Cómo los gatos llegaron a ser el fondo subyacente del problema de dolor de cintura - AHEFT


Tenemos una montaña de evidencia en nuestro sito Web que las emociones, no los mecanismos, son los contribuyentes más grandes del dolor de espalda. Aquí tienen un ejemplo más; éste nos viene del Dr. Kay Heaston.


Por Dr. Kay Heaston, EFT-ADV

¡Es asombroso cómo podemos cambiar del tema de dolor de cintura al tema de dos hermosos gatos! Fue una lección para mi y primera experiencia con EFT para Carolina (no es su verdadero nombre). Resultado de imagen para gatos

Carolina apenas se había mudado a Columbus, Ohio de la Florida. Llegó a nuestras oficinas quejándose de dolor en su cintura. Ella había oído de Network Spinal Análisis (una técnica muy sutil de Quiropráctica que rompe los patrones en el sistema nervioso) y vino en busca de un terapeuta. Ella encontró un terapeuta que le encanta el uso de EFT.

Ya que había venido a nuestras oficinas situadas en Columbus, y a veces estoy ocupada con cuatro personas a la vez, decidí primero hacer una sincronización de sus energías. Después de que la sincronicé, Carolina se levantó, me vio a los ojos y dijo, “¡Quiero alivio completo!” Fue insistente y siguió repitiendo, “¡Tengo que tener alivio hoy!”

Le expliqué cómo trabaja el sistema nervioso, cómo ella sí obtuvo algún alivio, cómo ella necesitaba ponerse una bolsa de hielo, mantenerse en movimiento, no sentarse por largos periodos, y regresar esta misma tarde para otra sesión de sincronización. Se puso tan insistente de que ella necesitaba alivio que por fin le dije que caminara un poco, tomara un vaso de agua, y trabajaría con ella lo más pronto que mi horario me lo permitiera. Parecía estar contenta con ese plan.

Su espera fue de veinte minutos. Para entonces yo ya sabía que iba a usar EFT. Ella nunca había escuchado la palabra, pero sabía que acupuntura sin agujas parecía una cosa buena. Antes de que empezáramos hacer tapping, ella reportó que su dolor de cintura estaba en una intensidad de 8 en la escala de 0 a 10. Inicialmente hicimos tapping sobre, Aunque solo levanté unas pocas cajas y mi espalda me duele… y su nivel de intensidad se fue a un 7 de 10.

Le pregunté si alguna otra cosa se le venia a la mente. Me vio y con gran entusiasmo exclamó, “¡Yo sé lo que es! Esto se trata de mis gatos.” En ese momento se le llenaron los ojos de lágrimas. Me contó que había tenido que llevarlos a la Sociedad Humanitaria antes de la mudanza. Eran tan hermosos que la señora le dijo que no tendrían problema en encontrarles un nuevo hogar. Aunque tuvo que deshacerse de sus gatos para mudarse a Ohio, ella se sentía (en sus propias palabras) culpable y triste. Hicimos dos rondas más sobre la culpabilidad y tristeza acerca de los gatos. Se quedó asombrada que su alivio estaba completo. Su dolor de espalda era un cero y su dolor emocional por los “gatos” era un cero.

Su primera experiencia con EFT la convenció para anotarse para mi próximo taller. La lección para mi fue que yo necesitaba escuchar, escuchar, escuchar lo que mis clientes están diciendo.

PD: Han transcurrido dos meses y Carolina reporta: No hay dolor, no hay culpabilidad o tristeza, y además ha andado moviendo cajas mientras arregla su nueva casa. ¡Bravo para EFT y Carolina!

Dr. Kay Heaston, EFT-ADV

Traducido por MMc

InEnglish.gif