Para aquellos a quienes se les dificulta distinguir la derecha de la izquierda


Aquí tenemos otro gran ejemplo de EFT que ilustra nuestro lema general de “Prueba EFT en Todo.” Nos llega de parte de Maureen Cram de Sudáfrica.


Por Maureen Cram

¿Cuántos de nosotros tenemos dificultad para distinguir la derecha de la izquierda? Tal vez no tantos… quizás muchos de nosotros. No es un asunto de vida o muerte así que tal vez simplemente no comentamos acerca de ello.

Yo nunca he podido distinguir mi derecha de mi izquierda sin pensarlo seriamente un poco. Así que si estaba manejando y necesitaba pedir direcciones, yo tenía que pedirlas con mucha anticipación para poder entenderlas y luego golpearme el dedo correspondiente a la dirección deseada sobre el volante para asegurarme que había dado la vuelta en la dirección correcta.

También tenía problemas para resolver las claves verticales de los crucigramas. Yo necesitaba escribirlas a lo ancho de la página con diagonales en los espacios de las letras faltantes. Y entonces por lo general podía resolverlos. Yo nunca pensé que esto podría ser alguna forma de dislexia ya que siempre he podido deletrear muy bien.Resultado de imagen para lateralidad

Hace alrededor de un año descubrí el sudoku, un juego nuevo diseñado de manera parecida al crucigrama. Yo juego en línea donde puedo revisar si he cometido errores. Me encontré con que podía resolver las líneas horizontales pero tenía el mismo problema con las líneas verticales, al igual que con las líneas verticales de los crucigramas.

¿Por qué no probar EFT para esto? Yo había leído que EFT funciona bien en la dislexia por lo que ¡déjame ver si funciona para la incapacidad para resolver líneas verticales de sudoku! Yo pensé acerca de cuál emoción estaba sintiendo… ¿Vergüenza? No… Demasiada edad para sentirme avergonzada. ¿Miedo? No… ¡Aha! ¡Frustración! ¡Esa era! Hice una ronda rápida de EFT para mi frustración con respecto a no ser capaz de resolver las líneas verticales del sudoku y también incluí, como una buena medida, que tampoco podía distinguir la izquierda de la derecha.

Esperé… nada parecía ser diferente. Volví a mi acertijo. Observé los números verticales. ¡Todo lo que puedo decir es que súbitamente podía “verlos”! Estaba asombrada. Rápidamente terminé un acertijo… ¡sin problemas en las verticales!

¡Wow! Entonces me pregunté cómo podía revisar lo de la derecha y la izquierda. Voltea a la izquierda me grité a mí misma y mi cabeza volteó inmediatamente a la izquierda. Voltea a la derecha… lo mismo. Corrí a pedirle a mi esposo que me revisara. 100% cada vez. ¡Ningún titubeo! Ahora puedo señalar correctamente hacia las cosas. Está en el refrigerador en la bandeja media, a la derecha… Puedo dar direcciones precisas. ¡Y puedo hacer las claves verticales de los crucigramas ahora sin tener que escribirlas aparte!

Maureen Cram

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif