Viuda apesadumbrada con muchos problemas de peso

Como siempre en los problemas de peso, hay muchos problemas emocionales contribuyentes “pesados” o “de peso”. Tal es el caso de la cliente de Thérese Baumgart (“Sue”). En este artículo, Therese nos da muchos detalles y aproximaciones creativas que establecen un gran comienzo para “alivianar la carga” para Sue. Ésta no es, por supuesto, una sesión maravillosa donde los kilos desaparecen de inmediato. No funciona de esta manera para los problemas de sobrepeso, en el que el proceso necesita ser más metódico. Usted encontrará que las frases de EFT que Teresa construye son muy útiles y pueden ser adaptados a una gran variedad de problemas.

Por Therese Baumgart, Hipnoterapeuta Certificada

Hola Gary,

Te escribo para contarte el caso de una cliente mía, “Sue”, quien en sólo una sesión de EFT experimentó un reencuadre de problemas graves que mejoraron dramáticamente su vida.

Sue vino a verme por su problema de sobrepeso, diciéndome que su doctor le dijo que debía bajar 20 kilos, y que ella había “intentado todo” sin resultado. Luego ella me contó lo que estaba aconteciendo en su vida: Ella era una viuda apesadumbrada desde la muerte de su esposo por 40 años, quien hacia tres años había muerto en la víspera del Día de Acción de Gracias. Desde su muerte ella le tiene pavor a este feriado. Ella le dijo a sus hijas, “Por el día de Acción de Gracias, no quiero escuchar nada acerca de esto, solo díganme donde tengo que irme y a que hora y allí estaré.”

Una de sus hijas adultas tiene cáncer y la segunda tiene EM. Por ende ella está completamente exhausta de preocuparse por sus hijas y ayudando a cuidar de sus nietos a quienes ella adora.

Sue también me contó que ella siempre está con una expresión feliz para sus hijas y que no les puede hablar acerca de su estado emocional, sus problemas de salud, o el estrés que está experimentando. Cuando le pregunté a Sue por qué ella no podía ser honesta, ella primero miró al vacío y luego dijo que sus hijas podían desmayarse por el shock o dejar de hablarle.

Luego de haber escuchado las circunstancias abrumadoras de la vida de Sue, las incluí en largas frases construidas para trabajar con EFT, repitiendo cada parte como frase recordatoria. Hicimos masaje en los puntos de dolor (punto de reflejo neurolinfático) para las frases construidas e hicimos tapping por cada frase recordatoria en un punto diferente. Al llegar al punto final de cada ronda hicimos una respiración profunda (no le pregunté a Sue por un nivel de intensidad especifico de 0 a 10) Lo que sigue es una selección de las frases que utilizamos con Sue.

Aunque tengo todos estos problemas de sobrepeso, estos enormes problemas, estos problemas que me tiran abajo, Yo profundamente…

Aunque todas estas cosas pesadas han sucedido, esta situación pesada aun sigue, mi corazón esta apesadumbrado porque mis hijas están enfermas, mi corazón me pesa porque perdí a mi esposo, tengo todos los días problemas muy pesados con los que lidiar, yo profundamente…

Aunque cargo este peso en mi Corazón, cargo este peso pesado en mi espíritu, cargo este peso pesado en mi cuerpo, está adentro, está afuera, estos problemas que me tiran para abajo, Yo profundamente…

Luego de trabajar con estas frases Sue preguntó si yo pensaba que la pesadez en su espíritu estaba relacionada con la pesadez de su cuerpo. Le dije que si, que pensaba eso. Obviamente algo hizo clic y casi la veo a Sue pensando y haciendo la conexión en forma profunda para ella misma.

La próxima serie de frases fueron dirigidas a la viudez, tristeza, y el goce de la vida.

Aunque soy una viuda apesadumbrada y se supone que debo estar triste por siempre, Yo profundamente…

Aunque fui una buena esposa, una gran esposa, y todos saben que una buena esposa, una gran esposa debe estar triste por siempre si su esposo muere, Yo profundamente…

Aunque sé que me sentiré desleal hacia mi esposo si gozo de la vida, Yo profundamente… (A veces utilizo la frase “yo sé” o “todos saben” para sugerir en forma subliminal que cualquiera sabe que eso está sujeto a cambio.)

Aunque la gente podría criticarme si me divierto, la gente diría, mírala pasándola tan bien, ella es una viuda y se supone que debe estar triste por siempre, yo profundamente…

Aunque no me está permitido ser feliz de nuevo y gozar de la vida, no me está permitido volver a disfrutar del día de Acción de Gracias, Yo profundamente…

Luego Sue me contó que su madre era alcohólica, y que mientras iba creciendo ella siempre aparentaba a los demás que todo estaba bien, cuando no lo estaba.

Las siguientes frases fueron muy poderosas y liberadoras para Sue.

Aunque cuando era una niña yo aparentaba que todo estaba bien, sólo bien, gracias, yo profundamente…

Aunque yo aun aparento y no puedo ser honesta con mis hijas, yo profundamente…

Aunque todo este aparentar es mucho trabajo, esta deshonestidad me está dejando exhausta, yo profundamente…

Terminé esta sesión hacienda tapping en algunas frases positivas elegidas:

Elijo ser honesta con mis hijas y con otra gente, sobre como realmente me siento.

Si me siento enferma o tan solo tengo un mal día, elijo ser honesta acerca de ello y decirlo.

Aunque ellos se desmayen y dejen de hablarme, elijo ser honesta acerca de mis sentimientos.

Éste fue el final de nuestra sesión y Sue dijo que ella se sentía muy relajada y completa acerca de los problemas con los que ella ha crecido. Le sugerí que hiciera tapping en la casa durante la semana sobre “los problemas pesados que me tiran abajo” y “cargando con este problema de sobrepeso”.

Sue dijo que ella expresaría sus verdaderos sentimientos a sus hijas. Cuando dejó mi oficina ella dijo “Adios, Brillante Maria” refiriéndose a ella misma.

Cuando Sue volvió para su próxima sesión, una semana después, toda su conducta había cambiado. Su cara y su postura ya no estaban caídas y sus pasos eran ligeros. Ella me contó que hizo tapping repetidas veces en las frases que le di y que tenía buenas nuevas para compartir.

Sue le dijo a su hija que cuidar de ambos nietos en el verano venidero seria muy difícil, pero que sí podía cuidar del de cinco años. Cuando le pregunté si su hija se desmayo o dejo de hablarle, ella se rió y me dijo que su hija ha sido comprensiva y confortante.

Luego Sue contó que le dijo a su segunda hija que por el día de Acción de Gracias (para el cual faltan 7 meses) le gustaría hacer la celebración en su propia casa (como solían hacerlo cuando su esposo estaba vivo). Sue también contó que ella y su hija acordaron cocinar la comida juntas.

Sue y yo continuamos trabajando juntas para aliviar su carga, tanto emocional como físicamente, con la pérdida de peso. Estoy absolutamente optimista con que Sue continuará progresando.

Los mejores deseos,
Therese Baumgart, Hipnoterapeuta Certificada.

Traducido por Sonnia Arzamendia

InEnglish.gif