EFT para sanar a nuestros animales de compañía

Marlene Marion comparte con nosotros sus ideas (y ejemplos) sobre cómo usar EFT con animales de compañía.
Por Marlene Marion, EFT-ADV (EFT-Avanzado)

Hola Gary:

Este es un artículo que escribí para mi boletín, y pensé que tal vez te gustaría compartirlo.

EFT para sanar a nuestros animales de compañía

Personalmente creo que nuestros animales de compañía son las criaturas más maravillosas que Dios nos ha dado. Ahora que comprendo EFT y su espíritu, pienso que cuando un animal padece una enfermedad, de alguna forma, sin querer, se la hemos creado nosotros.

Estas son palabras mayores, sin embargo, pienso que los animales viven en el presente, y son amor en sí y por sí mismos. Les encanta quererte y estar contigo. Al tratar de adiestrarles y vivir con ellos, a veces inundamos con mucha negatividad a nuestros queridos animales. Siento que esto daña su esencia, su aura, y su vibración pasa de ser positiva a algo inferior. Una vibración inferior conlleva enfermedad. Necesitamos elevar nuestra vibración para estar sanos.

César Millán, "El encantador de perros" de televisión, cuando entrena a un perro, nunca eleva la voz, nunca amenaza, nunca castiga. Usa energía. Los animales de compañía también parece que sanan más rápido que nosotros porque son tan indulgentes. EFT es una herramienta muy poderosa para usar con nuestros animales de compañía - ¡los resultados pueden ser dramáticos!

Sea cual sea la enfermedad del animal - un bulto, alergia, artritis, diabetes - puedes corregirla con eficacia con tan sólo usar EFT. Aunque hable de perros, esto funciona con cualquier animal de compañía.

Duke, un rottweiler tenía una pata mal y cojeaba; en ocasiones simplemente se desplomaba y se arrastraba con las patas delanteras. Ni Maureen, la dueña, ni su veterinario habían sido capaces de hacer nada por él.

Yo le hablé e hice tapping en Duke alrededor de sus ojos, en su coronilla y bajando por los lados de sus patas delanteras hasta llegar a sus pezuñas. Entonces hice tapping hacia arriba hacia su cabeza, y esta vez bajé por su espina dorsal y hacia abajo por sus patas traseras hasta las pezuñas. Ahora bien, puedes hacer este tapping en un lado solamente cada vez o en ambos a la vez.

Aunque tengo mal esta pata izquierda trasera y me hace cojear, se me quiere y soy un buen perro.
Mi pata se está curando sola, y yo soy un buen perro.
Aunque me caigo y no puedo correr como solía, me amo a mí mismo totalmente y soy un buen perro.
Aunque me duele la pata izquierda trasera, soy un buen perro, y mi dueña/mami me quiere.

He visto sanaciones milagrosas en muchas ocasiones con este método simple. Mientras hago tapping a veces me vienen otras palabras y las uso. Tú puedes hacer lo mismo - simplemente presta atención a lo que se te ocurre – es tu intuición diciéndote algo que el perro necesita oír.

Pasé media hora con Duke, y le di instrucciones a Maureen para que hiciese lo que yo había hecho, al menos dos veces al día, y que observase los resultados. Maureen hizo tapping durante 5 días, y notó que cada día su caminar parecía más fuerte y mejor. Después de 2 semanas su querida Duke ya corre y juega como solía hacerlo.

Deberías hacer esto (dependiendo de la gravedad) al menos dos veces al día hasta que se recupere del todo. Sé persistente. Déjate llevar por la creatividad en tus palabras si no ves ningún cambio en un par de días.

Otro ejemplo: un perro con la parvo iba a morir en unos días. La parvo es una enfermedad viral que ataca al intestino y al sistema inmunológico. Le di instrucciones a una cliente por teléfono sobre cómo hacer tapping y qué decir, y le dije que lo hiciese al menos 10 veces al día, y que fuese persistente.

Aunque no puedo retener nada de comida en mi estómago, soy un buen perro
Aunque mi sistema inmunológico no funciona bien, soy un buen perro
Aunque mi intestino está mal, soy un buen perro, y soy muy amado
Aunque tengo la parvo, soy un perro genial, y mi familia me ama y yo me amo.

Di este tipo de cosas mientras haces tapping sin parar alrededor de los ojos, el hocico, la garganta, y alrededor de la cabeza, y luego baja por las patas delanteras hasta las pezuñas. Después de vuelta arriba, y haces tapping por la espina dorsal, bajando por las patas traseras hasta las pezuñas. Yo recomiendo hacer tapping también alrededor de la zona de la tripa. Tengo que decir que Corky ha superado la parvo, está sana de nuevo, y lo ha estado desde hace 2 meses. ¿No es alucinante?

Nota:
También te aconsejo encarecidamente que uses comida de buena calidad, que sea orgánica y no tenga trigo ni maíz, puesto que esto es perjudicial para los animales y para su hígado. Y por supuesto, si los pesticidas y hormonas son perjudiciales para nosotros, creo que lo son aún más para ellos. Yo uso comida orgánica para mi perro y para mí siempre que es posible.

Con muchísimo amor,
Marlene Marion

Traducido por Ana Saval-Badía Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif