Una adicción al helado se desvanece después del trabajo de detective de calidad de Carol Solomon - AHEFT

Éste es un caso clásico de Carol Solomon, PhD a través del cual al colapsar las emociones relacionadas a un hecho específico se elimina completamente una adicción a los helados. Después de usar EFT con una clienta durante una serie de tele clases, Carol dice, “- Entre la primera y la segunda llamada, Jannie compró un cuarto de helado. Éste permaneció en su refrigerador por 12 horas (¡11 horas y 59 minutos más que lo habitual!). Cuando ella lo abrió, sólo comió las cerezas y tiró el resto a la basura. No ha vuelto a comprar helado desde entonces y no tiene deseo de hacerlo.”

Carol Solomon, Ph.D., EFTCert-I

Yo enseño una serie de tele clases de 3 semanas sobre “EFT para la Pérdida de Peso.” En nuestra primera llamada, hago que las personas traigan comida a la llamada, para que podamos hacer tapping sobre las ansias en ese momento. Después de la primera ronda en una clase reciente, las ganas de casi todos bajaron, excepto las de una mujer, a quien llamaré “Jannie”.

Jannie estaba haciendo tapping con sus ansias por el helado, aunque no lo trajo a la llamada porque “- a no ser que alguien me lo trajera a casa mientras yo marcaba el número, ¡me lo habría comido en el minuto en que el helado entrara a mi casa!”

Hicimos tapping sobre las ansias:
A pesar de que tengo estas ansias...
A pesar de que realmente quiero esta comida en este momento...
A pesar de que tengo este impulso de comer...
Usamos la Frase Recordatoria “estas ansias” en cada punto de tapping.

Sus ganas bajaron de un 10 a un 2. Pero a ella todavía la preocupaba que si alguien le pusiera un bol de helado delante, ella se lo comiera, o que las fuertes ganas se pudieran disparar nuevamente en una situación estresante.

Entonces hicimos más tapping:
A pesar de que no quiero dejarlo ir totalmente...
A pesar de que tengo miedo de que aún lo querré…
A pesar de que tengo estas grandes ansias que son disparadas por el estrés...
A pesar de que quiero cosas que creo no debería comer…

Ce: Estas ansias
LO: disparadas por el estrés
BO: No puedo dejarlo ir totalmente
BN: Todavía sigo aferrándome
BL: Se disparan con el estrés
Cl: Tengo miedo de que todavía podría quererlo
BB: Aún no le tengo total confianza
SC: Elijo creer en mí misma

Entre la primera y la segunda llamada, Jannie compró un cuarto de helado. Éste permaneció en su refrigerador por 12 horas (¡11 horas y 59 minutos más que lo habitual!). Cuando ella lo abrió, sólo comió las cerezas y tiró el resto a la basura. No ha vuelto a comprar helado desde entonces y no tiene deseo de hacerlo.

En la tercera llamada, hicimos tapping para hechos específicos. Jannie encontró 5 hechos que tenían una carga emocional. Todos estos hechos específicos ocurrieron cuando ella tenía entre 7-15 años. Todos estaban relacionados con sus padres y con el hecho de haber sido privada de algo. Ella eligió “mi mamá comiendo helado todas las noches después de la cena y a mí no se me permitía nada.”

La madre de Jannie era una mujer extremadamente bella, quien pesaba 48 kg, medía 1,52 m y cuidaba muy bien tanto de sí misma como de su hogar. A ella le encantaba el helado, entonces todas las noches solía ir al congelador, cargaba (amontonaba, en realidad) el helado en su ensaladera, se acurrucaba en un extremo del sofá y lo comía lentamente, bocado a bocado.

A Jannie no se le permitía comer nada, nunca – porque era una niña regordeta y pre-adolescente y una regla de la casa era “Jannie no puede comer nada dulce”.

Éste es un muy buen ejemplo de lo que estaba escrito en las paredes de Jannie sobre el helado. En algún momento de su vida, Jannie tomó una decisión, basada en su interpretación de estas experiencias de la niñez. Ella lo describió en una carta para mí en la clase siguiente:

“Cuando yo decido comprar helado, siempre me digo a mí misma “Me lo merezco” – no como una recompensa - sólo me lo merezco. Nunca pude entender esto porque soy alguien que es más humilde que esto y que está inmensamente agradecida por su vida y por todo lo que se le ha dado.

Carol, esto es increíble para mí – finalmente tiene sentido, en realidad un sentido perfecto. Yo sí lo merecía cuando esas energías estaban trabadas por la negación de mi madre. Cuando hice tapping a través de todos esos temas alrededor del helado: ser privada de él, sentir que me lo merecía, que lo podía comer cada vez que quería, aceptar a mi madre por quien ella podía ser y quererla de todas maneras, sentí un gran alivio. Ahora estoy en CERO con el helado. Y lo que más me encanta de todo es que finalmente ¡tiene sentido para mí!

Recuerdo que ella siempre tenía no sólo galones de helado cerca, sino también toda clase de golosinas – yo me pregunto por qué simplemente no iba y comía todas esas cosas de todos modos (yo no era una niña obediente). Después recordé (es gracioso, me había olvidado) que mis padres tenían una cerradura en el refrigerador y una alacena en la cocina con candado con las cosas ricas de mi madre, ¡para mantenerlas fuera de mi alcance!

Entonces se me ocurrió: ¿por qué nunca he calmado mi ansiedad con todas esas cosas en todo el tiempo desde que dejé mi casa y he tenido la libertad de hacerlo? Mi manera de comer es muy saludable (nunca tengo en casa algo que sea tentador para mí) y tengo un exceso de peso de 9 kg, pero esto se debe más a daños ortopédicos por los años de ejercicios físicos y ahora por el cambio hormonal de la mediana edad, que por una mala alimentación.

En la primera clase, tú me dijiste que yo necesitaba confiar en mí misma. Eso resonó en mí porque, aunque realmente me va bien, yo acondiciono mi entorno estratégica y severamente para mantener las tentaciones fuera de mi alcance – siempre.

Entonces, mi siguiente revelación es: cosas ricas bajo llave por mis padres… no soy digna de confianza, pero amo todas esas cosas ricas, entonces esencialmente “pongo bajo llave” todas esas cosas ricas que me encantan porque no confío en mí misma. Por lo tanto, cuando tú dijiste que yo necesitaba confiar en mí misma, yo en realidad sentí tus palabras en mi corazón en ese momento y ahora que lo entendí, siento mucha paz al saber que puedo confiar en mí misma.

Por eso Carol, esto ha sido asombroso para mí y te agradezco desde el fondo de mi corazón. Lo que encuentro contigo es que tus percepciones y palabras me traen normalidad y tú le das un bello sentido y haces conexiones y yo siento todo esto muy profundamente.

Te agradezco muchísimo, Carol, por continuar esto conmigo – hace poco leí que las víctimas sentirán que tienen derechos – y eso resuena conmigo… al pensar “¡Me merezco este helado! ¡Caramba!”

En un seguimiento de 4 meses, Jannie escribió para decir que sus resultados se han mantenido, aún bajo circunstancias estresantes. Ella hizo tapping una vez más, 2 semanas después que terminó la clase. Ella escribe “Te tengo que contar que el helado ha desaparecido de escena para mí. La verdadera prueba ha sido que mi marido haya necesitado una cirugía y que yo haya necesitado “algo” para calmarme – y el helado ¡jamás se me cruzó por la cabeza! ¡En su lugar, he estado eligiendo felizmente bayas, cerezas y uvas! ¡¡¡Éste es un auténtico milagro!!! ¡Gracias, gracias!

Con amor y agradecimiento,
Carol Solomon, Ph.D. EFTCert-I

Traducido por Patricia Carvia

InEnglish.gif