EFT es usado para calmar a una niña en su fiesta de cumpleaños


Kim Eisen nos da una manera práctica de utilizar EFT para ayudar a una niña a superar un evento traumatizante. Este podría parecer menos importante que otros traumas y enfermedades graves, pero hacer esto con constancia le permite al niño crecer con muchas menos cargas emocionales que con las que crecería de otra forma. Para mí, este es un gran beneficio. Hay muchos usos para esta idea descrita brevemente.
Por Kim Eisen

Hola Gary,

Este fue un éxito con un evento triste. En la fiesta de cumpleaños de una niña de 8 años, noté que ella estaba triste y más tarde la encontré llorando en su habitación. Parece ser que una de sus tías favoritas no había venido a la fiesta (ni sus primos) porque estaba enojada con la abuelita. La niña sentía que no le importaba a su tía y que no la quería y por supuesto, no podía entender por qué su tía no podía estar allí.
Le pregunte si le gustaría sentirse mejor y ella me dijo "sí". Me senté en la cama y le dije que ella tenia botones mágicos y que les íbamos a hacer tapping para que se sintiera mejor. Le dije que ella podría repetir lo que yo decía y hacer lo que yo hacía. Le pregunté si yo podía hacer tapping en ella primero para que pudiera sentir como se sentiría cuando ella misma se hiciera el tapping.

Comenzamos con:

Aunque estoy realmente triste, soy una niña buena.
Aunque mi tía no vino, soy una niña buena.
Aunque lastimó mis sentimientos, yo me amo total y completamente y soy la niña más buena de todo el mundo.

Hicimos varias rondas de esto y ella respiró profundamente. Le pregunté como se sentía y me dijo "bien".

Entonces, solamente quería salir y jugar. Me quedé en la fiesta por el resto del día y ella estaba jugando y divirtiéndose como si nada hubiera sucedido. Esto es lo maravilloso con los niños; ellos saben cuando han sido sanados o neutralizados y continúan con su vida.

OH, PD. - cuando salimos, ella tenía que mostrarle a su padre y madre sus botones mágicos y decirles lo que hacen muy emocionada. Su madre me miró extrañada, pero su padre le dijo que cualquier cosa que yo le dijera estaba bien porque siempre sería la verdad, (viniendo de un hombre de pocas palabras- por supuesto, me sentí honrada).

Kim Eisen

Traducido por Maria T. Shehata

InEnglish.gif