Un niño de 7 años aprende EFT y apacigua su propio Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad

Aquí tenemos una historia fascinante por Helen Bressler que debería llamar la atención de padres, profesores y cualquier persona afectada por este trastorno.


Por Helen P Bressler

Como estudiante adulta de enfermería en periodo de prácticas, estoy expuesta a multitud de gente con diferentes grados de problemas de salud. Un día, me encontré trabajando con Jane, una profesional de la salud, que se quejaba de una molestia grave en la pantorrilla derecha, y me ofrecí a hacerle una sesión de EFT. Inmediatamente mi colega notó un gran alivio y dijo que sentía ‘un bienestar general’ (estaba en el primer semestre de su embarazo y había estado sintiendo fatiga y nauseas) y que iba a seguir haciéndose tapping en casa.

Al cabo de tres días vi a Jane en el trabajo y escuché una historia que ella quería compartir con mucho entusiasmo. Dale, su hijo de 7 años de edad, que había sido testigo del tapping en casa, sintió curiosidad acerca de lo que hacía su madre. Jane le explicó que el proceso había curado su dolor de pierna y que le había proporcionado un bienestar general.Resultado de imagen para deficit de atencion

Dale se sentó frente a ella y copió el proceso: en la cara, clavícula y bajo el brazo. Al día siguiente Jane recibió una llamada de teléfono del colegio de su hijo. La profesora explicó que Dale, un chico que podía estar moviéndose durante toda la clase, desatento y descentrado, había estado cada vez más tranquilo, atento y alerta. Dijo que Dale había estado sentado en su pupitre en silencio, haciéndose tapping suavemente en ciertas partes de su cara, de su garganta y debajo del brazo. También dijo que había seguido haciéndose tapping en varias ocasiones a lo largo del día.

Su capacidad de concentración había sido ‘la mejor que he visto hasta ahora’ y había levantado la mano para responder preguntas, algo que no había hecho antes. Ella preguntó: “¿Qué estaba haciendo? Quiero que todos mis alumnos sepan cómo usar esto para que les ayude a estar centrados y alerta.”

Me encanta esta historia. Una vez más se confirman los beneficios de EFT y la inocencia de la niñez es tal que hay una aceptación de la técnica sin el escepticismo de muchos adultos. Desde luego que independientemente de cómo se sienta uno por la técnica, los resultados son a menudo bastante significativos. Aún así, la buena disposición de ‘simplemente hacerlo’, como hizo Dale en la clase, es muy interesante.

Me pregunto si la buena disposición de Dale vino de los cambios de los que fue consciente, de su curiosidad al ver a su madre haciendo tapping, o de algún otro factor. La receptividad de la profesora hacia la técnica es una respuesta constante que he visto muchas veces: gente ansiosa por probar EFT tras ser testigos de los beneficios extraordinarios en otras personas.

Un saludo,
Helen P Bressler
Salud Positiva – Potencial Óptimo

Traducido por Sophie da Costa

InEnglish.gif