Dos historias de éxitos de EFT con perros: miedo a una aspiradora y una espalda artrítica


Denis Jevon del Reino Unido usa EFT, intuición y creatividad para ayudar a perros con problemas importantes.
Por Denis Jevon

Hola Gary,

Pensé que tú y los lectores podrían disfrutar de estas dos historias perrunas. Hace un poco de tiempo, mi perro Pipkin desarrolló una fuerte aversión (casi una fobia) a nuestra aspiradora nueva. ¡Se puso tan mal que andaba a esconderse cuando yo la sacaba! Así que decidí usar EFT en él.

Le senté delante de mí y empecé a hacer tapping en él encima de la cabeza entre las orejas. Empecé con, Aunque tenga miedo de esa ruidosa aspiradora… Aunque no me gusta la manera en que la aspiradora se mueve…

Después hice tapping detrás de sus orejas, en el punto de las cejas, bajo el punto de los ojos y en los puntos de las clavículas mientras decía, esta asquerosa aspiradora… esta ruidosa aspiradora. Luego mientras hacía tapping en los mismos puntos otra vez, puse las frases en positivo… bonita aspiradora… aspiradora amistosa… aspiradora feliz. Ahora tengo otro problema: no solo Pipkin ya no tiene más miedo de la aspiradora sino que ahora ni siquiera se apartará cuando la estoy usando.

Recientemente me encontré con un dálmata llamado Max. Sus compañeros humanos me trajeron a Max para verme porque había desarrollado un problema con sus patas traseras. Cada vez que Max se excitaba y tiraba de su correa, sus patas traseras fallaban. Inmediatamente sospeché de un problema en la parte baja de la espalda y mientras Max pasaba andando a mi lado, le puse mi mano en la parte baja de su espalda.

Mi corazón se hundió cuando sentí una horrible rejilla en su parte baja de la espalda. Le examiné cuidadosamente y luego me volví hacia su compañero Malcolm y le dije “me temo que tiene una amplia artritis en su parte baja de la espalda, no estoy seguro de que pueda solucionarlo pero probaré un poco de EFT”

Primero hice algunos puntos de acupresión para calmar a Max y entonces empecé a hacer tapping debajo del punto de los ojos, mientras pensaba acerca del problema en su espalda (no lo verbalicé, solo pensamientos). Seguí durante cinco minutos haciendo tapping en una cantidad de puntos que vinieron a mí intuitivamente y al mismo tiempo simplemente pensé positivamente acerca de la curación de su espalda.

Le dije a Malcolm: “no sé qué resultados obtendremos pero si ayuda, llámame y podemos tener otra sesión” Recientemente he visto a Max por tercera vez y no puedo encontrar artritis, ningún efecto de molinillo de café en su espina dorsal, y ¡anda normalmente! Algunas veces, no sabemos qué pasa en el proceso de curación, pero ¿importa? Max ahora está bien y yo estoy complacido.

Solo recuerda, algunas veces incluso si no puedes pensar en un camino de salido, simplemente usa la intuición, y con frecuencia funciona.

Brillantes bendiciones.
Denis Jevon

Traducido por Juan Carlos Vega Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif