EFT para una adicción al juego - AHEFT

Karen Degen, de Nueva Zelanda, relata el éxito en un caso. Su cliente afirma: "Estuve con Karen una hora y media y mis ganas de jugar pasaron de 10 a 1 en ese intervalo. Hice mis deberes para trabajar con la intensidad restante. He estado en la gloria durante semanas; no he jugado ni he sentido ganas de hacerlo desde el día que visité a Karen hace tres meses." Al final del artículo, hago algunas sugerencias por si reapareciera la adicción.
Por Karen Degen

Hola Gary:

Los practicantes de EFT a tiempo completo tenemos muchos éxitos de los que hablar, pero algunos destacan, como por ejemplo, en mi caso, librar a alguien de una grave adicción al juego en una sola sesión. Paul vendió su casa y antes de adquirir una nueva había perdido las ganancias en el juego. Era una persona buena e inteligente, pero el juego era una adicción para él y no podía parar. Tras una única sesión, Paul sintió que la probabilidad de volver a jugar era baja, pero para estar seguros le “prescribí” que hiciera tapping de forma persistente empleando las afirmaciones con las que habíamos trabajado, que son las siguientes:

Aunque me avergüenza mi adicción y me he decepcionado a mí mismo y a mis hijos...
Aunque cuando me juego dinero no significa nada para mí y no me importa, sí que me importo yo mismo y...
Aunque he perdido toda mi libertad y mi dinero con el juego...
Aunque tuve mucha suerte cuando empecé a jugar y sigo pensando que siempre ganaré...
Aunque juego cuando he tenido un mal día, para animarme, y también cuando he tenido un buen día, porque me siento afortunado...
Aunque juego porque me gusta y puedo hacer lo que quiera, no puedes hacerme parar, no quiero parar...
Aunque no tenía control alguno en mi matrimonio, no tengo control en el trabajo, ni en el juego...
Aunque juego para pasármelo bien porque me merezco darme un gusto, elijo en este momento encontrar una nueva forma de darme un gusto que me haga sentir igual de bien que cuando estaba xxxx (confidencial).

Paul me escribió al cabo de 3 meses:
"Estuve con Karen una hora y media y mis ganas de jugar pasaron de 10 a 1 en ese intervalo. Hice mis deberes para trabajar con la intensidad restante. He estado en la gloria durante semanas; no he jugado ni he sentido ganas de hacerlo desde el día que visité a Karen hace tres meses."

COMENTARIO DE GC: Gracias, Karen. Yendo más allá, no sabemos si estos resultados pueden ser permanentes. Si la adicción reaparece en el futuro, es probable que uno o varios acontecimientos específicos de base sigan acechando bajo la superficie. Serían objetivos a abordar en otra sesión.

Saludos, Karen

Traducido por Eva Llobet Martí

InEnglish.gif