ACTITUD


Había una vez una mujer que despertó una mañana, se miró en el espejo, y notó que ella tenía solamente tres pelos en su cabeza.

“Bien,” ella dijo, “pienso que trenzaré mi pelo hoy.”

Ella así lo hizo… y tuvo un día maravilloso.

Al día siguiente que ella despertó, se miró en el espejo, y notó que ella tenía solamente dos pelos en su cabeza.

“H-M-M,” ella dijo, “pienso que hoy partiré mi pelo en el centro.”

Ella así lo hizo… y tuvo un día maravilloso.

Al día siguiente que ella despertó, se miró en el espejo, y notó que ella tenía solamente un pelo en su cabeza.

“Bien,” ella dijo, “voy hoy a usar mi pelo en una cola de caballo.”

Ella así lo hizo… y tuvo un día maravilloso.

Al día siguiente que ella despertó, se miró en el espejo, y notó que ella no tenía ningún pelo en su cabeza.

“¡Sí!” ella exclamó, “¡yo no tengo que arreglar mi pelo hoy!”

Autor Desconocido

Traducido por Nidza Busse

InEnglish.gif