Enseñando a los presos EFT para enfrentarse a la vida en la cárcel estatal de San Quintín

Hari Lubin, consejero y facilitador de EFT, trabajó con presos de la cárcel de San Quintín, y los ayudó a liberarse emocionalmente a pesar de estar encarcelados. Muchos de los reclusos habían sufrido graves traumas en sus vidas y EFT les ayudó a liberar su carga traumática. Hari falleció el 15 de marzo de 2013.

A continuación se presenta su obituario, que apareció en un boletín informativo de San Quintín, así como cartas y citas de reclusos que se beneficiaron del aprendizaje de EFT con Hari.

Obituario: Voluntario de San Quintín durante muchos años muere por accidente cerebrovascular.

Hari "Ed" Lubin, voluntario en la cárcel de San Quintín durante muchos años, falleció después de un accidente cerebrovascular. Nacido en 1932, murió el 15 de marzo en el Hospital General de Marin, rodeado de familiares y amigos. "Hari amaba la vida, la comida, y ayudaba a las personas a realizar los cambios necesarios para vivir amándose y en equilibrio consigo mismas", dijo su familia en un comunicado. "Se mudó a Marin y dedicó sus últimos 10 años a los programas penitenciarios Change is Possible (El cambio es posible) y Freedom in Prison (Libertad en la prisión)".

"Durante ese tiempo, las cartas de los hombres que participaron en sus programas de asesoría describen los cambios profundos que él les ayudó a lograr". Él fue cuidador residente en el centro recreativo Jug Handle Farm and Nature Center en Casper durante casi 10 años. "Hari guiaba a los visitantes hacia una relación más armoniosa con el mundo natural".

"Durante ese tiempo recibió un certificado en hipnoterapia y comenzó a dar consultas y servicios que incluían asesoramiento en el hospicio, Men's Alternative to Violence (Alternativa de los hombres a la violencia) y en el Programa de Prevención del Abuso Infantil", informó la familia. A finales de la década de los noventa, Hari se convirtió en el director del Programa Penitenciario del maestro espiritual Gangaji y fue presentado a los reclusos condenados a cadena perpetua de San Quintín. "Parece que finalmente encontró su pasión más profunda, ser facilitador de transformaciones hacia la paz interior", expresó la familia.


Bienestar y calma de las emociones

Mi nombre es Richard Lindsey. Tengo 51 años de edad y cumplo una condena de cadena perpetua en prisión por el asesinato de Michael Kaylor, un hombre al que maté cuando tenía 28 años. Durante gran parte de mi vida he sufrido de sentimientos de inadecuación, baja autoestima e inseguridad. Y como yo era incapaz de procesar de forma efectiva y resolver esos sentimientos, mi vida se volvió disfuncional y estuvo caracterizada por un comportamiento antisocial.

Me volví egocéntrico, egoísta y muy exigente con los demás, al tiempo que me enredé en una espiral descendente de abuso de sustancias para encubrir la experiencia dolorosa de estos sentimientos. La culminación de mi disfunción dio como resultado el asesinato sin sentido de Michael Kaylor.

Desde entonces he podido identificar muchas de las emociones subyacentes que tuvieron un efecto tan profundo en mi vida. Pero el identificar simplemente esas emociones no era suficiente para resolverlas.

He probado muchos programas de autoayuda y muchos de ellos fueron muy provechosos en ayudarme a "comprender" las circunstancias de mi vida, aunque pocos abordaron cómo "resolver" los estados emocionales negativos que existían dentro de mí.

Pero me topé con las Técnicas de Liberación Emocional que es un programa que aborda precisamente esa necesidad.

He aplicado la técnica de EFT, de hacer tapping en mi vida durante más de un mes y durante ese tiempo he experimentado un sentimiento general de bienestar y calma de las emociones. Yo generalmente uso EFT tanto en la mañana como en la tarde, así como en cualquier otro momento en el que advierto cierta inestabilidad en mi vida.

He estado durmiendo mejor y algunas molestias físicas que he tenido durante más de tres décadas han desaparecido de mi vida. Mis relaciones con los demás han tomado una nueva dimensión satisfactoria que nunca antes había experimentado. Y he notado que me siento menos preocupado cuando en la vida los acontecimientos dan un giro inesperado, una circunstancia que antes habría sido muy perturbadora para mí.

Tengo la intención de continuar mi práctica de EFT, y avalo y apoyo totalmente su aplicación en la vida de cualquiera que haya experimentado dificultades emocionales.

Agradezco a Hari Lubin por su generosidad y compasión al compartir esta técnica curativa conmigo y con los demás.

- Richard Lindsey


¿Qué ha hecho por mí El Cambio es Posible con Hari Lubin?

En 25 años de encarcelamiento, quería encontrar a una persona con quien compartir lo que ha estado agitando mi alma. Necesitaba a alguien que pudiera escuchar sin prejuicios y de manera confidencial, y que si fuera posible también comprendiera lo que estaba ocurriendo, lo que había pasado en mi vida que contribuyó a mis problemas.

En Hari encontré a una persona caritativa que estaba presente únicamente para escuchar y hacer una sugerencia acertada o, con su discernimiento, señalar algo que pudiera haber contribuido a mis pensamientos negativos y acciones.

Al principio no me sentía muy optimista sobre aquello en lo que me estaba involucrando, cuando me explicaron en qué consistía su particular asesoría. Aún así, estaba abierto al cambio y aquello rindió sus frutos. Yo recibí y acogí sin reservas lo que Hari tenía para compartir.

Ahora, tengo un mayor conocimiento de mí mismo y de cómo mi anterior forma de pensar me condujo a una vida de delincuencia. Soy capaz de dar una mejor explicación de mis pensamientos, del autodiálogo, y de las acciones que siguen. La sabiduría impartida equivale a sabiduría ganada. Ya no me pregunto por qué: sé por qué.

Y lo más importante, entiendo cómo puedo vivir con una mayor calidad de vida, ahora y en el futuro, mediante el manejo de mis emociones.

En primer lugar, me presentaron el hacer Tapping de EFT como un medio para dispersar la energía de cualquier cosa que me estuviera sacando de sincronía. No analizaba el problema, cualquiera que fuese. Simplemente hacía tapping hasta que podía sentir la caída de intensidad emocional a un nivel manejable. Entonces podía tomar una buena decisión o tomar medidas para resolver el problema revelado.

Recientemente experimenté uno de los juicios más difíciles de mi vida. Sentía confianza en que obtendría una fecha de liberación en mi Audiencia de Revisión con la Comisión de Penas en Libertad Condicional. Luego me dijeron que tres testigos adversos estaban presentes. Mi cuerpo sintió en gran medida la misma sensación traumática que alguien sentiría si de pronto escuchara sobre la muerte de alguien. Poco después, comencé a hacer tapping y así seguí durante unos 5 minutos. Volví a estar en sintonía y fui capaz de comparecer para mi audiencia.

Tuve que escuchar testimonios falsos y acusaciones que podrían haber sido difíciles de oír. Sin embargo, yo no me alteré porque me había preparado de antemano, haciendo tapping y diciendo:

"Aunque tal vez escuche falsedades o verdades que se dirijan negativamente hacia mí, y aunque tal vez no sea visto como el buen hombre que soy y las cosas positivas que he aprendido a aplicar en mi vida, me quiero, me acepto y me perdono profunda y completamente".

He sido bendecido con esta herramienta, EFT, que me permitirá enfrentar y gestionar de la mejor manera posible cualquier dificultad en mi vida. Puedo estar en paz en cualquier situación. Puedo tomar buenas decisiones y opciones porque vengo de un lugar de armonía, amor y comprensión. Es un regalo inestimable el que he recibido. ¿Cómo puede alguien expresar su gratitud por haber sido ayudado a descubrir ese don tan maravilloso?

Así que, para corresponder, dígale a cualquiera que conozca quién y qué me ha ayudado a vivir con una mejor calidad de vida, cuidando más plenamente de mí mismo y de los demás.

Esto lo encontré en El Cambio es Posible. Hari Lubin me ayudó mucho más de lo que él nunca sabrá. Y su efecto en cadena es bendecir a otros hablándoles acerca de esta maravillosa práctica de hacer tapping. Soy una prueba viviente de su efectividad y he pasado de ser, algo escéptico al principio a convertirme en un verdadero creyente y practicante. Me gusta este método de enfrentarme a cualquier cosa que se me presente. Esto realmente funciona y seguiré haciendo tapping por el resto de mi vida.

Gracias, Hari.

- David González, D-04912, Cárcel Estatal de San Quintín


Citas de víctimas de traumas de Hari Lubin: Veteranos y reclusos

"A través del proceso de autoindagación con Hari, ahora soy capaz de reconocer las historias falsas que he incorporado a mi vida. En lugar de recurrir a mi viejo sistema de creencias, ya no me alimento de ese caos. Por una vez existe la libertad: he recuperado mi integridad, la autoestima positiva y la confianza en mí mismo".
- Vincent R. - ex marino

"Durante más de 26 años, he trabajado con diversos programas de terapia como cliente. Las sesiones que Hari ofrece cortan las creencias interiores más profundas y, al trabajar sobre los traumas pasados, Hari me ha facultado para lograr cambios positivos en mi vida".
- Thomas N. - Airborne

"Hari tiene una presencia que inspira confianza y seguridad. Considero su asesoría entre las mejores que he recibido".
- Stephen L.

"La sesión de ayer fue sorprendentemente simple, pero ha levantado una carga que arrastraba de por vida. Me siento bastante rejuvenecida. Hari es bastante especial".
- Selma L.