EFT para los juegos mentales del póker


El póker precisa que el jugador esté “compuesto emocionalmente”, lo cual es un talento muy útil para todos, en las relaciones personales, los negocios y en cualquier otra área. Aquí tenéis algunas visiones prácticas de Gene Monterastelli sobre el juego (y por lo tanto sobre la vida). Observa la cantidad de usos que puedes encontrar al utilizar los principios de EFT que se incluyen.


De Gene Monterastelli

Mi experiencia trabajando con un jugador de póker profesional me ha demostrado cómo las emociones pueden neutralizar a la lógica, cómo esto puede ser desastroso y con qué facilidad se puede usar EFT para modificar esto.

Hay algunos tipos de juego que son azar puro, como la lotería o las máquinas tragaperras; tales juegos no precisan ninguna habilidad. La única elección que realiza el jugador es si juega o no; con cada partida hay una probabilidad estadística de ganar o perder.

El póker no es como los juegos de azar; existe un componente de suerte en las cartas que te reparten, pero los jugadores de póker realizan una serie de elecciones respecto a cómo juegan sus cartas. Un buen jugador de póker toma en consideración los patrones de juego de sus oponentes a la vez que cómo piensan que juega él los otros jugadores de la mesa. Todo esto además de las cartas que le han repartido. Por este motivo, se trata mucho menos de las cartas que se han repartido y mucho más sobre cómo se juegan las cartas. Es por ello que el póker no es un juego de azar sino un juego de habilidad con algunos elementos de azar.

Como hay un elemento de azar en el póker, el jugador puede tener una racha buena o mala a corto plazo (en una muestra pequeña de manos) partiendo de las cartas que se repartieron; pero a la larga se observa la habilidad del jugador. Cuantas más manos se juega, más probable es que en general gane el mejor jugador.

Los jugadores profesionales de póker comprenden esto; no piensan en términos de ganar una mano o ser el ganador en general de una sesión, sino que piensan en términos de su media a lo largo del tiempo. Los jugadores muy buenos llegan al punto de conocer la media de ganancia por hora. Por ejemplo, un jugador en particular puede que sepa que si juega una partida con apuestas mínimas de 20$, a la larga, dado su nivel de habilidad, se sacará 40$ por hora.

Un ejemplo parecido sería la inversión en el mercado de valores. Los valores y los mercados suben y bajan todos los días, pero a lo largo del tiempo existen tendencias. Un buen inversor sabe que cuanto más tiempo permanece con cierto tipo de inversión, más probable es que su rendimiento general se equipare a la tendencia.

El jugador de póker puede combatir esta variabilidad (los altibajos) jugando tantas manos como sea posible. Cuantas más manos juega, más se va a resguardar de los altibajos. Con la llegada del póker por internet, los jugadores pueden jugar muchas partidas al mismísimo tiempo abriendo muchas ventanas en el ordenador.

Se sabe que algunos jugadores, para combatir la variabilidad, juegan hasta 100 manos por hora con 6 partidas a la vez durante periodos de 10 o 12 horas seguidas (unas 6.000 manos en una sesión).

Te puedes imaginar la cantidad de concentración que se requiere para hacer eso. El jugador no sólo está constantemente recalculando los diferentes resultados estadísticos de una mano basados en cada nueva carta, sino que también tiene que seguir el rastro de las tendencias de juego de los otros ocho jugadores que participan en cada mano.

A medida que se desarrolla el juego, los jugadores pueden sentir muchas emociones. Es posible perder una mano en la que tenías un 90 por ciento de posibilidad de ganar, lo cual puede causar una rabia enorme. Es posible ganar una mano en la que eras un probable perdedor, lo cual puede causar una inmensa alegría. Ambas circunstancias pueden ser muy peligrosas. Cuando un jugador se vuelve demasiado emocional (sin importar qué emociones implica) puede que comience a tomar decisiones malas; en términos de póker esto se llama entrar en “tilt” (juego irracional y violento).

Cuando un jugador entra en tilt ya no presta atención a todos los factores a los que normalmente presta atención y puede que comience a jugar muy mal. Cuando un jugador entra en tilt puede perder, en una o dos manos, todo el dinero que ganó en unas cuantas horas (o días) de juego.

Hace poco vino a mí un jugador profesional de póker, "John", que estaba teniendo problemas serios con su juego. John juega entre 6 y 8 horas al día, 5 días a la semana, y el póker es su fuente de ingresos exclusiva. Cuando John juega, comprende bien durante cuánto tiempo puede permanecer centrado; nunca juega más de ocho horas de una vez porque comprende que, a medida que la mente se fatiga, le resulta más difícil realizar las buenas elecciones que le hacen un ganador.

El problema de John es que le estaba resultando muy difícil dejar el ordenador después de haber perdido una sesión (lo que quiere decir que en ese día había perdido dinero en general). Él comprende la variabilidad de sus ganancias y pérdidas; sabe que a largo plazo es un ganador, pero tenía un bloqueo mental respecto a dejarlo cuando se acercaba el final de una sesión con pérdidas.

Es muy fácil ver cómo se podía multiplicar el problema por sí solo: tenía una sesión de pérdidas que le hacía seguir jugando más allá de su apogeo mental y puesto que una vez pasado el apogeo mental jugaba peor, perdería aún más. Esto le empujaría a entrar en tilt y al estar en tilt jugaría peor, lo cual le haría perder más. Este ciclo se podría repetir hasta que simplemente se marchase frustrado después de haber perdido una exageración de dinero.

Hice que John sintonizase con la sensación de no querer irse del ordenador al final de su sesión de pérdidas más reciente. Cuando investigamos la sensación, me describió cómo era que sabía que él era mejor que todos los demás con los que jugaba debido a su habilidad y experiencia. Conocía los altibajos del juego de forma intelectual, pero emocionalmente no podía dejar que esos jugadores le superasen. Comenzamos a hacer tapping con los hechos de la situación, con frases tales como:

Aunque sé que soy mejor jugador que la mayoría de la gente con la que juego…
Aunque comprendo que el póker tiene un elemento de azar…
Aunque hay ocasiones en las que peores jugadores que yo me van a superar debido a la variabilidad del juego…
Aunque a largo plazo soy un ganador, existen altibajos en el juego…
Aunque nunca juego una partida que no puedo permitirme y juego con jugadores a los que puedo ganar, no pasa nada por tener una sesión de pérdidas porque sé que, a la larga, saldré ganando.
Aunque sé que lo tengo que dejar al cabo de 8 horas de juego porque pierdo la agudeza mental y juego peor, me doy permiso para saber que me puedo ir al final de una sesión de pérdidas con el conocimiento de que saldré ganando a la larga.

Después de hacer tapping hice que John sintonizase de nuevo con la sensación de tener que quedarse al final de una sesión de pérdidas. Dijo que la mayor parte del deseo de seguir jugando había desaparecido, pero aún le quedaba algo pendiente. Le pregunté a qué le recordaba esa sensación y entonces me dijo: “No sé qué tiene que ver esto con todo, pero…”, y a continuación me contó sobre una ocasión en que jugó hockey juvenil y el entrenador le gritó cuando perdieron. Me contó lo mucho que odiaba perder.

COMENTARIO DE GC: ¡Bingo! Llegar al asunto específico anterior (puede que haya otros) es la forma más probable de llegar al asunto de raíz. ¡Así se hace!

Utilizamos EFT inmediatamente para despejar las emociones de ese recuerdo. Después hice que sintonizase de nuevo con la sensación al final de su sesión de pérdidas más reciente y me dijo que no había ningún deseo que seguir al ordenador jugando.

Seis semanas después John me dijo que había tenido algunas sesiones de pérdidas en ese tiempo, pero ni una sola vez se quedó más allá de su tiempo óptimo mental de 6 u 8 horas, lo cual incrementó su rentabilidad más de lo que esperaba.

Gene

Traducido por Ana Saval-Badía - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif