El uso asombroso de EFT en sustitución durante la carrera ciclista cronometrada más larga del mundo

Tenemos muchos artículos en este sitio Web que cuentan casos de personas que han utilizado EFT en lugar de otros con éxito. Este tapping en sustitución puede parecer bastante extraño... incluso ridículo... a escépticos no informados. Sin embargo, los informes son demasiado numerosos para pasarlos por alto y ESTE caso (a continuación) de Madelein Walker de Sudáfrica es absolutamente asombroso. Si no ha probado EFT en sustitución anteriormente, este artículo le debería motivar para hacerlo.


Por Madelein Walker

¡EFT por sustitución me ayuda a sobrevivir y terminar la carrera ciclista cronometrada más larga del mundo en las peores condiciones que jamás hubiera podido imaginar!

Escribo esta carta con una admiración absoluta por EFT y por mi maravillosa amiga Elsie, gracias a quien puede acabar esta carrera ciclista tan difícil. ¡No sólo me ayudó a hacerle frente a mi mayor temor en cuanto al ciclismo, sino que también demostró la magia de EFT al estar sentada a 1.400 kilómetros de mí, ese día, mientras hacía EFT en sustitución!

Permítame que empiece esta maravillosa historia dando información sobre nuestro experimento. Los dos acabamos de empezar con EFT y nos ha encantado desde el día que empezamos. Nuestro primer experimento con EFT en sustitución tuvo lugar aquí en Johannesburgo – Sudáfrica con una carrera de ciclismo muy corta. La carrera era de 78 kilómetros, empezando en un pequeño pueblo llamado Brakpan, a unos 15 kilómetros de Springs, nuestro pueblo. Quedamos en que yo no haría nada de tapping y que la llamaría para contarle que molestias y dolores necesitaban tapping. Entonces "sintonizaría" como dice ella, y haría tapping en sustitución para lo que necesitara en ese momento.

¡Funcionó increíblemente! ¡El dolor de cabeza que tenía desapareció casi instantáneamente y terminé la carrera en un tiempo record!

¡Entonces decidimos ponerlo realmente a prueba, ponerlo a prueba de verdad!

¡Elsie haría EFT en sustitución mientras ya hacía el Argus!

¡Argus es la carrera ciclista más larga del mundo con unos 36.000 ciclistas que se apuntan a este desafío gigantesco cada año! ¡Y no sólo es la carrera cronometrada más larga del mundo sino que es también una de las más difíciles, ya que cubre una distancia de 108 kilómetros, con montañas y muchas pendientes escarpadas en nuestra hermosa Ciudad del Cabo!

Nos preocupaba que ella estuviera tan lejos (1.400 Km.) y si íbamos a poder comunicarnos, ya que sería muy difícil y peligroso llamar por teléfono al estar rodeado de miles de ciclistas.

Preparamos una estrategia. Ella tenía una lista básica de algunas cosas con las que yo siempre, siempre tengo problemas durante cualquier carrera ciclista larga, y en las que ella haría tapping constantemente, cada hora, la llamara o no. La lista incluía:

Cuadriceps dolorosos. (Generalmente debido a que se cansan rápidamente y al factor de viento frío)

Una actitud mental positiva. (Tengo tendencia a tener un dialogo interno negativo, especialmente cuando la cosa se pone fea).

Niveles de energía altos.

¡La nariz que moquea! ¡(Uno de mis mayores problemas! Tan pronto como me monto en una bici, mi nariz empieza a moquear como un grifo abierto. ¡Esto sucede todo el tiempo, independientemente de que haga 30 o 100 Km., da igual)!

Ella también tomaría nota de las cosas en las que hacía tapping y cuándo.

Mi marido y yo volamos a Ciudad del Cabo el 12 de marzo por la mañana y la carrera era el 13 de marzo 2005. Al llegar todavía teníamos que visitar la expo, recoger nuestras bicicletas y montarlas e ir en coche al Strand donde nos quedábamos. Teníamos prevista una semana familiar juntos por lo que tuvimos que primero parar a decir hola a todos y sólo mucho más tarde pudimos instalarnos en el apartamento que habíamos alquilado. Y fue esa tarde cuando las cosas comenzaron a torcerse para mí. ¡El viento del sudeste del Cabo empezó a soplar con toda su fuerza! ¡Cuando entramos en el apartamento nos dimos cuenta de que no estaba todo lo bien que esperábamos en cuanto a comodidad y como el viento soplaba tan violentamente, sonaba en el piso octavo como si fueran a salir volando las ventanas de sus marcos!

Huelga decir que casi no habíamos dormido esa noche y tuvimos que levantarnos muy temprano esa mañana del 13 marzo, para volver a la Ciudad del Cabo, para llegar a tiempo para nuestras correspondientes horas de comienzo. Mi marido empezaba temprano, a una hora ideal, pero yo empezaba mucho más tarde esa mañana. Cuanto más tarde se empezaba, peor era, generalmente, el factor viento.

Estaba muy cansada y no podía mantener los ojos abiertos y debo reconocer que estuve tentada de hacer algo de tapping, pero decidí no hacerlo para respetar nuestro experimento. Llamé a Elsie mientras esperaba que me llevaran con mi grupo y le pedí que hiciera tapping para:

- Cansancio y niveles de energía bajos, mental y físicamente
- Ansiedad de pre-carrera. (¡Por primera vez las miles de personas me ponían nerviosa!) (En ese momento no me acordé de decirle lo del viento puesto que no había aire, dentro de la ciudad principalmente a causa de los edificios inmensos que nos protegían del viento).

Y allí comenzó la magia de EFT. Por nuestro experimento anterior nos dimos cuenta de que funcionaba mejor si me relajaba y no esperaba que “sucediera algo”. Por lo tanto me deshice de toda expectativa, me senté junto a mi bicicleta y me limité a mirar a la gente y sus graciosos equipos. Cuando mi grupo estuvo listo para salir, unos 15 minutos después, me di cuenta de que el cansancio había desaparecido y estaba tranquila y lo suficientemente centrada para empezar la carrera. Le envié un mensaje de texto para decirle que estaba acertando y que funcionaba. ¡El disparo de salida sonó, y salimos!

Mientras iba por la ciudad hacia la salida todo fue bien y no había viento. ¡Pensé que el viento se había parado! ¡Qué sentimiento de seguridad más erróneo! ¡Tan pronto como nos dirigimos hacia la carretera el viento, en unos segundos, literalmente tiró a gente a la carretera y a algunas personas a mi alrededor les dio un ataque de pánico! “¡Tened cuidado!”, “¡Manteneos en línea!” sonaban los gritos a mi alrededor y supe que tenía que hacerle frente a mi mayor temor o ¡me tendrían que llevar de vuelta!

Mis primeros pensamientos fueron, "¡A este paso nunca lo conseguirás!","Para y llama a Elsie antes de que sea demasiado tarde", "Sabes que no puedes montar en bicicleta con viento, es la culpa de Mellis (mi marido) el que tenga que sufrir así hoy, le dije que no quería montar en bici este año”, "Estoy montada en una bicicleta completamente nueva, una bici de carreras, ¿dónde está mi bicicleta de montaña? ¿En qué estaba pensando?” “¡Esta cosa es demasiado ligera, no puedo mantenerla recta con este viento!", "¡Este maldito viento!”, “¡Tengo que encontrar un lugar para parar, no puedo con esto!”.

¡Y así seguí, con estos pensamientos, y como los pensamientos negativos tienen un impacto negativo en el cuerpo, me sentía cada vez más cansada! ¡Todo en la primera hora de la carrera! ¡Iba hacia el fracaso!

Era demasiado peligroso parar en la primera parte de la carrera por la ruta y la cantidad de gente que, generalmente, se va esparciendo a medida que progresa la carrera. ¡Cuando pensé que ya era seguro parar me di cuenta de que ya no lo necesitaba! ¡Mis piernas bombeaban y aunque tenía que agarrarme a mi bicicleta para mantenerme en vida y estar muy atenta para asegurarme de que otras personas no se caían sobre mí, o yo cayera sobre ellas, iba bien!

¡Increíble! ¡Seguía y seguía! Tuve que parar dos veces para ajustarme el casco que casi se vuela. Iba muy lenta, pero no importaba. Seguía y seguía y extrañamente empecé a adelantar cada vez a más personas. ¡Generalmente los demás me adelantan!

¡Entonces me di cuenta de que no había necesitado sacar un pañuelo para sonarme la nariz ni una vez… la nariz estaba sequísima! ¡No me lo podía creer…!

A unos 63 Km. del final me paré en uno de las paradas para beber y llamé brevemente a Elsie. ¡No la podía oír al otro lado por el viento, pero le dije que continuara a hacer tapping y que siguiera con lo que estaba haciendo, estaba funcionando increíblemente!

¡Continué la carrera a ese ritmo y si quería ponerme negativa o abandonar, tenía que obligarme a hacerlo! Incluso cuando nos paramos en lo alto del Pico Chapman, durante unos 25 minutos para que pudieran aerotransportar a alguien a quien le había dado un infarto, seguía positiva y fuerte.

Por supuesto la parada repercutió en mi tiempo global y los últimos 20 - 25 Km. fueron muy estresantes y peligrosos. Me puse nerviosa bajando lo que quedaba del Pico Chapman a una velocidad muy alta, entre miles de ciclistas, que, para entonces, nos habían alcanzado. Suikerbossie, una pendiente muy larga y escarpada se convirtió en un mar de gente, al intentar todos llegar a la cima al mismo tiempo, a la vez que luchaban con el viento. A pesar de mi nerviosismo, permanecí fuerte y positiva.

Terminé finalmente la carrera casi exactamente con el mismo tiempo que el año anterior, con un minuto de diferencia. ¡Si no me hubieran parado en lo alto del Pico Chapman y los últimos 25 Km. hubieran estado menos congestionados, habría mejorado por lo menos 30 minutos mi tiempo con respecto al año anterior! ¡Y eso bajo las peores condiciones para hacer ciclismo que había tenido jamás!

¡Mi marido no se lo podía creer cuando me vio llegar con una medalla en la mano! ¡Estaba casi seguro que me vería llegar en una camioneta porque sabía cuánto odiaba hacer ciclismo con viento y, por lo general, no soy lo suficientemente fuerte para seguir!

Llamé a Elsie en cuanto pude sentarme y recobrar mi respiración. Estaba desbordante de alegría y casi no podía explicarle con palabras el efecto que su tapping había tenido en mi durante la carrera. ¡Tengo la certeza de que si no hubiera sido por ella y por EFT, no hubiera terminado la carrera! ¡Le había hecho frente al viento, mi mayor temor en una bicicleta y juntas habíamos podido con el viento de sudeste del cabo!

Según Elsie

Hizo la mayor parte de su trabajo siguiendo su intuición. Puesto que no la pude llamar con regularidad tuvo que hacerlo a ojo y seguir su intuición para saber en qué y cuándo tenía que hacer tapping. Evidentemente hizo tapping en lo que habíamos acordado y luego había añadido lo que se le “ocurría”. Cuando después comparamos su lista con lo yo había experimentado ¡nos quedamos asombradas!

¡Supo cuando hacer tapping y intuyó muchos problemas como la falta de aire (debido al cambio de altitud) sin que estuviera en la lista! ¡Y los dos efectos muy profundos estaban relacionados con el viento y la nariz!

Recuerde que no le dije nada del viento al principio porque pensé que había parado mientras esperaba el comienzo. Estaba también tan nerviosa y cansada que realmente no podía pensar con claridad para darme cuenta de que eran sólo los edificios los que nos protegían. Ella, de hecho, sólo se dio cuenta de que el famoso viento del sudeste estaba soplando al verlo en la tele, una hora después de que hubiera empezado la carrera. Empezó inmediatamente a hacer tapping con frases de este tipo:

"Aunque el viento sople en mi cara elijo seguir pedaleando con fuerza"
"Aunque el viento sea fuerte, estoy pedaleando con fuerza y me acepto positivamente"
"Aunque el viento sea fuerte, me siento cómoda y el viento no me molesta"
"Aunque el viento me esté causando molestias en el cuerpo, me acepto completa y profundamente" (Me dolían los brazos de vez en cuando de apretar tanto)
"Aunque tenga esta ansiedad a causa del viento, me acepto completa y profundamente"
"Aunque tenga este Temor al viento fuerte, me acepto completa y profundamente"
"Aunque sea una carrera difícil, elijo estar motivada"
"Aunque haya ese fuerte viento, me siento segura y estoy dando un paseo seguro"
"Aunque casi haya llegado, sigo motivada, sigo pedaleando con fuerza y tengo suficiente energía para terminar la carrera"

Hizo tapping sobre muchos otros aspectos, pero los anteriores fueron asombrosos, ¡era como si "supiera" lo que pasaba en mi mente! Pero más asombroso aún era el hecho de que estaba dispuesta a abandonar dentro de la primera hora de la carrera y tan pronto como empezó a hacer tapping, después de la primera hora para el factor de viento, tuve un cambio cognitivo, ¡en la motivación y en la fuerza física!

El otro milagro fue la nariz. ¡Hizo tapping una vez al principio de la carrera para la nariz que moqueaba y tuve la nariz seca durante toda la carrera! Fui a hacer ciclismo otra vez hace poco sin hacer tapping y ¡la nariz me volvió a moquear! ¡Para mí esa es la prueba irrefutable de que EFT en sustitución funciona, incluso si se está a una distancia de 1.400 Km!

Para concluir quisiera expresar mi más profundo y sincero agradecimiento a Elsie por su incansable uso del tapping y su dedicación ese día, un día que nunca olvidaré.

¡Mis mejores deseos a todos los que usan EFT!
Madelein walker

Traducido por EZ

Ver el artículo original en inglés