Un Coach de Golf da resultados consistentes para estudiantes – una mejora promedio del 36%

Hola a todos,

Con agradecimiento para Stephen Ladd por darnos una mirada, paso a paso de su protocolo de coaching de golf. Afortunadamente, él mantuvo algunas estadísticas sobre sus alumnos y, como podrán ver, el 100% de ellos mejoraron.
Por Stephen Ladd

Querido Gary,

Gracias por su interés en mi trabajo de EFT con golfistas. Tal como me pidió, a continuación sigue una descripción de mi procedimiento de coaching y un resumen de las estadísticas de reducción de handicap que he reunido a lo largo del último año y medio.

He aprendido mucho de las generosas e instructivas aportaciones de otros practicantes en el forum (gracias en particular tanto a Steve Wells como a Stacey Vornbrock). Esperamos que esta información sea de alguna utilidad para coaches que trabajan con golfistas u otros atletas.

Mi entrada al trabajo energético con golfistas fue una progresión natural de mis diez años de experiencia como entrenador de fuerza y de condición (al menos yo la veo como natural). En ese momento, tenía un gran número de golfistas en mis programas de condición. Además, también tenía la confianza y el respeto de muchos instructores de golf de alto nivel en el área. Estas relaciones hicieron sustancialmente más fácil introducir EFT.

Estructura de las sesiones.

La mayor parte de mi trabajo con golfistas se realiza uno a uno, en persona. La primera sesión es en mi oficina, o en caso de profesionales de la enseñanza, puede ser afuera en el “green”.

En la oficina

La sesión empieza con una entrevista de entrada reuniendo detalles específicos sobre el juego de golf del cliente, por ejemplo, años que lleva jugando, handicap, instructor o instructores, parte del juego más fuerte o más débil, mejor o peor momento en un recorrido de golf, molestias físicas, etc. Los golfistas AMAN hablar de este deporte, así que dejarles hablar un poco ayuda a ganar la confianza. También introduzco sutilmente preguntas aparentemente no relacionadas con el golf pero relativas a relaciones (empezando con “¿juega su esposa a golf?”), trabajo, sistemas de creencias (al principio indirectamente), etc.

Seguidamente me meto en una demostración de visualización de EFT. No me importa si el cliente está familiarizado o no con el tapping, yo sólo quiero que lo SIENTAN. En resumen, hago que el cliente visualice el golpe o situación de golf más comprometida que ellos hayan encontrado nunca, y que a ello lo añadan una emoción y una escala de malestar. Luego yo hago tapping para ellos en una secuencia corta básica: PK (preparación), CE, LO, BO, BN, BL, BB, MU, CO [punto karate, ceja, lado del ojo, bajo el ojo, bajo la nariz, bajo los labios, bajo el brazo, muñeca, coronilla]

Nota: De hecho yo les hago tapping a ellos la primera ronda o dos, ya que he encontrado que es más fácil para los clientes mantenerse centrados en el problema o la escena cuando ellos no tienen que mirar e imitarme en cuanto a los puntos de tapping.

Nota: No insisto en que ellos digan la frase recordatoria, sino más bien les animo a que simplemente se “sintonicen con el problema” en cualquier forma que ellos prefieran.

Normalmente sólo hace falta de una a tres rondas para bajar la intensidad de la escala cero a diez hasta cero en cualquier problema particular. Por supuesto, hay excepciones que requieren un poco más de trabajo detectivesco, pero intento no ir “demasiado lejos” en a primera sesión, por ejemplo, cómo la ira que albergan contra una ex-esposa puede estar causando chillidos estridentes. He encontrado útil crear un poco más de confianza antes de echar un clavado en el meollo (abstracto) del problema.

Una vez que el cliente ha experimentado actualmente un cambio en el nivel de la escala de malestar, ellos suelen estar bastante abiertos a la idea del trabajo en “la zona cómoda”. Después de explicar el concepto básico y hacer unas pruebas preliminares, asigno tareas usando varios capítulos de mi libro: “Tap In Golf: The Ultimate Mental Game Mastery System” (“Tapping en el golf: el sistema definitivo de maestría mental del juego”).

Nota: He experimentado un incremento sustancial en el cumplimiento con las asignaciones de deberes con la publicación de mi libro, en comparación con simples apuntes. Esto apoyaría la recomendación de Gary de convertirse en una autoridad.

Antes de dejar la primera cita, aseguro una fecha y hora para la siguiente visita. Con frecuencia esta será en uno de los clubes de campo o a una distancia cercana.

El putting green.

Me gusta que el cliente salga al putting green en la segunda o tercera sesión para ser capaz de ver una mejora más objetiva. Con frecuencia, esta ya habrá tenido lugar si han estado afuera jugando algunos circuitos después de nuestra primera sesión. Por mi experiencia, ha funcionado bien sacar a los instructores de golf al “putting green” en la primera sesión. Esto puede ser debido a que los instructores (al igual que golfistas altamente habilidosos) pueden SENTIR las sutilezas en su golpe (subjetivo) y también podemos “puntuar” los “putts” así mismo (objetivo). El capítulo Cinco de mi libro se titula El desafío del “putting” y abajo hay un extracto:

Diríjase al green con cinco bolas de golf. Escoja un único hoyo para ser usado durante todo este experimento. Empiece practicando desde unos seis metros y cuatro sitios distintos.

Asegúrese de que ya ha hecho el precalentamiento completo y de que tiene una buena idea de los impedimentos en el green desde cada posición. Esto ayudará a asegurarse de que las mejoras que experimente después de la rutina de tapping no son atribuidas simplemente a cogerle el tranquillo al green.

Seguidamente, usted va a golpear cinco putts desde cada uno de los cuatro lugares. Cada putt será calificado por usted, usando la tabla de puntuación a continuación:

ScoreCard.JPG

Nota: es útil decidir por anticipado qué constituye cada puntuación. Por ejemplo:

Ace: obviamente, “en el agujero”
Bueno: “golpecito” a menos de 45 centímetros.
Justo: Entre 45 y 90 centímetros.
Pobre: Más de 90 centímetros.

Ajuste los criterios anteriores para ajustarse a su actual nivel de habilidad en el putt. Sólo asegúrese de usar el mismo criterio para las rondas de antes y después.

Además de este sistema de puntuación objetivo, tome también una nota mental de cómo se SIENTE usted mientras está embocando.

Golpee ahora los veinte putts, cinco de cada uno de los cuatro sitios y puntuelos como corresponda.

Ahora realice la rutina corta de “tapping” para la “tensión” o cualquier otra sensación o emoción negativa en concreto que pueda estar experimentando.

Tome una respiración profunda.

Golpee cinco bolas del sitio nº 1 y anote la puntuación apropiada para cada una de ellas.

Pase al sitio nº 2 y repita la rutina abreviada de nuevo. (¡Venga, solo se necesitan 30 segundos!) Ahora golpee las siguientes cinco bolas y puntúelas como corresponda.

Repita este procedimiento para los lugares nº 3 y nº 4.

Ahora es el momento de comparar las puntuaciones de antes y de después. Las probabilidades son extremadamente buenas de que usted verá una mejora, con frecuencia una muy sustancial. A continuación se encuentra la tarjeta de puntuación de un profesional de enseñanza de la PGA (reproducida con su autorización).

ScoreDavid.JPG

Lecciones de juego

Nota: He podido establecer relaciones con tres campos de golf que me permiten realizar lecciones de juego. Esto no fue fácil al principio. Dos de los clubes finalmente me permitieron trabajar allí porque hice coaching a varios de sus más relevantes miembros. El tercer campo recientemente cerró un trato conmigo para hacer pequeñas sesiones de instrucción una vez al mes para sus miembros a cambio de los privilegios de lecciones de juego. Esto funcionará bien para mí ya que ciertamente ganaré más clientes, y venderé más libros.

Mis lecciones de juego sobre el terreno se han vuelto muy populares, y rentables. Ofrezco formatos de seis o nueve hoyos (y en algunas ocasiones, un recorrido completo de dieciocho hoyos). Antes de realizar una lección de juego con un cliente, ellos deben:

1) Haber tenido al menos una sesión fuera del recorrido (preferiblemente dos).

2) Poseer y estar familiarizados con mi libro.

Antes del recorrido, trabajamos en “limpiar” (esta palabra parece ser lo bastante inocente para muchos golfistas) cualquier elemento del juego del cliente que esté causando preocupación, por ejemplo, el putt. También encaramos los problemas de la zona cómoda y luego revisamos los protocolos abreviados básicos para la “tensión”.

Mientras estamos en el recorrido, yo suelo hacer que el cliente haga tapping con frecuencia, pero en un número limitado de puntos. Por ejemplo, con frecuencia omitiré por completo la preparación, y simplemente uso los puntos CL (clavícula) y BO (bajo el ojo). Empecé a implementar este enfoque después de que muchos de mis jugadores avanzados llegaran a esta fórmula naturalmente por sí mismos. También ha sido mi experiencia que algunos golfistas se sienten abrumados inicialmente con demasiado tapping sobre el terreno. Obviamente hay una gran variación entre individuos, que es lo que hace del coaching tanta diversión.

Uno de mis métodos favoritos para encontrar “en qué” hacer tapping es hacer que el cliente simplemente me diga qué está pensando. Estoy constantemente preguntándoles “qué piensa usted sobre este golpe” o “cómo se siente sobre ello”, etc. Soy bastante gruñón, o eso me dicen. Al principio estaba un poco preocupado sobre hablar demasiado y hacerles “salir de la zona”. Pero luego empecé a cuestionarme mi propia creencia de que “la zona” era tan frágil: ¿quién lo dice? ¿Por qué es que los golfistas necesitan que esté tan silencioso? Mi respuesta es que esto es pura tradición – una tradición refinada sobre ello. Y una tradición, a mí nunca me ha parecido una buena razón válida. Quiero decir realmente… golpear una bola de béisbol es un desafío mucho más grande que golpear una bola de golf estacionaria, pero uno no ve que los jugadores de béisbol pidan a todo el mundo que se calle. Pero estoy divagando…

Para empeorar todavía más las cosas (o mejorar, dependiendo de su perspectiva) con frecuencia uso un poco de TEP (Terapia de energía provocativa) como Steve Wells. Gracias de nuevo a Steve por validar este estilo y permitirme explorar completamente lo que viene más bien naturalmente con mi personalidad.

Por ejemplo, podría decir cosas como: (todos ejemplos reales de la semana pasada)

A) “Caramba, esto es una horrible mentira, ¿no?”
B) “¿Está seguro de que hay bastante campo para librar el agua?”
C) “Un ‘driver’ en este hoyo es una vacilada”.

Ahora, normalmente se dan una de dos respuestas básicas:
1) Ellos dirán algo como:
A) “Sí, odio las mentiras como ésta”.
B) “Realmente parece que no hay bastante campo, pero odio mi hierro más largo”.
C) “Tiene razón, pero me siento como un debilucho usando mi madera tres”.

Estas respuestas proporcionan un gran material sobre el que hacer tapping, tanto en el momento como fuera del recorrido (tomo notas para crear asignaciones de deberes).

Por otra parte, también obtengo reacciones más “positivas” como:
- Una mirada divertida y una risa.
- Una mano haciéndome señas de que me vaya.
- El dedo medio (y una sonrisa)
- O algo en la línea de “me siento bien”

Y si se sienten bien, entonces yo me siento bien.

Es importante observar que no sólo uso TEP una vez que he desarrollado una fuerte conexión con el cliente, lo cual normalmente sucede más bien rápidamente. Sin embargo, ha habido unos pocos clientes en los que simplemente no se engrana bien con sus personalidades.

Estadísticas

Generalmente contacto con los clientes más o menos una vez al mes para preguntarles sobre sus progresos, si tienen alguna pregunta o preocupación y a veces para pedirles su testimonio. Empecé a notar que muchos practicantes de EFT en el forum habían recopilado datos sobre las mejoras en sus clientes. Por tanto, yo también he añadido una evaluación de la progresión de alguna manera más detallada.

Aunque estoy continuamente haciendo cambios a las preguntas, las líneas básicas siempre incluyen:

Nombre
Fecha
¿Cómo oyó hablar de mis servicios?
¿Cómo catalogaría su nivel de satisfacción global con la mejora de su juego de golf después de implantar estas técnicas?

Excelente Buena Normal No tan buena

¿Cuál era su handicap antes de empezar con estas técnicas y cuál es hoy?

¿Qué parte de su juego es la que ha mejorado más?

¿Ha notada alguna mejora en cualquier otra área de su vida FUERA del recorrido de golf? En caso afirmativo, por favor, explíquelo.

Por favor, proporcióneme cualquier sugerencia sobre cómo yo podría mejorar mi enseñanza sobre las técnicas de Tapping en el Golf.

En el último año y medio, ciento tres golfistas han rellenado este cuestionario. La investigación de “satisfacción” reunió los siguientes resultados:

59 – excelente
32 – bueno
10 - normal
2 - no tan bueno

Pero por mi experiencia, la medida más significativa (de lejos) para los golfistas es la disminución de su handicap.

Abajo se encuentra información de una cantidad de golfistas para los que yo podía verificar sus fechas de inicio y terminación (mucha gente parece olvidar una u otra):

Sin embargo, me parece como si un descargo de responsabilidad fuera de rigor. Aunque preguntaba por la reducción del handicap de cada golfista, ha sido mi experiencia que un porcentaje relativamente pequeño de golfistas tienen un handicap “oficial”. Probablemente es más común entre los golfistas muy buenos, pero yo conozco varios que habitualmente disparan en la parte alta de la setentona y no se preocupan del procedimiento oficial. Para aquellos de ustedes que no están familiarizados con el sistema de la USGA (Asociación Americana de Golf) es un cálculo más bien complejo (realizado por ordenador) que usa las diez mejores puntuaciones de los últimos veinte recorridos jugados en campos específicos que tienen una “puntuación ascendente” (nivel de dificultad). Honestamente, me ha sido explicado varias veces y yo no acabo de entenderlo por completo.

A pesar del hecho que sólo un modesto porcentaje de mis golfistas siguen el sistema, todavía consigo que muchos de ellos respondan a la pregunta de la “reducción del handicap”. Esto me lleva a creer que en realidad ellos están respondiendo la pregunta:

“¿Cuál fue su ronda promedio “antes” y “después” de aprender y aplicar las técnicas de tapping?”

Por ejemplo, si ellos normalmente golpean noventa, podrían considera que su handicap sea dieciocho. Luego después del tapping ellos podrían normalmente golpear ochenta; ellos dirían que están en un handicap de ocho. Por tanto, en el cuestionario y la hoja de datos subsiguiente, se leería una reducción de handicap de dieciocho a ocho, aún cuando no se trate de un “handicap oficial de la USGA”.

Las investigaciones siguientes entre mis clientes han comprobado que mayormente este es el caso.

Observen también que algunos de mis golfistas empezaron en los meses de invierno (en Ohio), así que podría haber un retraso en salir a los campos de golf después de aprender las técnicas.

En otras palabras, estos datos no deberían ser lo bastante sólidos para una disertación a nivel de graduado. A pesar de todo, espero que sea útil o interesante de algún otro modo.

Handicap.JPG

Gracias a todos los practicantes que cuelgan sus contribuciones en el forum. Espero que esto sea útil.

Stephen Ladd

Traducido por Juan Carlos Vega - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif