EFT calma a un caballo herido y a su entrenador - AHEFT

Los amantes de los caballos pueden aprender mucho de la experiencia de Cynthia Elliot, ella describe todo desde la compenetración con el animal hasta “los puntos de tapping del caballo” y sus propios miedos.


Por Cynthia Elliott

Querido Gary,

En los pasados tres años he usado EFT en mi misma, y como médico, en un gran y amplio rango de circunstancias y retos. Una de las más gratificantes para mí ha sido usarla con animales, particularmente caballos. He leído muchos artículos inspiradores en tu sitio Web y quiero enviar lo siguiente con la esperanza que sea de ayuda para otros, de dos y de cuatro patas.

Esto es sobre mi experiencia de usar EFT en un caballo con un corte profundo en una de sus patas traseras y su miedo y resistencia sobre que cualquiera se acercara a su herida.Imagen relacionada

La veterinaria lo había visto el día anterior para chequear y limpiar el corte. Su asistente estaba sosteniendo la pata delantera de “Buddy” sobre el suelo en un intento de prevenir que se moviera libremente, pero continuo dando patadas y saltando durante el proceso.

Yo sabía que esta era una oportunidad para enfrentar mis temores de ser herida mientras que manejo la herida de su pata trasera yo misma.

En mi experiencia, la confianza y compenetración son tan esenciales para curar a nuestras compañías animales como lo son para sanar dentro de cualquier relación. Así, que planeé empezar con un masaje, que era familiar y muy apreciado por este caballo de 29 años. Aprendí un montón sobre como se estaba sintiendo mientras que calladamente lo observaba y lo masajeaba.

Luego, después que se relajó, vi que su cabeza se bajó y sus ojos se suavizaron, yo podía usar EFT, también familiar para el, y tremendamente útil en el pasado con una variedad de retos.

Antes de ir al pasto donde encontraría a Buddy y los otros dos caballos castrados, hice varias vueltas de EFT en mis propios sentimientos y preocupaciones:

Aunque yo sienta miedo, preocupada que me pueda herir después de ver a este gran caballo hacer saltos ayer, yo profundamente y completamente acepto todas mis emociones sobre eso

Aunque yo me sienta triste sobre hacer esto sola cuando deseo ayuda…

Después de un minuto o más de hacer tapping y enfocarme en mis sentimientos y retos, finalicé con un par de rondas positivas incluyendo, Yo elijo liberar esta tensión y sentirme relajada y calmada… Yo elijo dejar que sea fácil… Yo elijo moverme a través de esto gentilmente y calmadamente.

Encontré algunas cosas interesantes y no esperadas que surgieron. Hice tapping por varias rondas de acuerdo a lo que se había liberado en mi conciencia sobre mis miedos y resistencia. Tomé una profunda y suave respiración profunda y revisé mi propia energía. Me sentí más liviana, más abierta, un ligero hormigueo, como si hubiera movido algunos bloqueos y miedos de mi sistema. Me sentí energizada y con el ánimo sutilmente arriba. Sentí los deliciosos e inspiradores sentimientos de Esperanza y Posibilidad.

Cerré mis ojos y finalicé con un poco de tapping intencional, mirando a mi misma relajada y al mismo tiempo enfocada, con confianza y al mismo tiempo sensible. Finalicé empacando y me dirigí al pasto.

Buddy me reconoció y luego me dio la bienvenida en su zona de comodidad. Intercambiamos saludos, un pequeño chisme sobre los otros caballos y hablé sobre la hermosa mañana. Lo masajeé con una caricia amplia y lenta por debajo de su cuello y a lo largo de su espalda y caderas. Me moví hacía su pata izquierda trasera y pie, tomándome mi tiempo empecé a hacer tapping en los puntos Ting; una serie de puntos que se distribuyen uniformemente alrededor de la banda de corona de los caballos que localizada exactamente por encima de la pared del casco. Las frases de preparación hablaron sobre su miedo al dolor que el podría experimentar cuando limpiara su herida.

Luego empecé a hacer tapping con la palma de mis manos o con todos los 4 dedos de cada mano, firmemente arribo y abajo de sus piernas, y luego alrededor de su pecho. El se paró muy quieto y parecía que estuviera notando un cambio en el flujo de la energía o algo, se estaba relajando.

Luego hice tapping gentilmente a lo largo de su columna y el se mantenía quieto y calmado, la cabeza un poco hacía abajo y sus ojos suaves. A medida que hacia tapping y en silencio le preguntaba que sentía, sentí sentimientos de tristeza y de “no merecer” y otros problemas emocionales. Yo hice tapping en lo que supuse el podría expresar sobre situaciones en su vida de las que yo era conciente, y sobre las que podría sentirse triste, herido o asustado.

Por razones de salud, el tuvo que ser separado de su dueña amorosa. Ella vive en otro estado donde el creció por muchos años siendo un saltador ganador de títulos, y querido acompañante y amigo de su dueña. Era emocionalmente difícil para él y su dueña que tuvo que trasladarlo a el del clima cálido en el que vivía, a un clima más fresco para vivir sus últimos días tan cómodamente fuera posible.

Hice tapping en los puntos Ting de nuevo, manteniéndome en cada casco por una o dos rondas de EFT, diciendo cualquier cosa que surgiera en mi cabeza que yo imaginaba que el pudiera expresar sobre su estrés físico o emocional.

Acariciando gentilmente su pecho, me dirigí a la continua curación del área del absceso en su pie de su pata frontal izquierda, y la saludable regeneración de sus cascos desde sus huesos hasta las paredes.

Aunque la medicina veterinaria no haya visto mucho de esto antes, Yo estoy dispuesta a tratarlo de todos modos.
Aunque parezca imposible, y la mayoría diga que así es, estoy dispuesta a probarlo.

Cuando volví donde estaba la herida en su pata izquierda trasera, el se paró calmadamente y primero me dejó limpiar el área por debajo del corte y pude irrigar el área herida, limpiándola bien. En un momento que empecé a enjuagar el área, el empezó lentamente a tensionarse. Hice tapping en mi misma como en sustitución para cualquier sensación que fuera nueva, o rara, y por lo tanto estresante y que causa confusión. El inmediatamente se relajó, bajando su cabeza y me dejo enjuagar e irrigar la herida. Me tomé mi tiempo y el estaba muy tranquilo y calmado.

Continué limpiando y chequeando la herida diariamente sin ningún problema por parte de Buddy. La herida curó extraordinariamente rápido.

Desde entonces a Buddy le creció un nuevo casco, reemplazando el aplanado que tuvo por años por una versión más apropiada para el. Aunque los caballos salvajes hacen esto cuando lo necesitan, creo que EFT aceleró el proceso considerablemente.

En Gratitud,
Cynthia Elliot

Traducido por Camilo Buitrago Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif