Hacer "tapping" en el miedo al ‘señor de los impuestos’


No creo que a nadie le guste tener correspondencia con el "señor de los impuestos". La clienta de Pamela Bruner, sin embargo, tenía una fobia exacerbada al respecto. Lee cómo Pamela la manejó.
Por Pamela Bruner

Connie (no es su nombre verdadero) vino a verme tras un taller, y me contó que tenía una fobia de por vida que la asediaba, particularmente de febrero a abril todos los años. Le temía a los impuestos y al “señor de los impuestos”. No tenía explicación para este temor.

Si recibía una carta de la Agencia tributaria, la escondía, incapaz de de abrirla. Esto no dependía de su capacidad para pagar, ya que disfrutaba de una situación holgada. Nunca había sido inspeccionada, y no recordaba que sus padres jamás hubiesen mencionado los impuestos, ni para bien ni para mal. Lo único que recordaba era que en el catecismo oyó hablar del “señor de los impuestos” como una especie de “hombre del saco”, pero no relacionaba cómo eso le podía haber causado una reacción tan fuerte. Se sentía incómoda incluso mencionando la palabra “impuestos”, y se alteraba si veía los anuncios televisivos sobre preparación de impuestos.

Su trastorno con sólo decir la palabra “impuestos” era de alrededor de 8 en una escala de 0 a 10. Hicimos tapping: Aunque ni siquiera me gusta la palabra “impuestos”… Después de dos secuencias su trastorno con la palabra “impuestos” se había reducido a cero.

De nuevo mencionó su miedo al señor de los impuestos, pero ya no era capaz de verbalizar más detalles sobre ello o de explicarlo. Le expliqué que con EFT no tenemos que comprender el miedo del todo para poder hacerlo desaparecer. Su miedo estaba en 6. Aunque tengo miedo del señor de los impuestos, y lo siento como al hombre del saco…

Durante el tapping, parecía que su intensidad se elevaba y comenzó a llorar en silencio. Hicimos tapping abreviados sin parar y su llanto se calmó tras tres secuencias. Yo podía ver cómo su energía parecía haberse aclarado.

Le pregunté si tenía más información, y contestó que no. No se había dado cuenta de nada mientras lloraba, puesto que había sido todo una ola de emociones. Me comentó que era muy poco típico de ella el llorar por algo. ¡Y el miedo había desaparecido!

Hicimos la prueba haciendo que imaginase que abría una carta de la Agencia tributaria. Sin problemas. Entonces le pedí que se imaginase que contenía una factura de impuestos tal alta que no la podía pagar. Ningún trastorno tampoco; sólo el deseo de solucionar el problema. Tampoco tenía ninguna intensidad al usar la palabra “impuestos” ni al pensar en el señor de los impuestos.

COMENTARIOS DE GC: La prueba final es, por supuesto, cuando de verdad aparece una carta de la Agencia tributaria. En ese instante puede que ella esté totalmente libre de temor, pero si este no fuese el caso, otros aspectos habrán surgido para “una limpieza con tapping."

Todo esto nos llevó unos 15 minutos. Connie me miró con incredulidad y dijo: “¿Cómo es posible que un poquito de tapping haya conseguido esto?’

¡Bien por EFT!
Pamela Bruner, CLC, EFT-ADV (Asesora personal diplomada, EFT-avanzado)

Traducido por Ana Saval-Badía Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif