Su conducta era imprevisible. Ella se espantaba súbitamente con algunas cosas y se comportaba de la manera más extraña. Esto era peligroso para la persona que la montaba y así los que la tenían ya estaban dispuestos a venderla.

Cuando me comuniqué con ella encontré que era una yegua sumamente sensible y nerviosa. Era en cierta forma una animal muy especial a causa de sus sentidos tan desarrollados, pero era difícil para ella llevar una vida “normal” como caballo. También se sentía sola y desconectada a pesar de que la cuidaban bien. En realidad, ella podía percibir cosas que nadie percibía; lo llamaré energías.

Pero también podía ver cosas que no estaban allí realmente. Especialmente cuando ella salía por los senderos. Y eso la asustaba hasta descontrolarla. Era un miedo real, no solamente un problema de comportamiento. Me dijeron que el veterinario había revisado sus ojos y que estaban bien. Yo también le miré los ojos y vi que no había nada malo; sólo se trataba de un sentido distorsionado de la realidad. Es como si la frontera entre su percepción elevada y su imaginación estuviera confusa. Ella estaba muy triste, se sentía infeliz y no lo suficientemente buena.

Antes de empezar a trabajar con ella, yo le pedí a su cuidador que no la montara, que sólo caminara con ella y le susurrara dulcemente al oído. Ella necesitaba establecer una conexión. También se esperaba que ella hiciera una calidad de destrezas en competencia que ella no estaba pronta para hacer. Así que pedí que se le concediera tiempo libre para que pudiera relajarse y nosotras pudiéramos enfocarnos en nuestro trabajo juntas.

Comencé a hacer tapping. Todo esto se hace de forma comunicativa, imaginando los puntos en el caballo. Hicimos tapping sobre todas las cosas que ella podía haber visto afuera y cómo la hacían sentir:

Aunque veo esas sombras...
Aunque hay algo que me va a atrapar…
Aunque veo esas figuras a mi izquierda y no sé lo que son…
Aunque esa COSA está sentada en el medio del camino y estoy tan asustada y tengo que parar…
Aunque me siento muy nerviosa cuando salgo… y yo tengo que escudriñar por todos lados para asegurarme de que “ellos” no salen otra vez…

En verdad, esta parte marchó bastante rápido. Me sorprendí al ver cuán fácilmente bajamos a un 0. Entonces hice tapping en la relación con K y la presión que le imponía lo que se esperaba de ella.

Aunque me gustaría hacer lo que K quiere, pero eso no basta…
Aunque no quiero saltar los obstáculos…
Aunque estoy cansada de estar encerrada en esta caja…
Aunque me siento sola y nadie me quiere… (Esto tomó mucho tiempo. Había mucha tristeza y ansiedad al borde de la depresión en su corazón).
Aunque me gustaría complacer a K, pero quiero abandonar…
Aunque no puedo entender por qué todo el mundo está enojado conmigo…

También hice tapping por ella sobre el hecho de saber que querían venderla.

Aunque me siento triste y totalmente sola…

Nos arreglamos para bajar todo a 0. Nunca supe por qué ella veía esas “cosas” ni lo que eran. Desde entonces la relación se ha desarrollado agradablemente.

Cuando comenzamos a hacer tapping, terminamos entrando en las capas más profundas y encontramos emociones pesadas, muchas veces encontramos una tristeza profunda o desánimo, especialmente en los caballos. A veces estas cosas son difíciles de traducir en palabras, yo sólo las siento en mi corazón intensamente, así que hago tapping en el caballo por “este sentimiento” o por “este dolor específico”. Yo no sé dónde está el 0. Yo sólo me doy cuenta cuando se disipa el sentimiento pesado. Hice esto muchas veces con Monet.

Según mi experiencia, EFT ha funcionado mejor con los caballos que con cualquier otro animal. Sin embargo, pienso que el respeto hacia este espléndido Ser Animal muchas veces está ausente. La gente se olvida que son almas libres que estaban acostumbradas a andar en libertad con el apoyo emocional total de una tropa. Olvidamos que ellos necesitan que se les hable y sobre todas las cosas, que se los ame y que están todo el día atrapados en una caballeriza, saliendo quizás solamente una vez por día a hacer un poco de ejercicio, ¡sólo para complacernos!

Laila del Monte

Traducido por Dalila Milicúa

InEnglish.gif