Usando EFT para el prejuicio racial


Por Gary Craig

Hola a todas/os,

Mientras estaba en mi trote matinal me puse a pensar acerca de mis artículos recientes sobre “Senos, partes del cuerpo y preocupaciones sobre la autoimagen” y...

cómo nos juzgamos el uno al otro según la “belleza” de las partes de nuestro cuerpo y... cómo esto puede llevarnos a sentimientos de inadecuación a causa de “nuestras partes problemáticas del cuerpo" y... cómo podemos ganar libertad emocional sobre cualquier grado innecesario de inadecuación mediante el uso de EFT y... cómo esta clase de desafío, por lo menos para EFT, no es diferente de ningún otro problema emocional...

Esto naturalmente me llevó al tema relacionado del prejuicio racial. En el fondo, no encuentro verdadera diferencia entre que uno juzgue a otro basándose en las partes de su cuerpo y que uno juzgue al otro basándose en el color de su piel o su trasfondo étnico. Ambas clases de juicios son “respuestas condicionadas” (gracias a usted, Dr. Pavlov) a las cuales estamos condicionados por nuestras varias culturas acerca de lo que es bueno o malo en relación a otras personas. La piel negra es grandiosa si tú vives en la África tribal pero no tan grandiosa si tú vives en Villa Blanca.

Entonces mis pensamientos retrocedieron cerca de 30 años atrás cuando mi hija de 5 años, Tina, estaba mirando Calle Sésamo (un programa infantil) en televisión. Había dos niños jóvenes en la pantalla, uno negro y el otro blanco. Mientras ni mi esposa ni yo habíamos transmitido a sabiendas ninguna actitud racial a nuestros hijos, estaba curioso por cómo Tina podría juzgar a estos dos niños.

De manera que le pregunté...”¿Ves alguna diferencia entre esos dos niños?”
Me respondió: “uno de ellos tiene puesta una camisa rayada.”

No se trataba de que no viera la diferencia en el color de la piel. Más bien, para ella la camisa rayada en franjas de blanco y rojo brillante era lo que resaltaba. El color de la piel era menos importante. Más aún, no estaba lo suficientemente confeccionada para asociar piel negra con cualquier otra cosa que “simplemente otro tipo de piel”. No merecía mayor comentario que el color de la alfombra sobre la que los niños estaban sentados.

Continuaba trotando y mis pensamientos fueron a un drama que vi en la TV protagonizado por John Ritter en el papel de un policía blanco. En un punto del drama, estaba teniendo una cándida conversación, corazón a corazón, con un policía negro quien, por años, había sido su querido amigo y compañero de trabajo. No recuerdo exactamente las palabras exactas de John Ritter, pero esto se acerca bastante...

“Te quiero. Eres mi amigo querido. Pero eres negro y cuando me doy un sacudón de manos contigo quiero limpiarme la manos... y no sé por qué.”

Quizás cuando el personaje de John Ritter tenía 5 años de edad, como mi hija, él tampoco tenía las asociaciones necesarias para causar esta respuesta condicionada. Pero, de alguna forma, en el camino las aprendió. Aún entendiendo que lógicamente no deberían estar allí, sus respuestas emocionales condicionadas se imponían cuando estrechaba manos con piel negra. Esto se interpone en el camino del amor, por supuesto. Proporciona una barrera para tocar a otro de un modo que afecta. Esta, y otras respuestas insidiosas como esta, están alojadas dentro de nuestra psique y es de esperar, a menudo sutilmente, que se muestre en hilera ya sea que las queramos o no.

Afortunadamente, a todas estas emociones se le puede aplicar EFT.

Por cientos de años, esta clase de asociación perjudicial fue mayormente considerada intratable. Se la consideró simplemente como “la manera en que son las cosas” y poca o ninguna atención se le dio al asunto. Por lo tanto continúa hirviendo bajo la superficie, del mismo modo en que el problema de las partes del cuerpo, plantándose firmemente en los caminos del amor.

Esto no es necesario porque EFT puede usarse para sacar afuera estas inútiles respuestas emocionales. No tenemos necesidad de buscar caminos especiales aquí. Solamente necesitamos apuntar el proceso de EFT (a través del lenguaje) hacia los aspectos específicos del desafío.

Mi experiencia sugiere que no es probable ver demasiadas “maravillas de un minuto” en esta área ¿Por qué? Porque la mayoría de los prejuicios han sido construidos a través de años de reforzamiento y muchos, muchos aspectos. En tanto la persistencia debería tirar el edificio abajo.

El prejuicio es un problema de dos caras. Están aquellos que conservan las ideas prejuiciosas y es a aquellos a quienes el prejuicio se apunta. Ambos necesitan libertad emocional de esta carga y por lo tanto sugiero más abajo algunos ejemplos de EFT en el lenguaje para ambas partes. Deberían proporcionar un buen comienzo.

Para empezar, aquí hay algunas verbalizaciones para EFT para aquellos que mantienen los pensamientos perjudiciales, comenzando con uno que el personaje de John Ritter debería usar...

“Aunque me quiero limpiar la mano y no sé por qué...” “Aunque paso un mal momento besando a (grupo étnico)...” “Aunque me siento incómodo cuando estoy rodeado por (persona étnica)...” “Aunque me siento superior a los (grupo étnico)...” “Aunque un (persona étnica) me avergonzó cuando tenía 12 años...” “Aunque un (persona étnica) hace que mi pecho se ponga tenso cuando está a menos de 3 metros...” “Aunque estoy dudando de presentarme a un (persona étnica)...” “Aunque tengo miedo de lo que mis amigos podrían pensar si me hago amigo de un (persona étnica)...” “Aunque aún puedo escuchar a mi padre diciendo (algo acerca de un grupo étnico)

Para continuar, aquí hay algunas verbalizaciones de EFT para aquellos a quienes el prejuicio está dirigido.

“Aunque me siento inadecuado alrededor de un (grupo étnico “superior”)...” “Aunque tengo este nudo en el estómago cuando estoy cerca de (persona “superior”)” “Aunque aun siento mucha rabia cuando soy reducido a un segundo grado por un (persona “superior”)... “Aunque mi madre siempre dijo “tu debes mantener la distancia y permanecer en el lugar que te corresponde”... “Aunque soy un prisionero dentro de los pensamientos de otra persona...” “Aunque a veces pienso que la opinión de un (persona “superior”) sobre mí es más importante que la mía propia...” “Aunque me siento inadecuado cada día cuando cruzo la puerta en el trabajo...” “Aunque tengo miedo de que haya un nuevo holocausto...”

Esto que estamos tratando aquí no es una cuestión para tomar a la ligera. En cambio, tiene implicaciones IMPORTANTES. Lo que estamos explorando es UN MODO DE REDUCIR O ERRADICAR EL PREJUICIO RACIAL EN ESTE MUNDO. ¿Parece imposible? ¿Parece un desafío demasiado global?

No dije que fuera fácil. Pero ahora tenemos las herramientas para hacer esto y podemos empezar con nosotros. Podemos usar EFT para colapsar nuestros propios, inútiles prejuicios condicionantes y eso permitiría una mayor sensación de paz personal aflorar a la superficie.

¿Qué mejor negocio podrías hacer?

Y, mientras estamos en esto, podemos colapsar nuestros juicios y nuestra sensación de inadecuación acerca de nuestras partes del cuerpo. Desde allí podemos ser un modelo de amor, aceptación y perdón. Podemos caminar más livianamente en este mundo. Podemos caminar sobre seda. Entonces podemos aplicar EFT para otros y de ese modo crear más modelos... y desde allí soltamos la bola de nieve.

¿Alguien quiere paz personal?
Abrazos (sin barreras), Gary

Traducido por Martin Jones - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif