Usando EFT para problemas en las relaciones –un caso detallado

Muchas gracias a Deborah Miller PhD de México por darnos todos los detalles y el lenguaje usado en un caso relacionado con una relación importante. Todos mantenemos relaciones, por lo que este artículo seguramente nos beneficiará a todos.


Por Deborah Miller PhD

Gary:

Tuve la más hermosa experiencia al ayudar a un amigo mío y a su esposa. Todavía son recién casados, ya que se casaron hace menos de un año. Ellos estaban pasando por una etapa difícil relacionada con la comunicación y con encontrar una dirección para su vida en común. (Esto puede resonar con otras parejas, sean recién casadas o con varios años de matrimonio).

Trabajé por separado con cada uno de ellos con EFT para liberar sus bloqueos individuales. Incluí la información detallada y la mayoría de los diálogos que utilicé en diversas sesiones, para dar una idea más completa del proceso que tuvo lugar. Este artículo muestra cómo trabajar individualmente con cada parte de la pareja resulta de utilidad para la relación.

Aprecio la disposición de mis amigos (cuyos nombres he cambiado) para compartir su historia con la esperanza de ayudar a otras parejas a mejorar sus relaciones, mediante la liberación de sus viejas historias y detonadores.

Namaste
Deborah Miller, Ph.D.

PARTE I

Muchos problemas maritales ocurren cuando las partes no se comunican bien debido a que cada quien está escuchando a través de su propio filtro personal creado por sus experiencias de vida. En este caso, Mary ha padecido depresión por años. Hay días en que no se quiere levantar de la cama y no tiene deseos de hacer nada. Se siente perdida, deprimida, sin esperanza, y siente que las cosas siempre serán así y ella nunca será suficientemente buena. Esta incapacidad para cambiar ha sido muy difícil para su esposo, Gary. Él repetidamente le dice que sí hay esperanza, y que él está ahí para darle su apoyo, y le sugiere formas en las que él mismo ha recibido ayuda, etcétera. Quiere ayudarle a sentirse mejor, pero ella no está lista y no quiere utilizar los métodos que él sugiere simplemente porque a él le funcionaron. Finalmente él llegó a la conclusión de que su esposa requería algo diferente para ayudarla a sentirse mejor. Con este conocimiento, así como la liberación de sus viejas reacciones (ya las conocerán más adelante) mediante EFT, pudo continuar apoyándola pero sin presionarla.

Durante una conversación telefónica con mi amigo Gary, él habló de lo difícil que estaba resultando la relación con su esposa en ese momento. Ella era tan infeliz la mayoría del tiempo y ellos no lograban comunicarse bien, por lo que ambos sentían que la distancia entre sí crecía. Les ofrecí hacer algo de EFT con Mary si ella estaba dispuesta. Bueno, en ese momento ella entró en la habitación (me encantan esas sincronicidades) y Gary le pasó el teléfono. Hablamos un poco y le platiqué sobre EFT y acerca de mi ofrecimiento de sostener una sesión con ella. Me dijo que siente como si estuviera atrás de una pared. Cuando le conté la forma en que EFT me ayudó a mí a liberarme de mis propias paredes y de mi depresión, ella se entusiasmó con respecto a intentarlo.

Me explicó que en su pasado había asistido con un psicoterapeuta, pero se percató de que la dejaba sintiendo el temor de que sin importar lo que hiciera, nada funcionaría. Ella creía que era culpable de que la terapia no funcionara. Creía que asistir a más sesiones confirmaría que nunca iba a ser suficientemente buena.

Le pedí que me contara acerca de algún tiempo en el cual ella sintiera no ser suficientemente buena. Mencionó cuando volvió a la iglesia donde solía ir. En esta iglesia las personas nuevas o que regresan, se presentan. Así lo hizo, diciendo su nombre, y diciendo ser hija de “mencionó el nombre de su madre”. Lo hizo así debido a que la mayoría de los allí presentes conocían a su madre. La mujer que conducía la sesión le dijo que todavía no había entendido que ella era una persona individual. Mary se entristeció porque sentía estar haciendo lo correcto al volver a la iglesia, pero que no lo estaba haciendo bien ya que no podía ni siquiera presentarse correctamente.

El nivel de intensidad de 0-10 estaba en cuatro. Le ayudé a hacer tapping con respecto a este tema aún cuando la escala de malestar era baja como para darle una idea de lo que era EFT. Hicimos una ronda y el nivel de intensidad bajó a cero. En este punto, estaba entusiasmada porque no sentía nada de la tristeza o la crítica a las que se había estado aferrando. En este punto le pedí que me hablara con mayor profundidad acerca de lo que le estaba molestando.

Dijo que sentía como si hubiera una pared frente a ella, que se erigió por una razón que no recuerda y que todas sus pequeñas heridas se han acomodado sobre aquélla primera. Le pedí que describiera la pared. Dijo que era roja y de ladrillo. Le pregunté que si era alta, u oscura, o mohosa, pero dijo que no podía ver porque estaba realmente pegada a la pared y que sólo lograba ver alrededor de 20 ladrillos. Entonces le pregunté lo que sentía cuando veía la pared. Dijo que constricción, confinamiento, tristeza e inhabilidad para funcionar. El nivel de intensidad era de 8.

Hicimos tapping con lo siguiente:

Aún cuando tengo esta pared de ladrillo frente a mí, soy una buena chica.
Aún cuando sólo puedo ver 20 ladrillos a mi alrededor, me amo y me acepto.
Aún cuando me siento tan constreñida, confinada, triste y atrapada, me amo y me acepto profunda y completamente.
No puedo moverme.
Estoy incapacitada para funcionar.
Estoy atrapada.
Me siento deprimida.
Esta pared de ladrillo.
Confinada.
Atrapada.
No puedo moverme.
Puedo ver los ladrillos frente a mí.
Puedo respirar.
Estoy menos constreñida.
No estoy atrapada. Puedo moverme.
Puedo moverme.
Está bien moverme.
Me amo y me acepto a mí misma.
Soy una buena chica aún cuando no puedo recordar la razón por la cual se erigió la pared.

El nivel de intensidad bajó a 5. Dijo que podía ver que la pared iba muy lejos hacia la derecha e izquierda, pero que es realmente delgada. Sabía que no tenía que darle la vuelta. Sólo tenía que atravesarla.

Continuamos con lo siguiente:

Aún cuando la pared todavía existe, puedo hacer un hoyo en ella.
Aún cuando la pared va muy lejos hacia la derecha y la izquierda, me amo y acepto a mí misma.
Aún cuando la pared es delgada, yo estoy bien.
Aún cuando la pared está ahí, sé que es delgada porque ahora pude hacerme para atrás y observarla. Estoy lista para ir más allá de la barda.
La barda se erigió en un tiempo en que la necesitaba, pero ahora estoy lista para dejarla atrás.
Agradezco a la barda por estar ahí cuando la necesité.
Soy una buena chica aún cuando no puedo recordar la causa por la que se erigió la barda.
Estoy segura.
Está bien avanzar.
Puedo derribar la barda. Es seguro. Llamo a los ángeles y a Gary para que me ayuden y me apoyen.
Estoy segura. Estoy bien.
Puedo derrumbar algo de la barda. Cinceleo y le agradezco a la barda por ayudarme cuando lo necesitaba. Soy una buena chica.
Cinceleo y sé que soy una buena chica. No hice nada malo. Lo que me haya pasado y lo que haya visto, no fue mi culpa. Soy una buena chica.
Ya no estoy atrapada. Puedo moverme.
Soy una buena chica.
Puedo retomar mi poder ahora. (Le pregunté que cómo era y ella se lo imaginó como el aire).
Recupero todo el poder que alguna vez le haya dado a cualquiera. Es mío.
Se siente bien recuperar mi poder. Amo tener mi poder.
Se siente bien tener mi poder. Llena mi plexo solar.
Soy feliz. Soy libre.

El nivel de intensidad bajó a 3. Dijo que ahora podía ver cómo la barda había servido su propósito y podía dejarla ir ahora. Sentía que podía cincelear un hoyo en la pared. Se sentía más libre, más esperanzada, y que podía recuperar su poder. Sabía que aún estaba allí, que había más trabajo que debía hacer, que sería a largo plazo y que tomaría tiempo ya que si se desaparecía rápidamente, entonces ella sería estúpida por haberla mantenido por tanto tiempo.

Le pregunté que si realmente creía que debía tomarle un largo tiempo y ella dijo que sí. Le dije que yo no lo creía, que esto era una creencia también. Dije que creo que la pared puede caer rápida y fácilmente. Si realmente caía rápidamente, eso no indicaba que ella fuera estúpida, simplemente que la pared necesitaba estar ahí hasta que ella estuviera lista para dejarla ir. Todo pasa en el momento perfecto.

Continuamos haciendo tapping con la secuencia siguiente:

Aún cuando la pared todavía está ahí, estoy bien. Soy una gran persona. Estoy lista para avanzar.
Aún cuando esa pared estuvo ahí por tanto tiempo y me sentiría estúpida si cayera en unos cuantos minutos, sé que eso no es verdad. Ha estado ahí durante el tiempo necesario. Y cuando esté lista, puede desaparecer.
Aún cuando no quiero sentirme estúpida por aferrarme a ella por tanto tiempo, me amo y acepto a mí misma.
La pared sigue ahí.
Siento que costará trabajo.
Siento que tiene que ser así.
Esas son mis viejas creencias.
Creo que no puedo hacer nada bien, así que cómo podría deshacerme de esta pared tan rápidamente.
Esta es una vieja creencia también.
Elijo nuevas creencias. Elijo creer en mí misma.
Elijo sentirme bien. Elijo soltar esta pared.
Elijo hacerlo fácilmente. Es divertido hacer algo nuevo.
No soy nada estúpida. Soy muy sabia.
Elijo cincelear un hoyo más grande.
Es seguro para mí hacerlo. Está bien hacerlo rápidamente.
El universo está cambiando más rápidamente ahora, y yo también.
Me gusta hacer cambios. Me gusta estar a cargo de mi vida.
Me gusta sentirme bien acerca de mí misma. Me gusta divertirme en la vida.
Me gusta tener esperanza.
Tengo esperanza. Confío.
Disfruto mi vida sin esta pared. Es seguro.

Cuando terminamos de hacer tapping su nivel de intensidad era cero. Ella estaba alegre y afirmó haber atravesado la pared. Le pregunté qué se sentía ahí. Dijo que era realmente soleado y pacífico. Había más personas pero ella no las veía. Gary estaba ahí. Dijo haber estado sola detrás de la pared, pero ahora había otros con ella.

Estaba tan entusiasmada y feliz de haberse movido tan rápidamente a través de la pared que había existido durante años. Aún cuando nunca encontramos la razón por la que la pared fue erigida en un principio, resultaba suficiente reconocer que había sido erigida en un tiempo en que fue necesaria, y podía derribarse cuando ya no lo fuera. Así que ella la soltó y avanzó.

Recibí un mensaje telefónico de su esposo más tarde esa noche diciendo que llegó a casa (había salido a una junta en el momento en que empezamos a hacer EFT) y se encontró con una nueva mujer, una feliz y jubilosa mujer. Sobra decir que cuando el tiempo es adecuado, todo puede cambiar fácilmente.

Parte 1 traducido por Ana Paula Aguirre Hall - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

PARTE II

Mary y yo tuvimos otra sesión de EFT juntos como una semana después. Aunque el muro se había venido abajo (y no había vuelto), había otras cosas que afectaban su relación. (Oh, las expectativas que tenemos de las relaciones, y lo que hacemos cuando éstas no se cumplen, pueden llevarnos a tener problemas en nuestras relaciones.)

Mary me dijo que se sentía un poco entrampada. Ella sabía que tendría mucho trabajo por hacer personalmente, pero al casarse esperaba contar con apoyo y compañía para solventarlo. Ella sentía que al casarse llegaría a conocer a la otra persona, lo que le hace feliz, lo que le pone triste, lo que le hace ser quien es. Su queja era que su esposo simplemente es feliz y está contento (no es una queja común pero él siguió su propio y extenso proceso para llegar a ese punto). Puesto que él es como Buda, ella no tiene oportunidad de tratar nada con él ni de crecer con él (Ella no reconocía que los problemas que ahora tenían eran una oportunidad para tratar los asuntos con él). Esto le parecía bien a ella, pero no sabía que las cosas iban a ser así. Entonces comentó que no quería lo que él estaba ofreciéndole para ayudarla a sentirse mejor. (¿Cuantos de nosotros nos sentimos así? Tenemos expectativas de cómo se supone que será nuestra relación, y entonces nos sentimos desilusionados cuando no es así y no sabemos qué hacer para mejorarla. O queremos encontrar nuestro propio camino para sentirnos mejor, y lo que el otro nos puede ofrecer no es lo que queremos.)

El tema de la última “discusión” que habían tenido fue el de los ‘Objetivos’, y fue tan fuerte que ambos se mostraron dispuestos a terminar con su matrimonio. (Un factor adicional que complica esta relación es que ellos provienen de distintas culturas, estadounidense y mexicana. Así que se presentan barreras de idioma y culturales.) A Mary le gusta fijarse objetivos de corto y de largo plazo como asistir a clases, estudiar una carrera, ahorrar para una casa y para el retiro. Ella sentía que Gary no lo hace porque está contento “siendo feliz.” Ella insistía en preguntarle cuáles eran sus metas pero, según ella, parecía que él no tenía ninguna. (Creo que esto se debía a que ellos no tenían un mismo concepto de objetivo. Le compartí mi experiencia acerca de objetivos al estilo estadounidense versus al estilo mexicano. He descubierto que tanto los individuos como las culturas perciben los objetivos de manera diferente y que difieren en la forma en que determinan y llevan a cabo sus objetivos. En este caso en particular, su esposo no pensaría en términos de “objetivos” según ella los define, sino en términos de “sueños”. Además él cree que ser feliz es más importante que ser rico. Pero ella es una persona determinada por objetivos, por lo que pensaba que él no tenía ninguno, ya que los objetivos de él no eran tan precisos ni tan agresivos como los de ella. Esto originaba un conflicto, pues ella creía que él no estaba siendo honesto y ella no podía ver que él persiguiera objetivo alguno. Lo que ella sí podía ver era que él disfrutaba de cualquier cosa que estuviera haciendo, trabajar, relajarse, disfrutar el desayuno, etc.) Ella se sentía frustrada de que él se entusiasmara por encontrar paz interior, y del modo en que él quería que otras personas también la encontraran. Ella quería verlo “hacer” algo, fijarse un objetivo y alcanzarlo. (Tal vez si ella hubiera podido ver la lucha que para él representó la infancia, entendería cuantos objetivos había alcanzado ya.) Ella se considera una persona orientada a las soluciones, pero si no encuentra una solución en una situación que involucra a otra persona, entra en modo de preservación, teniendo que hacerlo todo sola o dándose por vencida (su viejo modelo o hábito, podríamos decir.) Su idea del matrimonio era poder contar con ayuda para resolver sus problemas y lograr sus objetivos. Como no pudo encontrar la forma de que su esposo se involucrara en establecer objetivos, se disgustó y luego se dio por vencida. Tendrían toda una vida para coexistir. (La actitud de rendirse era la que irritaba más a Gary. Darse por vencido era algo que él no podía concebir y no estaba dispuesto a tener una relación sólo para coexistir.)

Nuestra sesión tuvo lugar pocas horas después de una conversación en la que los dos se mostraron dispuestos a divorciarse. Ninguna de los dos es persona que tomaría una decisión así fácil y rápidamente, lo que indicaba que la tensión había sido mucha.

Abordamos el tema de los objetivos que había surgido durante su discusión. Ella tenía una intensidad de nivel 10.

Aún cuando estoy tan completamente frustrada con Gary y con nuestra relación, me amo y me acepto.
Aún cuando esta relación es tan distinta de lo que yo esperaba y quería, me amo completa y profundamente.
Aún cuando no sé cómo continuar en la relación con Gary, me amo y me acepto.

Estoy tan frustrada, me siento perdida y sin esperanza.
¿Cómo vamos a poder seguir juntos si somos tan diferentes?
Yo me guío por objetivos y él no.
Él es como Buda y yo no.

Simplemente no tenemos comunicación. Me entristece porque yo no puedo llegar a él ni él a mí. Así que estamos construyendo un muro que nos mantiene separados, ya que no podemos compartir.

Yo tenía otras expectativas para mi esposo. Y esto no es lo que yo esperaba. Yo quería objetivos, una sociedad, progreso, honestidad y esperanza.
Ahora no hay ninguna esperanza. Estoy lista para rendirme.
Se siente imposible y estoy lista para detenerme y entrar en modo de existencia, en modo de supervivencia, justo como siempre lo he hecho.

Estoy abierta a ver esto de un modo diferente.
Me gustaría encontrar una nueva manera de comunicarme.
Estoy dispuesta a considerar distintos tipos de objetivos o a explicarlos de maneras diferentes.
Me gustaría observar a Gary y reconocer su crecimiento y ver cuando él está aprendiendo.
Estoy dispuesta a encontrar soluciones nuevas y diferentes. Estoy en camino de superar mi muro. Así que ahora estoy lista para abrirme a nuevas experiencias y nuevos modos de hacer las cosas.

Disfruto con este desafío.
No se trata de una pelea. Es una oportunidad para crecer y madurar, para ser compasiva y comprensiva mientras aprendo lo que quiero en verdad y entonces poder compartirlo suave y amablemente.

Estoy libre de este viejo modelo. Estoy lista para hacer algunas cosas nuevas. Estoy dispuesta a SER en lugar de siempre moverme y hacer.
Me gusta que Gary sea diferente. Me da algo nuevo con que trabajar y puede tratarse de una aventura.
Me amo y me acepto mientras realizo este viaje.

Su nivel de SUDS (siglas en inglés de Subjective Units of Distress, que podríamos traducir como Unidades Subjetivas de Perturbación) bajó a 1.5. Ella comentó: Me siento bien ahora, pero sé que queda mucho trabajo por hacer. Tal vez soy pesimista. Siempre tengo que estar trabajando, sin enfriarme, sin otra cosa que hacer que hablar contigo de lo que vas a desayunar.

Continuamos con lo siguiente:
Objetivos.

Tengo que conseguir un título para ganar el dinero con el que nos vamos a retirar o nos moriremos en el gueto.
Aún cuando me siento bien ahora, sé que tengo mucho trabajo por hacer, de todos modos me amo.
Aún cuando pueda ser pesimista porque soy una estadounidense y me enseñaron a ser así, me amo y me acepto.

Aún cuando siento que tengo que conseguir este título y ganar dinero porque tal vez Gary no gane lo suficiente, me amo. Me perdono. Perdono a Gary porque no aprende a ser un estadounidense con muchos objetivos y el dinero como el objetivo principal.

Tengo demasiados objetivos. Pienso que querría deshacerme de uno o dos.
Tengo demasiados objetivos y Gary no tiene ninguno.
Me hace sentirme obligada a trabajar más duro para asegurarme de que me puedo retirar y sentirme a salvo y segura.
Siempre pensé que mi compañero haría eso. O al menos que me ayudaría mucho.

Tengo mis propias creencias también y no todas son positivas. Estoy apegada a varias de ellas.
Así que es difícil cambiar algunas de ellas porque no tengo la certeza de quien sería yo si las cambiara o si únicamente me enfocara en lo que estoy desayunando.

Siento que tengo que enfocarme en la visión más amplia.
Siento que tengo que hacer las cosas de esta manera. Siento que tengo que HACER tantas cosas en lugar de Ser feliz, estar contenta, en paz, fuerte, segura.
Tengo demasiados ‘tengo que’. Estoy dispuesta a tener más Ser. A ser feliz, estar contenta, ser positiva, ser fuerte y segura.
Amo este viaje para aprender a ser flexible mientras sigo siendo fuerte.

Mary se sintió bien después de esta ronda. Reconoció que su necesidad de objetivos era asunto suyo y no de él. Pudo preguntarse, “¿Cuál es el problema?” Reconoció que lo que quiere de la vida es responsabilidad de ella misma, y que está bien que modifique sus objetivos. Ella se preguntó por qué estaba presionándose tanto a sí misma, lo que a su vez hacía que presionara tanto a su esposo. Entonces admitió que esto sólo ocurre con su esposo porque ella no se acerca a otras personas lo bastante para obtener algo de ellas. Ella ni siquiera espera que ellos cumplan con sus expectativas. Le pregunté por qué no era seguro permitir a nadie acercarse. Ella dijo que no era seguro porque ella necesitaba cosas y si ella lo hacía a cambio de nada, sentiría el dolor de quedarse sin nada, y no el dolor de no ver sus deseos satisfechos. Le pregunté si tenía alguna experiencia previa de esto. Ella habló de sus expectativas de que su mamá hiciera lo que se suponía que tenía que hacer, preparar la cena, cuidar a sus niños, cuidar su casa, amarnos. En esto su nivel de intensidad era de 10. (Ahora estamos viendo cómo sus experiencias pasadas afectan sus expectativas hacia su esposo.)

Utilizamos la siguiente secuencia:

Aún cuando es más fácil no tener expectativas, y tan sólo sentir ese dolor, me amo.
Aunque la gente no satisface las expectativas, de todos modos soy una buena chica. Soy buena persona. De todos modos soy encantadora.

Aunque mi mamá no cumplió mis expectativas de cuidarme, amarme, abrazarme, escucharme y todo lo demás, me amo totalmente. Estoy bien. Estoy segura. No significa que todos van a hacer lo que ella hizo. Sólo significa que ella no supo cómo hacerlo. Nadie le enseñó cómo. Quizá su mamá no le dio lo que ella necesitaba, así que no supo comprender lo que yo necesitaba.

Mi mamá me lastimó porque no estuvo presente para mí, no en la forma que yo quería.
Pero dolía que ella no pudiera comprenderlo.
Yo no sabía cómo decirle lo que necesitaba, esperaba que ella lo supiera.
Es una mamá ¡por el amor de Dios!
Yo sólo era una niñita que quería que la cargaran, la alimentaran, le dieran abrazos y besos.

Pero yo no tuve eso - Me ocupé de mí misma – Llegué a estar sola – Tenía que ponerme mis propios objetivos. Tenía que hacerlo sola – así que siempre he querido compartir con alguien.
Pero nunca han estado disponibles para mí – Levanté el muro y nadie podía entrar y aún ahora me cuesta permitírselo a Gary, y él es mi esposo.

Puedo liberarme de este miedo y esta necesidad.
Estoy bien. Estoy segura. Es seguro abrir un poco y compartir.
Sé que algunas veces conseguiré lo que deseo y otras resultará diferente de lo que esperaba.
Pero todo está bien. Todo se trata de aprender y abrirse y compartir.

Así que comparto aunque algunas veces haya sido herida. Sé que cada vez que me abro y confío en mí misma y en Dios, llegará a ser un poco más fácil y recibiré el amor que deseo.
Voy a disfrutar intentándolo.
Quizá me sorprenda de las cosas maravillosas que reciba.
Me amo y me acepto completamente.

Su primer comentario fue que ella (su mamá) ha crecido mucho. Ahora está trabajando en sus propios asuntos y quiero estar disponible para ella. Ella nos dejaba solos la mayor parte del tiempo porque estaba trabajando. Sentía soledad al estar sólo con mi hermana. He pasado sola la mayor parte de mi vida. Soy una introvertida. (Quizá hayan notado que en esta serie incluí un par de frases acerca del muro y cómo éste se relacionaba con sus sentimientos de estar sola, pues ella expresó en la primera sesión que se sentía sola detrás del muro. Así que sentí que el muro había estado allí para protegerla de sus expectativas insatisfechas y de seguir siendo lastimada.)

Usé la siguiente secuencia:
Aún cuando pasé la mayor parte de mi niñez sola o con mi hermana mientras mi mamá trabajaba, me amo y me acepto.

En realidad soy una buena niña, aún cuando soy una solitaria. Aún cuando aprendí a estar sola, que era más fácil estar sola, porque la gente no está disponible para ti, sea que quieras que esté contigo o no.

Aún cuando estoy sola, y mucho, incluso cuando hay gente a mi alrededor, soy maravillosa.
Estuve tan sola.
Mi mamá siempre estaba trabajando para cuidar de nosotros, pero lo que nosotras queríamos era su tiempo y su presencia y su amor.
Así que estuvimos solas.
Se sentía la soledad.

Así que me olvidé de pedir amor o lo que necesitara, porque siento que lo tengo que hacer sola.
Pero no es cierto, sólo fueron las circunstancias del momento.
No tengo que estar sola, pero sola estoy bien, y estoy abierta a estar con otros.
Merezco amor y lo recibo.

Puedo pedir lo que necesito y recibirlo de cualquier forma que venga.
Está bien pedir – y estoy bien ya sea que la persona me lo dé o no – es cosa de cada uno. Estoy lo bastante bien para pedir.
También estoy dispuesta a recibir. Es un proyecto divertido.
Creo que pediré más.
Creo que recibiré más.
Creo que seré una mejor comunicadora.
Creo que me gusta ser feliz y amorosa y digna de amor.
En verdad soy amorosa y digna de amor.

Ella se sentía totalmente relajada. Pudo ver más claramente cómo su niñez afectaba el modo en que hacía las cosas, sus expectativas, y concibió la creencia de que nadie nunca cumple tus expectativas por lo que es mejor no tenerlas. Entonces terminamos esta sesión.

Parte 2 traducido por Francisco Murillo Domínguez

PARTE III

Más tarde esa noche recibí una llamada de Gary. Llegó tarde a casa del trabajo y Mary ya estaba dormida. Él estaba aún frustrado por su discusión durante el día. Así que hicimos algo de EFT para ayudarle a liberar sus frustraciones. Hicimos eso en su lengua materna para captar las preocupaciones de su experiencia, pero he traducido su esencia aquí.

Comenzamos con su frustración y sensación de no ser capaz de aguantar más. Dijo que había intentado ser paciente y comprensivo pero que es muy difícil vivir con alguien que comienza el día no siendo feliz, no viendo nada bonito, no viendo que ella puede crear un maravilloso día, solo viendo un día para trabajar. Cuando le pregunté de qué manera eso le hacía sentirse frustrado, se molestó, no podía entenderlo. Le pregunté qué era exactamente lo que más le molestaba. El dijo que la expresión de su cara. Era una expresión de amargura, infelicidad, frustración, y siempre era muy duro. No es la expresión de la que siempre disfruta cuando ella es feliz con los ojos brillando y llenos de luz. (Además está el añadido de que en la cultura Mejicana es bastante común “poner una cara feliz” incluso en medio de un trauma y desastre.)

Empezamos con estas frases:
Veo esta cara amarga, infeliz.
No me gusta verla; No puedo aceptarla.
Me molesta y no sé por qué.
Me frustra. No puedo entenderlo.
Es algo que no me gusta. Quiero una mujer feliz no una amargada.
No sé por qué no me gusta la expresión de su cara; quizás me recuerde a algo difícil durante mi niñez.
No quiero recordar que yo también estaba amargado.
Pero ahora estoy mejor sin ira, tristeza y desesperanza.
Elijo concentrarme en lo bueno.
Tengo fe en mí y en ella.
Elijo tener fe en que Dios la puso en mi camino.
Elijo ver como estoy creciendo con ella.
Estoy creciendo y aprendiendo como comunicarme mejor.
Yo estoy aprendiendo a tener comprensión y compasión por alguien herido por su madre.
Estoy abierto.
Estoy bien.
Soy paciente y comprensivo.
Yo sólo imagino la vida que quiero con ella.
Voy a tener una vida maravillosa con ella.
Me amo complete y profundamente.

Su frustración bajó pero aún estaba ahí. Así que hicimos lo siguiente:
Calmarnos un poco.
El resto de sentirse molesto.
El resto de la frustración.
El resto de no comprender.
No me gusta para nada esa expresión facial.
Es tan fea, tan amarga.
Mi frustración con ella.
Me libero de esta irritación.
Me libero de esta frustración
Me libero de esta memoria desagradable de mi infancia.
Me libero de mi pasado de manera que vivo bien ahora con mi esposa.
Siento paz.
Tengo fe en que encontramos nuestro camino juntos.

Tras esta vuelta estaba mucho más relajado. Le pregunté qué podía ver aún cuando se imaginaba aquella expresión facial. Él dijo que era la expresión, su ceño fruncido, su mirada de enfado. Así que seguimos con lo siguiente:
La expresión negativa.
El ceño fruncido.
La mirada de enfado.
La expresión que me hace recordar a mi madre y padre enfadados conmigo cuando era joven.
Me sentí mal.
No quiero sentirme mal porque dije algo malo. No fue mi culpa.
Aquellas expresiones horribles.
Yo soy libre. Ya no les necesito.
Nadie puede hacerme sentir mal sin mi permiso.
Sólo estoy molesto por eso, nadie lo causó.
Es mi reacción y elijo liberarme de ella.
Elijo liberar la emoción y no aceptar esos malos sentimientos.
Me amo y me acepto.

La emoción bajó pero aún había un poco de carga cuando pensaba en la expresión facial y cómo estaba relacionada con los quehaceres diarios, así que hicimos una vuelta más.

Aquellas expresiones en la casa – mandan – en el sentido en que ella dice que está bien.
Nada está bien si no es de la manera en que ella lo quiere.
La manera de comunicarse.
No me gusta seguir órdenes.
Soy un hombre libre y cuando alguien me da órdenes quiero irme.
Nadie puede hacer la casa como ella quiere. Es imposible.
Me siento como si viviese en una jaula.
No me gusta. Quiero ser libre.
Si no es como ella quiere entonces está de mal humor.
No quiero recibir esta ira.
No es mi culpa. No es lo que quiero. Hay otras cosas más importantes.
Quiero que seamos flexibles, que nos comuniquemos bien, que compartamos bien este espacio.
Yo soy flexible y ella también. Es nuestro sueño y todos mis sueños se hacen realidad.
Encuentro maneras de comunicarme con ella y todo sale bien.
Y después hay risas y sonrisas.
Estamos bien.
Me gusta ver esta cara feliz y sentirme bien.

Gary me dijo que sentía que ahora todo estaría bien. Se sintió más ligero y más relajado. (En esta sesión nos centramos en la expresión facial y como le molestaba, como reflejaba algunos de sus patrones antiguos, como se relacionaba con su infancia de no ser lo suficientemente válido y como eso se estaba reflejando en su relación con su mujer.)

PARTE IV

Unos días más tarde hice otra sesión con Mary porque se despertó sintiéndose deprimida. Lo bueno es que ella estaba deseando hacer algo de EFT para pasar por ello en vez de permanecer deprimida.

Le pedí que explicase como se siente cuando se levanta deprimida. Ella dice que se levanta no sintiéndose bien. Esta mañana se sentía mal porque tenía que empezar una clase de química orgánica por la tarde y se sentía estresada al respecto. Y la noche anterior su madre soltó un comentario que le sentó como un tiro en la fiesta de cumpleaños que le prepararon. Fue sorprendente cómo alguien que abusaba de su hermana podía contar historias sobre como la trataba como si estuviese hablando de otra persona haciendo esas cosas.

En una escala de 0-10 estaba en un 20. Le pregunté si el muro había aumentado, pero dijo que no que aun estaba desaparecido. Aun así se sentía triste y bloqueada.

Utilizamos la siguiente secuencia:
Aunque me levanté esta mañana sintiéndome horriblemente mal, me siento atada, bloqueada, ni tan siquiera sé por dónde empezar, pero aun me amo y me acepto.
Me amo completa y profundamente aunque la noche anterior mi madre me hizo un comentario que me sentó como un tiro. Aún no me he recuperado y me siento bloqueada y en estado de shock.
Me acepto y también las veces que me siento bloqueada aunque no me guste.
Me perdono por estar en shock y sentirme como si no pudiese moverme, no pudiese hacer nada, estoy atascada. Realmente estoy repitiendo el patrón anterior y puedo salir, poco a poco mientras veo los pasos, es como si la pelota de asuntos se desenrollase poco a poco.
Me siento bloqueada.
No puedo moverme. Es demasiada conmoción.
No puedo creer que mi madre pueda hablar sobre sus abusos como si se tratase de otra persona, como si no se sintiese culpable, como si no fuese su culpa.
No puedo creer que no lo sienta, de hecho sé que sí.
Debe doler tanto hablar y ser franco y honesto sobre tu comportamiento, especialmente cuando no fue una buena conducta.
Me duele oírlo y no pude decírselo.
Quiero que se cure pero no quiero sufrir mientras se cura, porque me recuerda al daño que me hizo.
Elijo liberar ese daño, ya no tengo por qué aferrarme a él.
Puedo salir, puedo salir de esto. No tiene por qué paralizarme durante el resto de mi vida.
Ocurrió en el pasado, y vivo en el PRESENTE.
Así que puedo elegir vivir este momento bien y alegremente, y eso creará nuevos recuerdos y un nuevo pasado lleno de felicidad.
Libero mi shock, mi daño, mi depresión, mi bloqueo.
Intenté atravesar la pared y todavía estoy en el otro lado, así que ahora voy a dar pequeños pasos hacia adelante.
Disfruto conseguir abrirme y liberar esos viejos dolores a los que me he estado agarrando y en su lugar pongo nuevos recuerdos que hacen que mi cuerpo se sienta feliz, que me hagan sentir feliz.
Elijo ser un poco más feliz cada día.

Su nivel de intensidad bajó a un 5. Lo que ahora sentía más fue el dolor de la situación entre su madre y su hermana. Su madre maltrataba física y verbalmente a su hermana. Su hermana lo aceptó de manera que no tenía que enfrentarse. Desaparecía muchas veces porque verlo era dañino. Esto siguió así hasta que su hermana tuvo 17 años. Su hermana es dos años mayor que ella. Continuamos:

Aunque vi como mi madre maltrataba a mi hermana todos los días, me amo y me acepto. No fue culpa mía.
Aunque mi madre hizo daño a mi hermana y todo lo que podía hacer era correr y esconderme, lo amo y lo acepto.
Aunque mi madre fue tan dañina para mi hermana y mi hermana me protegió, no era culpa mía. Todos lo hicimos lo mejor que podíamos aunque no fuese suficiente.
Aunque duele mucho haber vivido así, y hace que quiera esconderme y no moverme, y no cometer ningún error porque puede que me pase a mí, me escondo, y no dejo que nadie entre en mi vida porque no es seguro.
Pero eso fue el pasado. Ahora está bien abrirse un poco. Aunque mi madre ahora es diferente. Así que yo también puedo ser diferente. Puedo elegir lo que quiero ser. Puedo dejar estas experiencias en el pasado.
Fueron tan perjudiciales.
Fue tan duro verlo y oírlo.
Así que levanté un gran muro para protegerme, pero ahora no deja que nadie entre.
Así que me libré del muro. Hizo lo que era necesario, y ahora estoy al otro lado aprendiendo a abrirme aun más con gente con la que me siento a salvo, como Gary
Está bien ser cauta. Puede ser sabio.
Todo el daño del pasado desaparece. Uff se ha ido.
Todo se ha ido. No lo necesito más.
Elijo dejar que desaparezca todo.
Me siento mejor por dejarlo marchar.
Me siento mejor por perdonar a mi madre por no tener control y estar tan frustrada intentando criar a dos hijas ella sola.
Todos sufrimos, pero ahora elegimos movernos desde el sufrimiento del pasado a la comprensión y compasión.
Me amo y me acepto profunda y completamente.

Su nivel de intensidad bajó a cero. Le pedí que me contase la historia que su madre le narró la noche anterior y que tanto la había enfadado. Su madre le contó una historia sobre su hermana levantándole el puño y su respuesta fue decirle a su hija que siguiese adelante y que la golpease. Pégame una vez. Su hermana era lo suficientemente prudente como para saber que si lo hacía desencadenaría sobre ella la furia que su madre estaba sintiendo. Mary estaba allí pero su madre ni tan siquiera recordaba que ella estaba. Era tan buena integrándose, siendo invisible. Su nivel de angustia era 10. Hicimos tapping sobre las siguientes frases:

Aunque la historia que contó mi madre me hizo darme cuenta de lo invisible que solía ser y me amo y me acepto.
Aunque solía esconderme hasta el punto que mi madre ni tan siquiera puede acordarse de mí estando allí, me amo y me acepto. Soy una buena chica. Soy visible, merezco la pena. No tengo que luchar como mi hermana para ser visible. Hay muchas maneras de ser visible, de ser reconocida, de ser honorada.
Aunque mi madre y mi hermana estaban peleándose y mi hermana levantó el puño para golpear a mi madre, y mi madre reaccionó diciéndole que lo intentase, las amo y las perdono por todas sus peleas.
El puño.
La cara de mi hermana mientras le plantaba cara a mi madre.
La reacción de mi madre.
Como seguía escondiéndome para evitar implicarme.
Era todo tan doloroso, por qué hacían eso, no tenía por qué ser así.
Odiaba verlas pelear, nunca quiero luchar, antes prefiero cerrarme en banda que luchar.
Todo ese daño, esos golpes, todas esas palabras feas y furia.
Lo odiaba tanto que quería dejarlo todo fuera y estar a salvo en un ambiente amoroso.
Puedo tenerlo incluso con mi madre.
Ahora las cosas son diferentes así que libero el dolor de esos recuerdos.
Todo ocurre por una razón. Aprendí muchas cosas.
Tengo claro lo que no quiero en una relación. Sé cómo no quiero comunicarme. Sé que no quiero violencia física en mi vida. Esas son cosas buenas que aprender.
Así que elijo fijarme en esos momentos duros y ver qué cosas buenas aprendí.
Libero el resto del dolor, del shock, del daño, todo lo que no comprendí, era una cría. ¿Cómo se supone que iba a comprender o ayudar o actuar de manera distinta?
Hice mi parte. Estuvo bien. Permanecí al margen de ello. No me impliqué ni hice que empeorase.
Así que ahora elijo dejarlo ir de manera que pueda ayudarnos a sanar.
Estoy curándome. Me siento bien.
Me gusta sentirme activa y honesta y solidaria y amorosa.
Reconozco que tengo una oportunidad de hacer las cosas mejor de lo que lo hicieron mi madre y mi hermana.
Es un honor estar centrada y tener las cosas claras sobre cómo quiero vivir mi vida con amor y comprender que está libre de dolor.
Ya he empezado a hacerlo.
Me amo y me acepto.

Cuando terminamos dijo que se sentía como si sólo fuese un hecho. Es pasado. Simplemente es lo que pasó y realmente todavía nos queremos. Hice que repitiese la historia y se sintió bien. Era un hecho del pasado sin carga emocional. (Se había ido de tal manera que cambiamos a otra preocupación, su siguiente clase de química orgánica. ¿No es eso increíble? Liberar una experiencia traumática de la infancia tan fácilmente y luego cambiar inmediatamente a un nuevo tema.) Cuando hicimos tapping con los miedos relativos a la química orgánica, básicamente el antiguo patrón de no ser suficientemente buena, no tener éxito, ocultarse y resignarse aparecieron. Hicimos un par de vueltas de tapping y se sintió preparada para dar lo mejor de sí en la clase. Eso concluyó la sesión.

PARTE V

Recibí una llamada de mi amigo dos semanas después de la última sesión que hice con Mary. Desde entonces Mary se sintió deprimida una vez pero se hizo algo de EFT. En vez de la depresión profunda de uno o dos días, le duró medio día e incluso entonces no fue muy grave. Así que ella ha aprendido una técnica para ayudarle a salir de su depresión.

Gary dice que se están comunicando bien y que se muestran receptivas a aprender juntas. El siente muy bien y está muy feliz con como EFT le ha ayudado a él y a Mary.

Una vez más les agradezco su disposición para compartir su historia. Cada uno de ellos terminó viendo algo de su pasado, de su niñez. Liberar esos bloqueos les ha permitido estar presentes con el otro y comunicarse de una manera diferente, una en que escuchan desde el presente, no desde el pasado. ¿Cuántos de nosotros podríamos beneficiarnos al liberarnos de nuestras antiguas historias de manera que pudiésemos comunicarnos mejor en una relación? Estoy tan contenta de que exista EFT porque es una herramienta maravillosa para ayudar a mejorar las relaciones y la comunicación.

Deborah Miller, PhD

Partes 3, 4 y 5 traducidos por Laura Fernández

InEnglish.gif