Dolor de cuello y hombro desaparece después de hacer tapping con, “Tengo que protegerme”… desvanece una adicción al chocolate como beneficio segundario - AHEFT

Estudian cómo Patzia Corazon Gonzalez enfoca un asunto de raíz importante. Dice, Ella bajó sólo a 7 de 10, y me sorprendió un poco que no había bajado más. Luego le hice la pregunta: “Si este dolor tuviera un componente emocional, ¿cuál sería?” Inmediatamente Mary respondió: “¡Tengo que protegerme!”
Por Patzia Corazon Gonzalez
Hola Gary:

“Mary” vino a verme porque estaba teniendo mucho dolor en su hombro izquierdo y cuello. Había visto a su médico, a un acupunturista, a un masajista y si bien todo había ayudado, el dolor volvía después de unas horas. Estaba lista para probar esta “técnica extraña” y ver si la ayudaba en algo.

El dolor de Mary y su molestia eran de una intensidad de 8 en una escala de 0 a 10. Hicimos las siguientes frases preparatorias:

Aunque nada ha funcionado, y quizás esto tampoco funcione…
Aunque tenga este dolor en mi cuello y hombro izquierdo...
Aunque tenga este dolor en los músculos de mi cuello y hombro izquierdo…
Aunque los ligamentos en mi cuello y hombro izquierdo están doloridos…
Aunque me duela dormir sobre mi lado izquierdo, y es mi lado favorito para dormir…

Bajó sólo a 7 de 10. Yo estaba un poco sorprendido de que no hubiera bajado más. Y luego realicé la pregunta: “Si el dolor tuviera un componente emocional, ¿cuál sería?” Inmediatamente Mary contestó: “Tengo que protegerme”.

Se sorprendió bastante, pero no tenía ni idea de qué se estaba protegiendo. Hicimos un par de vueltas acerca de:

Aunque tenga este dolor de hombro y cuello protector, me acepto y quiero completa y profundamente y elijo recibir el mensaje que este dolor tiene para mí.

Luego hicimos un sandwich completo usando “dolor de hombro protector”, para la primera ronda, y “mensaje para mí” para la segunda ronda.

Cuando le pregunté si algo había surgido, Mary me miró y dijo que su madre la había echado de su casa cuando tenía 16 años. En aquel momento no sabía cómo protegerse a sí misma y estaba muy asustada. Mary comenzó a llorar y le sostuve la mano haciéndole tapping en los puntos de la mano. Cuando pudo volver a hablar, cambiamos a la técnica “Cuenta la historia”, deteniéndonos casi cada dos oraciones mientras ese recuerdo “largamente olvidado” (está cerca de los 60) surgía y hacíamos tapping y tapping y tapping.

Hicimos tapping por el enojo de su madre que le gritaba. Mary quedó “congelada y muda” y llamó a su padre para que la buscara e hizo su maleta. Mary recordó tener miedo de que su madre le pegara, entonces encorvó su hombro para defenderse. Hicimos tapping con eso.

Aunque Mamá dijo que era una inútil…
Aunque Mamá dijo que dejaría de cuidarme…
Aunque no pude defenderme del enojo de Mamá, hice lo mejor que pude.
Aunque Mamá no me quería ahí, Papi quiso venir a buscarme y cuidarme.

La sesión se convirtió en una cadena de aspectos relacionados que se fueron revelando: su padre la había buscado después de manejar 24 horas para llegar a la ciudad en la que Mary y su madre vivían. Él estaba tan molesto, que manejaba como un maníaco en el camino de regreso y Mary tenía miedo de decir algo. Hicimos tapping con la cara de enojo de su padre manejando muy por encima del límite de velocidad. No podía protegerse ahí tampoco y no sabía si ella había provocado el enojo en su padre. El padre de Mary tuvo que encontrar una escuela en el medio del año escolar, ella no tenía amigos. Hicimos tapping por su “adolescente interna”.

Aunque estaba asustada y confundida, era una adolescente maravillosa.
Aunque odiaba a mi madre y la extrañaba, tenía buena onda...

Finalmente, llegó a 0 por su cuello y hombro, por ese evento específico y todos sus aspectos. Terminamos la sesión con una cita de Deepak Chopra:

“Elijo ser un pionero del futuro y dejar de ser prisionero del pasado.”

Mary me llamó una semana después para contarme que su cuello y hombro estaban bien, se sentía genial, y para su sorpresa ¡una larga adicción a los chocolates había desaparecido! Ella había comido una barra de chocolate todos los días por los últimos 20 años y aunque tenía una caja de barritas Mars en su closet, notó después de un par de días que no había comido ninguna y ¡había perdido el antojo! ¡Mary acaba de pedir el Curso de EFT y se ha convertido en una entusiasta del tapping!

Gracias Gary,
Patzia Gonzaález-Baz

Traducido por Mariela Carvia

InEnglish.gif