EFT por teléfono calma una tensa reunión familiar

Si tienen una relación tensa con un miembro de la familia (o cualquier otra persona) entonces presten especial atención a este artículo por Mark Lawrence. Su recompensa puede ser paz en lugar de ansiedad.
Por Mark Lawrence

El miércoles pasado mi amiga Jeanine llamó. Jeannie vive en Chicago, yo vivo en California del Norte. Ella estaba destrozada. Le pregunté mi pregunta usual en tales circunstancias: “Ok, ¿tengo que hacer como una chica y simplemente escucharte o como un chico y tratar de resolver tu problema? Estuvo de acuerdo en que recibiría bien alguna ayuda.

El problema fue que su hermana (e hijos) volaban hacia la ciudad por un fin de semana. Jeannie y su hermana habían tenido una relación sumamente conflictiva por años. Jeannie me dijo que sentía nudos en el estómago, y esperaba que permaneciera de ese modo hasta que acabara la visita.

Le pregunté si le gustaría intentar algo bastante extraño, y le prometí que había buenas posibilidades de que la pudiera ayudar a tranquilizarse. Jeannie nunca había escuchado de EFT ni de ninguna otra forma de tapping. Pasé unos tres minutos explicándole dónde estaban mis puntos favoritos de tapping: coronilla, ceja, lado del ojo, bajo el ojo, bajo la nariz, bajo los labios, clavícula, muñeca. No le di ninguna introducción a EFT en términos de sistemas de energía, meridianos, nada. Íbamos a emprender esto de un modo muy mecánico.

Le pedí ayuda para encontrar una frase que la enojara mucho. Al principio ofreció la siguiente: “Mi hermana me arrojó de su vida y me descartó quince años atrás.” Jeannie dijo que ésta era doce en una escala de cero a diez. Es mi hábito usar siempre una afirmación para revertir cualquier reversión psicológica, y me gusta variar la afirmación usando cualquier cosa que surge en mi intuición.

Comenzamos por el punto de karate con “Aunque mi hermana me descartó quince años atrás, me acepto profunda y completamente”, repetido tres veces. Luego una ronda de tapping. No incluyo el punto 9 gama excepto en los casos donde estoy luchando por obtener resultados. Luego de una ronda, dijo que estaba en 8. Repetimos el punto de karate, esta vez incluyendo “me perdono y me amo a mí misma.” Luego de tres rondas mas de EFT, cuatro rondas en total, usando afirmaciones contra cualquier reverso psicológico en cada ronda, dijo que estaba en un 0.

Jeannie todavía parecía tensa. Yo sabía de conversaciones previas que Jeannie estaba profundamente enojada por el hecho de que su hermana hubiera dado ritalina, prozac, y “cualquier otra droga de la que hayas tenido noticia” a su hijo durante años hasta que finalmente cumplió los 16 y lo envió a un colegio pupilo, donde ha estado hasta ahora. Le pregunté si eso le seguía provocando una fuerte reacción. Jeannie ofreció las palabras “Mi hermana drogó a su hijo hasta que no lo soportó más.” Esto estaba en un 9.

Tres rondas de tapping más tarde, cada una con una afirmación que incluía “perdonarme”, “amarme”, “perdonar a mi sobrino,” Jeannie dijo que ya lo había logrado. Yo sentía que no era así, y le sugerí a ella que quizás todavía estaba en un 1 o 2. Jeannie estuvo de acuerdo con esto, y una ronda después estuvimos de acuerdo que ella estaba en un 0.

Jeannie dijo entonces “Ok, me siento bien ahora, pero ¿por cuanto tiempo va a durar? Le dije que yo suponía que tenía muchos problemas con su hermana, y de ninguna manera los habíamos tratado a todos, pero en estos dos problemas particulares yo esperaba que se mantuviera en un 0 para siempre.

Hoy, lunes, le envíe un email, “¿Has sobrevivido a tu fin de semana?”

Jeannie respondió,
“No solamente sobreviví, sino que en verdad pasé buenos momentos. Sí, BUENOS MOMENTOS. ¿Puedes creerlo?

Antes que nada, supongo que no te he explicado que mi hermana y su familia se están quedando en la cabaña del lago en Wisconsin por dos semanas. Creo que te dije que soy co-propietaria de la cabaña junto con mis hermanos y nuestros 4 primos. De todas formas, fui allí el sábado en la mañana y no volví hasta que fue muy tarde a la noche. Esa es la razón por la que no estaba en casa cuando llamaste.

Nada realmente había cambiado en términos de la dinámica entre mi hermana y yo. Todo sigue igual como siempre (no esperaba que cambiase). Lo que cambió fue mi estado mental/ emocional, mi actitud hacia ella. ¡Me sentí totalmente diferente! Donde solía sentirme incómoda con respecto a mí y todo intercambio que tenía con ella se llevaba un enorme montón de esfuerzo de mi parte para “falsear” mi actitud, ahora soy capaz de sonreir y reir y ser totalmente yo misma frente a ella. Ella es lo que es… y es posible que las dos nunca lleguemos a estar unidas, o cualquier otra cosa que no sea de extrañas que se tratan cortésmente. Hacía tiempo que sabía eso, pero por primera vez no estoy cargando el “equipaje” conmigo. Lo arrojé lejos. Mi aproximarme a ella es completamente diferente. ¡No estaba tensa y ansiosa!

No puedo recordar la última vez que me sentí relajada y no estresada acerca de su visita. Normalmente mi estómago anudado y yo tenía un naufragio emocional. ¡Me siento totalmente en control!

Soy una creyente.
¡¡¡GRACIAS!!!

Traducido por Martin Jones - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif