El chocolate se convirtió en su antídoto calmante

Traducido con la autorización de www.EFTfree.net

Al permitir a su cliente dar voz a lo que no pudo decir en su momento, a la vez de hacer tapping, Paula Bob descargó la raíz emocional detrás de esta adicción.
por Paula Bobb
Rochester, Nueva York, EE.UU.

Hace una semana que trabajé con Mary (nombre ficticio). Quería ayuda para eliminar sus antojos por la comida, específicamente de chocolate. Al principio hicimos tapping en sus ansias por el chocolate pero rápidamente se convirtió en “aunque adoro la sensación y el sabor de este chocolate en el fondo de mi boca”. Hicimos esta ronda muchas veces, probamos cada vez imaginando (ya que no teníamos ningún trozo de chocolate a mano) que ella lo veía, lo desenvolvía, lo olía y lo probaba. No era simplemente el chocolate. Eran los caramelos de chocolate que estaban en la mesa de su oficina. No podía resistirse a ellos, en concreto después de comer, y esto llevaba ocurriendo a diario desde hacía muchos años. Al principio la intensidad de su antojo iba disminuyendo pero después de verificar y exagerar las sensaciones, el antojo seguía ahí.

Posteriormente surgió una conexión con una situación de estrés que había vivido y que comenzó hacía varios años, con un antiguo jefe que la había sobrecargado de trabajo, sin apreciar sus esfuerzos ni reconocerlos, siendo además implacablemente crítico con ella. El chocolate se había convertido en un antídoto calmante para Mary. Pero no todo acabó ahí, lo que surgió al hacer tapping en las críticas que recibía de su jefe fueron las críticas que recibía de su madre cuando era una niña, agravadas porque además no le permitían llorar cuando algo la disgustaba. Todo eso se había quedado estancado. Hicimos un gran número de rondas, hablando con fuerza, como a ella le hubiera gustado hacer, tanto a su jefe como a sus padres. Hubo lágrimas y auténtica rabia expresada en el lenguaje que de ella surgía y en la forma de expresarse.

Después de volver a probar, su antojo (imaginando el chocolate) había bajado a cero. Le dije que si le volvía el antojo cuando estuviera en el trabajo eso quería decir que estaban surgiendo nuevos aspectos y que bien ella tenía que hacer más tapping o bien lo haríamos juntas. Hoy mismo me ha telefoneado, una semana después: no ha vuelto a tener antojos de chocolate.

Paula Bobb

Traducido por Patricia Rómer, journalist and EFT-ADV - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - Ir a su Sitio WEB

InEnglish.gif