Alivio para madre con culpabilidad por nacimiento dificil


Por Zoe Zimmermann

“Angela” (no es su nombre real) vino a mi porque había sido incapaz de dejar ir la culpa que sentía por las dificultades de salud de su bebé inmediatamente después de que él nació. Él había sido prematuro, y a ella le habían hecho una cesárea y de alguna manera había hecho la conexión en su mente con las dificultades de su bebé. Ella creía que, si hubiera pospuesto el parto e intentado tener un alumbramiento natural, él hubiera podido estar en el útero por más tiempo, y hubiera tenido más tiempo para madurar, y en consecuencia no hubiera desarrollado los problemas que desarrolló inmediatamente después de su nacimiento. Su hijo ahora tenía 3 años, y por tres años, ella no había sido capaz de pensar o de hablar del nacimiento de su hijo sin romper en sollozos.

Tomó mucha persistencia durante las primeras sesiones. Varias emociones surgieron, a pesar de que su intensidad siempre disminuía, nunca bajaron a cero, hasta que finalmente surgió con ese algo que finalmente aclaró la situación.

Comenzamos con la Técnica del trauma sin lágrimas, porque cuando le pedía que comenzara a describir el alumbramiento, mostraba algunos signos de estar abrumada: su visión se nublaba y se sentía un poco mareada.

Después de un tiempo de trabajar con la Técnica del trauma sin lágrimas, finalmente alcanzó un nivel de intensidad de 1 en una escala del 0 al 10, pero no bajaba más allá de eso. Sentí que había una creencia detrás de todo eso y lo intentamos,

A pesar de que creo que si dejo ir esto, hará parecer correcto lo que hice…

A pesar de que no puedo perdonarme a mi misma…

A pesar de que estuve de acuerdo con la decisión del doctor para que hiciera una cesárea… me perdono a mí misma por no defender lo que creía, y perdono a mi esposo por no defenderme.

Después de esto, la intensidad por el evento general bajó a un 0. Entonces continuamos con las cosas específicas del evento. Ella determinó que había 4 o 5 “crescendos” de intensidad, cada uno de ellos con un nivel de por lo menos 9, de 10 eventos los 10 con esa intensidad. Comenzamos con el peor: cuando el doctor determinó que el bebé venía de nalgas. Ella sintió que podían esperar hasta que él se volviera a mover, pero el doctor estaba obstinado que una cesárea era necesaria. Ella se sintió muy decepcionada y tenía un sentimiento de “Sabía que si tenía al bebé en un hospital, terminaría siendo una cesárea”.

Hicimos tapping en su gran decepción, su sentimiento de lo inevitable, por no perdonarse a sí misma, por no defender a su hijo y a sí misma y…

A pesar de que me pude haber ido del hospital a la mitad del nacimiento, considero la posibilidad de que eso hubiera podido ser peligroso para mí y para mi hijo y que hice lo mejor para ambos… me perdono por cualquier cosa que hice y que causara el sufrimiento de mi hijo: perdono a mi esposo: perdono al doctor y a las enfermeras que probablemente sólo hicieron las cosas por las que ellos fueron entrenados para mantener a ambos con vida.

Todo esto llevó un buen rato. En cada ronda, la intensidad bajaba uno o dos puntos, y después volvía a subir, y después nuevamente a bajar. Después que trabajamos con la frase de arriba, bajó a un 3, tuve la intuición de que la inhabilidad para bajar a un 0 podría deberse a algún evento en su niñez. A través de pruebas musculares en sustitución, percibí que algo había sucedido cuando ella tenía alrededor de 5 años de edad. Ella me contó que su hermana nació cuando ella tenía 5 años, y que ella había nacido por cesárea (como todos los hijos de su mamá) así que hicimos tapping en eso:

A pesar del nacimiento de mi hermana y todas las emociones conectadas con ello pudieran tener algo que ver con la cuestión de no poder perdonarme a mí misma, me acepto y me perdono y perdono a mi hermana.

Sorprendentemente, después de esta ronda, la intensidad bajó, y se sintió mejor. Ella comentó: “Ahora puedo realmente hablar del nacimiento, incluso puedo hablar de ello sin que tenga ganas de llorar”.

En este punto, nos habíamos salido del tiempo de la sesión. Cuando regreso, todos los “crescendos” que anteriormente estaban en un nivel de 10 ahora estaban muy por debajo – entre un 2 o 3. Fuimos a través de cada unos de ellos muy rápidamente. En cada ocasión, la intensidad bajó a un 0 casi inmediatamente.

Una cosa que surgió fue su empatía por el sufrimiento de su hijo después del nacimiento. Pensé que probablemente hubiera dos partes: una, su propio sentimiento, dos, la experiencia de su hijo justo después de su nacimiento. Decidimos realizar una tercera sesión donde ella se colocó en el lugar de su hijo e hicimos tapping en sustitución con las diferentes experiencias por las que él atravesó.

No es de sorprenderse (he visto esto muchas otras veces), cuando ella se puso en el lugar de su hijo, físicamente como emocionalmente pasó por lo que probablemente él había pasado. Por ejemplo, en un punto, estábamos trabajando en algo cerca del final de la experiencia, y ella experimentó un sentimiento extraño en su garganta. Recordé que ella me había dicho que él había estado entubado por un tiempo. Una vez que hicimos tapping en eso, y en el sentimiento de tener algo extraño en su garganta, el sentimiento en su cuerpo desapareció. Aquí hay algunas partes de la sesión:

Cuando una máquina le mandaba aire a los pulmones de su bebé:

A pesar que estoy asustado y que el aire está entrando con mucha fuerza, y no lo podía detener…

Después de un par de rondas, sintió que el aire no era tan fuerte, y que probablemente fue más el miedo que la fuerza del aire lo que le molestaba. Él estuvo también bajo una fuerte sedación por un tiempo:

A pesar de que yo no sabía lo que estaba ocurriendo; algunas veces me sentía realmente vivo aquí y otras no me sentía realmente vivo…

A pesar de que estaba confundido, no sabía lo que sucedía, de repente había fuertes ruidos; a pesar de que me sentía con miedo y confundido y no podía hacer nada por detenerlo, sabía que mi papá y mi mamá me amaban. Perdono a mi mamá y papá por lo que hayan hecho para contribuir en todo esto. Perdono al hospital de cómo hicieron las cosas. Considero la posibilidad de que intentaban hacer lo mejor para mantenerme con vida incluso si fue de una manera incómoda y atemorizante para que de esta manera yo pudiera tener una vida feliz y saludable en la tierra.

Sobre el sentimiento de sentirse solo y no apoyado cuando salió de su madre, y de repente nada estaba a su alrededor excepto el aire:

A pesar que de repente estaba solo y que ya no estaba dentro de mi mamá…

A pesar de que estaba rodeado por ella y que me sacaron muy pronto, perdono a mi mamá, a mi papá, al hospital, quienes estaban probablemente haciendo lo mejor para mantenerme con vida para que de esta manera yo pudiera tener una vida feliz y saludable aquí en la tierra.

A pesar de que estoy muy enojado…

A pesar de que no podía evitar lo que estaba sucediendo y no me gustó. ¿Por qué no me explicaron lo que sucedía?

Al ir a través de ello fue una experiencia muy iluminadora para ambos. Realmente comencé a ver lo que debe ser para los bebés cuando nacen y no saben lo que está sucediendo y nadie les explica. Me hizo pensar que quizá sería grandioso si alguien estuviera ahí platicando con el bebé durante la experiencia del nacimiento, describiendo y explicando.

Ángela pudo ver que algunos de los comportamientos de su hijo en el presente probablemente estuvieran relacionados con la experiencia del nacimiento – él quería que lo estuvieran abrazando mucho; él es algo apegado; le gusta que otras personas hagan cosas por él, cosas que él puede hacer por sí mismo. Sería interesante ver si el haber hecho la sesión del tapping en sustitución cambió en algo sobre ese asunto.

Zoe Zimmerman

Traducido por Angélica Abascal