Llevar el trabajo de pareja a un nuevo nivel — La Pareja Extraña


Por Gary Craig

Hola todos/todas,

Conocí a "Joe" y "Karen" durante la conferencia Palm Springs Future Health hace unos días. Vivían juntos desde hacía 2 años y, a que no se lo imaginan, desarrollaron algunos problemas de pareja. ¿Pueden creerlo?

Entonces, durante una de mis presentaciones accedieron a trabajar frente a la audiencia y desvelar una de sus “diferencias” con la esperanza de que pudiésemos utilizar EFT para facilitar una resolución. Hacían una pareja encantadora. Su afecto mutuo era evidente y fue muy conmovedor trabajar con ellos. Sin embargo, se habían topado con un verdadero problema. Aquí está.

Se parecían mucho a "La Pareja Extraña” en donde Karen era la organizada (Felix en la adaptación para TV) y Joe era el desordenado (Oscar). Fue gracioso verlos plantear este problema — hasta determinado momento. Después, sin embargo, la situación se volvió un poco más intensa. Este era un problema real y ponía en peligro la relación. Karen hablaba con gran energía sobre la falta de cuidado de Joe por el orden (su percepción). Ella se esmeraba en limpiar la casa y en unos minutes después de que él llegara, comenzaba a tirar la ropa, los papeles y cosas semejantes, en todo el apartamento. Abría los roperos y armarios y los dejaba así. Desde el punto de vista de Karen, su palacio se volvía instantáneamente un chiquero.

Joe, en cambio, prefería el “desorden”. Estaba acostumbrado a el mismo. Esa era su manera de “organizar” sus cosas. Sabía dónde estaba todo y le resultaba más fácil simplemente dejar algo en el piso o sobre una mesa para la siguiente vez que lo necesitase. ¿Quién precisa guardar algo en un placard cuando tendrá que abrir nuevamente el placard para sacarlo? Le resultaba mucho más eficiente y le ahorraba tiempo dejar las cosas esparcidas por ahí. Era conciente de que violaba la manía por el orden de Karen y había, realmente, progresado mucho durante los 2 años que llevaban juntos. Con todo, de ninguna manera era suficiente para Karen quien, según Joe, "gritaba frenéticamente" ante el desorden. En una ocasión ella levantó una zapatilla deportiva y la arrojó a través del cuarto hacia las guitarras de Joe (algo totalmente prohibido). El verdadero problema en todo esto para Joe eran esos gritos. Estaban muy por encima de su nivel de tolerancia. Estaban fuera de límites, eran innecesarios y hacían que se resistiera a ser más ordenado.

Un consejero de pareja convencional hubiera hecho que, en este punto, ambas partes hablaran del asunto. La meta hubiera sido que entendieran los sentimientos del otro y llegasen a cierto compromiso. Quizás Joe habría accedido a ser más ordenado y Karen habría accedido a ser menos exigente. Quizás se les habría aconsejado que se centraran en las cualidades buenas del otro y que intentaran ver este problema desde una perspectiva distinta. Podrían hablar de la reacción de Karen y descubrir el motivo de la misma. Lo mismo para Joe. Luego hablarían sobre lo que comprendieron y procederían a alguna resolución. Todo esto es muy convencional y no carece de mérito. Sin embargo, pasa por alto un punto de suma importancia, a saber…

LAS RESPUESTAS EMOCIONALES NO HAN SIDO RESUELTAS. SOLO HAN SIDO HABLADAS.

En la charla con Karen aprendimos que interpretaba el desorden de Joe como que la IGNORABA. A pesar de todos sus esfuerzos por hacer que Joe se organizara, él persistía en sus costumbres erráticas. Esto, para Karen, significaba que él no la tomaba en serio. Estaba siendo ignorada y eso generaba sentimientos tan intensos que necesitaba “gritar frenéticamente”.

En cambio, Joe interpretaba sus gritos como una TRAICIÒN. En su ambiente familiar, gritar por encima de cierto nivel era interpretado de esa forma. Cuando lo comentamos ninguno de los dos pretendía expresar lo que el otro estaba interpretando, desde luego. Joe no pretendía ignorar a Karen y Karen no intentaba traicionar a Joe. Con todo, esas eran las respuestas emocionales. Y eran muy intensas.

Darse cuenta de esto ayuda mucho, desde luego, y realmente puede ayudar en los esfuerzos para comprometerse. Sin embargo, es poco probable que descargue las respuestas emocionales y, hasta que esto suceda, la resolución armoniosa de este problema es, en el mejor de los casos, dudosa. Aquí es donde EFT es tan efectiva. Ahora podemos hacer tapping para las respuestas emocionales y eliminar su carga. Este es un paso importante en el trabajo de pareja. Lleva todo el asunto a un nuevo nivel.

Una vez que aislamos los problemas para hacer tapping (ser ignorada y ser traicionado) les aplicamos EFT hasta que ninguno de los 2 parecía sentir su carga. No solo trabajé con ambos individualmente sino que también los puse frente a frente en una forma amorosa e hice tapping mientras Joe repetía “traición” y Karen repetía “ser ignorada” Divertido de ver. Buena conexión.

Luego, ambos discutieron el problema con un entendimiento y resolución mejorados. No sabremos cuán efectivos fuimos a largo plazo, claro está, hasta que Joe y Karen vuelvan a su apartamento donde el problema seguramente resurgirá. Puede que haya más para hacer. Es más, este problema puede que se enganche con otros asuntos. Esto es probable, dada la naturaleza de la relación. No esperaba ocuparme de todos los problemas de pareja que tienen dos personas en un segmento de 45 minutos de un seminario. Pero sí quería mostrar el uso de la EFT en la terapia de pareja.

Aquellos que hacen terapia de parejas tienen una herramienta importante aquí. Ya no necesitamos confiar en la capacidad de compromiso de las personas ante cargas emocionales intensas. Podemos aliviar las cargas emocionales con relativa facilidad y por lo tanto, facilitar el compromiso. Esto permite que las relaciones florezcan y produzcan amor en vez de carga, goce en vez de equipaje, libertad en vez de fricción.

Podemos ayudar a Cupido.
Abrazos para Joe, Karen y todos.
Gary

Traducido por Arya Schellemberg

InEnglish.gif