El Dr. Fred Feldstein elimina los problemas de fobia a los perros y enuresis nocturna de una niña de 7 años


El trabajo de EFT del Dr. Fred Feldstein con el miedo a los perros de esta niña pequeña fue una de nuestras deliciosas "maravillas en un minuto". Sin embargo, en contraste, el problema de enuresis nocturna tenía muchas facetas y necesitó varias sesiones. Después de perseverancia, el Dr. Feldstein dice: "Finalmente, entre la 2ª y 3ª semanas de trabajo con ella, fue capaz de llevar ropa interior de niña mayor por primera vez en su vida y dejó de mojar la cama".
Por el Dr. Fred Feldstein

Hola Gary,

Deseo compartir contigo dos sorprendentes historias de éxito con la misma niña de siete años. Una fue una maravilla en un minuto y el otro problema necesitó un poco de insistencia.

Brianna es la paciente de un colega con quien comparto el despacho. Un día me llamó la atención que Brianna tenía una fobia severa a los perros desde que tenía dos años. Le dije a su madre que yo podría ser capaz de ayudarla con una técnica que uso la cual se dirige a la sobrecarga emocional que Brianna probablemente tenga con los perros.

Su madre me contó la historia de cuando Brianna tenía dos años, le gustaban los perros, no les tenía miedo, hasta que un día llamó a uno para acariciarlo y el perro en su excitación la tiró al suelo y se enredó con Brianna y costó un rato desenredarlos.

Desde aquel trauma, Brianna ha tenido una fobia total de los perros hasta el punto de que si se la da a escoger que se le acerque un perro o escaparse corriendo hacia el tráfico, Brianna se dirigía hacia los coches.

Trabajé con Brianna aproximadamente quince minutos y seguí comprobando la intensidad de su miedo imaginado a los perros. Después de quince minutos, dijo que casi era cero pero, con siete años, es difícil decirlo. Así que le dije a su madre que se fueran a casa y lo comprobaran.

En una hora después de salir de mi oficina, recibí una llamada de la madre de Brianna diciéndome que tan pronto como Brianna llegó a casa, uno de los perros del vecindario estaba afuera. Normalmente, esto hubiera hecho que Brianna se fuera corriendo a meterse en casa, pero no esta vez. Brianna acarició al perro y le dio de comer con la mano por primera vez en cinco años.

Más tarde ese mismo día, Brianna y su madre fueron a casa de la tía de Brianna quien tenía un perro muy grande, que durante los últimos cinco años lo encerraban cada vez que Brianna visitaba. Pero esta vez Brianna se encontraba a gusto con el perro afuera e incluso jugó a pelota con el perro y le sacó una pelota de la boca.

Su madre estaba tan impresionada que me pidió si podía ayudarla con su problema de enuresis nocturna. Le dije que me encantaría probarlo.

De todos modos, la primera vez que volvió, trabajamos directamente con la enuresis. La envié a casa y le dije a su madre que observara cómo le iba. Su madre me llamó dos días más tarde y dijo que no funcionó.

La primera noche después de trabajar juntos, estaba seca, pero siempre estaba seca en la casa de su abuela, pero a la siguiente noche al volver a casa a su propia cama, ella mojó la cama.

¡HMMMMM! La bombilla se prendió y la siguiente vez que volvió Brianna, le pregunté de qué tenía miedo en su propia habitación. Ella dijo: "de los monstruos en el armario". Así que hicimos tapping sobre ello: Aunque tenga miedo de que los monstruos en mis armarios vayan a cogerme, aún soy una chica fenomenal.

Su nivel de intensidad bajó un poco pero volvió a subir la próxima vez que la vi. Durante las siguientes cinco visitas de un total de siete, también nos libramos de su miedo de que gente mala fuera a dañarla y a raptarla, así como otros miedos, pero se necesitó mucha insistencia para conseguir que todos se eliminaran.

También hice que su madre le hiciera tapping a Brianna antes de irse a la cama. Su madre estaba despertándola cada noche para llevarla al baño para que se levantara seca, pero la pobre niña estaba agotada. Finalmente, entre la segunda y tercera semana de trabajar con ella, fue capaz de llevar ropa interior de niña mayor por primera vez en su vida y ¡ya no más mojar la cama!

¡Qué niña tan feliz y radiante! Fue un sentimiento muy gratificante el que pudiera hacer tal diferencia en la vida de esta hermosa niña con EFT.

Dr. Fred Feldstein

Traducido por MMc

InEnglish.gif