Limitaciones inválidas u obsoletas

Los escritos en nuestras paredes mentales nos limitan de modo inconsciente. Karylee Grubaugh Bonta nos muestra una forma de hacer tapping en nuestras frases “NO PUEDO” y liberarnos de nuestras limitaciones inválidas.


Por Karylee Grubaugh Bonta

Los acontecimientos de la vida y los traumas hacen que cada uno de nosotros incorporemos limitaciones que frecuentemente se vuelven obsoletas o dejan de ser importantes en la madurez, y sin embargo, gobiernan nuestras elecciones por décadas o durante toda una vida. Nuestras reglas "NO PUEDO" generalmente son muy difíciles de identificar porque tienen tanto poder sobre nosotros, que ni siquiera sabemos que existen y que nos limitan. Simplemente creemos que no existen otras opciones.

He aquí un ejemplo sencillo. Un niño es severamente castigado por uno de sus padres por preguntarle inocentemente a una persona por qué él o ella tiene la piel oscura o por qué camina raro; como mi papá, que estaba paralizado desde el cuello para abajo desde poco más de sus treinta años. A partir de entonces el niño se asusta o se pone nervioso con personas con estas características, incluso después de haber crecido lo suficiente como para entender perfectamente estas diferencias.

Yo me di cuenta de que tenía que cambiar algunas de estas cosas en mí después de pillarme a mí misma pensando: “Soy una adulta libre ahora, y no hay razón por la que aún no pueda [llena el espacio en blanco]”.

NOTA: Nuestras reglas “NO PUEDO” pueden estar redactadas más como, “no estoy autorizado a jugar hasta que haga X [algo desagradable y poco importante para mí]”, “no estoy autorizado a tener X porque…”, o “debo / deben / debemos hacer X, porque…”

Las categorías de “NO PUEDO”

1 – “No puedo porque es ilegal” se convierte en “bajo circunstancias normales, opto por no hacer X, porque es ilegal”. En circunstancias muy raras, puede haber una buena razón para hacer algo ilegal.

Ejemplo: alguien conduce sin exceder el límite permitido de velocidad porque tiene miedo de ser detenido por un policía a pesar de que está tratando de llevar a alguien a la sala de emergencias de un hospital a toda prisa. El perjudicado puede sufrir un daño innecesario por tardar demasiado en llegar al hospital.

Uno de mis hermanos se cortó un dedo con una sierra de mesa cuando nadie más estaba en la casa. Él condujo hacia el hospital a una velocidad muy por encima del límite permitido porque quería llegar antes de que sangrara demasiado y se mareara. Él fue detenido por un policía. Todo lo que tuvo que hacer fue mostrar al policía su dedo sangrando profusamente. El policía se convirtió en su aliado, encendiendo la sirena y excediendo la velocidad más que él.

2 – “No puedo” se convierte en “normalmente yo no haría X, pero en algunas circunstancias puede ser que sea sabio, bueno, o necesario”.

Ejemplo: Mis padres establecieron un toque de queda a las 11 de la noche para nosotros, los niños (seis de nosotros) cuando éramos adolescentes. Una vez mi hermano, después de una cita con una chica que vivía a 45 minutos de distancia, tenía tiempo suficiente para llegar a casa dentro del toque de queda, pero le dio sueño. Él podía correr el riesgo de quedarse dormido al volante para llegar a casa a tiempo, o podía detenerse y dormir hasta sentir que era seguro volver a conducir. (Esto fue mucho antes de la era de los teléfonos celulares.) Optó por detenerse en un lugar seguro y dormir. Mamá se despertó cuando llegó a casa como dos horas tarde. Él le explicó lo que había sucedido, y ella aprobó su decisión. A veces este tipo de cosas no son manejadas con tanta sensibilidad, y el “no puedo” elimina decisiones más sabias a futuro, a veces por muy largo tiempo.

3 – Los traumas personales y los acontecimientos provocan cosas que hacen parecer perfectamente aceptable un “no puedo” a la mayoría de la gente. Por ejemplo, un niño que juega fuera demasiado tiempo para el criterio de seguridad de sus padres es castigado severamente. Como adulto, tiene miedo a las consecuencias desconocidas de estar fuera cuando oscurece. O bien, una amiga mía a la que su madre trataba muy mal, ahora cree: “No puedo cuidar de mí misma ante otras personas si quiero ser amada o aceptada”, porque su madre no podía amarla y aceptarla como era.

Mis dos que me movieron a escribir este artículo eran: “Yo solía creer que era posible”. Termina la frase con un sueño personal de la juventud o de tu temprana adultez.

Ejemplos: “Todavía puedo obtener la educación universitaria que quería”. “Todavía puedo ponerme en forma lo suficiente como para correr una maratón, aunque esté con sobrepeso y no haya hecho actividad física durante 10 años”.

Uno que me surgió mientras hacía tapping: “debo hacer o ser X porque eso es lo que las personas CORRECTAS hacen o son”.

Por ejemplo, las personas CORRECTAS se visten de una manera determinada. Las personas CORRECTAS siempre saben cómo hacer las cosas de manera eficiente, con exactitud, de la forma en que deben hacerse. Las personas CORRECTAS comparten determinados valores.

Debe haber otras categorías de “YO NO PUEDO”, pero estas son suficientes para expresar lo que quiero plantear en este artículo.

Cómo abordé las reglas inválidas y obsoletas

NOTA: Para los recién llegados a EFT - Técnicas de Liberación Emocional - y otros métodos similares, los EFeTeros de más experiencia les aconsejarán que elijan una situación muy específica sobre la cual hacer el tapping, en lugar de una afirmación general, inespecífica. Mi afirmación, a continuación, no es específica porque no podía pensar en una situación específica que realmente se aplicara a estas categorías por separado. He tenido bastantes años de experiencia para utilizar este método de forma segura, sabiendo si tengo que manejar esto en varias sesiones durante un par de días. También sé cuándo parar y seguir adelante con la vida cotidiana.

Así que mi declaración bastante general fue la siguiente:

“Aunque mis experiencias de vida me han hecho aceptar limitaciones de este tipo, elijo tener en cuenta que muchas de mis reglas “NO PUEDO” deben ser ahora “YO PUEDO” o “YO PUEDO bajo las circunstancias apropiadas”.

Comencé a trabajar en esto y encontré que el método de “tocar y respirar” parecía el mejor en la mayoría de los puntos, utilizando principalmente los puntos sensibles, bajo el brazo derecho, el punto de karate, y el segundo, tercero, cuarto, y quinto dedo de la mano derecha. En un momento el tapping en el punto 9-gama se sentía mejor, y en algunos casos hacer tapping en la mano izquierda, los dedos tercero, cuarto y quinto se sentía mejor.

En mi caso, la mayoría de las limitaciones NO PUEDO tuvieron su comienzo en las figuras de autoridad que me presionaban o trataban de castigarme para que fuera como ellas e hiciera lo que ellas, a pesar de que sus modos no tenían ni tienen hoy sentido para mí. Cuando siento su impacto sobre mí, se parecen a máquinas metálicas frías, insensibles, inflexibles por completo, sin nada suave o comprensivo en ellas. Cuando me aparecieron situaciones que involucraban esta clase de personas, mi temperatura corporal interna caía unos grados. Durante un período de tres días, trabajando con esta afirmación de tanto en tanto por unas seis horas, sentí frío en mi interior de 2 a 5 minutos sin parar, con intervalos de entre 10 y 25 minutos. Sentí frío cerca de 30 veces durante esas seis horas.

Este tipo de personas tuvo una influencia importante sobre mí por algunos años debido principalmente a que varias de las personas a las que amaba, realmente les importaba lo que este tipo de personas pensaran. Además, algunas de ellas tenían una gran influencia en organizaciones en cuyos propósitos creía por ese entonces, y en su mayor parte todavía sigo creyendo. Sin embargo, he tenido que eliminar a estas personas de mi vida casi por completo, por mi propio bien en el presente.

Me costó mucho trabajo de sanación darme cuenta de lo que es un “YO PUEDO”, “YO PUEDO (y debo) separarme de estas personas y organizaciones que han sido la fuente de tanta infelicidad para mí”. Una vez aceptado esto, el replanteo que siguió fue: “Estas personas insensibles son en realidad muy temerosas de cualquier persona o cosa lo suficientemente diferente como para hacerles poner en duda sus reglas “PUEDO” o “NO PUEDO”. Disfruto de mis días mucho más ahora que no me siento obligada a tomar en serio las exigencias de este tipo de personas.

Haciendo tapping para las limitaciones obsoletas de Brenda

La afirmación de Brenda fue: “A pesar de que mis experiencias de vida me han hecho aceptar limitaciones defectuosas, elijo pensar que muchas de mis reglas “NO PUEDO” pueden ahora convertirse en “PUEDO” o “PUEDO bajo las circunstancias adecuadas”.

A medida que hacíamos tapping, Brenda recordó algunas reglas “NO PUEDO” de cuando estaba muy deprimida. Estas incluyen las siguientes:
“No puedo sonreír”.
“No puedo proyectar nada [porque no seré capaz de llevarlo a cabo cuando llegue el momento]”.
“La casa parece una pocilga. No puedo mantenerla lo suficientemente limpia para las personas que amo”.

Ella está mucho mejor ahora, y es ahora capaz de pensar, en lugar de lo anterior:
“Yo puedo, pero ahora puede no ser el momento adecuado”.
“Puedo mantener limpia la casa si tengo un poco de ayuda”. (Ella ahora tiene alguien que va una vez a la semana para ayudarla con la limpieza).

Ella es mucho más tolerante con sus propias imperfecciones y valora el hacer progresos constantes en lugar de fustigarse a sí misma por las imperfecciones.

Karylee Grubaugh Bonta

Traducido por Luis Berli, EFT Cert I & EFT ADV
www.sanarderaiz.com.ar