El Compartir Beneficios colapsa 36 asuntos en 2.5 horas

Nuestro concepto de Compartir Beneficios es uno de los más asombrosos procesos de EFT. Con él se pueden conseguir importantes logros para grupos enteros de personas. Es a la vez económico y eficiente. Muchas gracias a Maya de Vries de Alemania por enfatizar profesionalmente la importancia de este proceso en su bien escrito artículo, a continuación.


Por Maya de Vries

Querido Gary,

Quisiera compartir con ustedes la segunda tarde de mi seminario de EFT Nivel 2 del último fin de semana, en que pasamos dos horas y media “compartiendo beneficios.” Sé que mucha gente no usa este método maravilloso. Sin embargo, podemos hacer mucho más que en las sesiones cara a cara. ¡Este informe está destinado a inspirar!

Como de costumbre, tuve 12 participantes en el taller. Comencé explicando el proceso en detalle para que todos supieran qué hacer. Siempre tengo un ayudante, instruido para asistir personalmente a cualquier participante si se produce una fuerte abreacción. Mi ayudante era Ulli Goerres, un experimentado y competente colega entrenador de EFT.

Una semana antes del taller, aproximadamente, suelo enviar un mensaje a los participantes con la petición de traer su lista del Procedimiento para la Paz Personal. De esta manera no pierdo tiempo mientras la gente empieza a buscar asuntos para los que hacer tapping durante el curso. Les hice seleccionar cinco acontecimientos específicos de su lista para nuestra sesión de Compartir Beneficios. Así ellos hicieron tapping junto con los participantes en el escenario, con la idea de colapsar sus propios problemas durante el proceso.

Entonces, hice varias demostraciones al frente para que otros pudieran hacer tapping a la vez y Compartir Beneficios:

Demo #1—Memoria de las palabras de la madre

La primera demostración que hice fue con un hombre, que llamaremos Bill, un terapeuta en el ámbito de los métodos de curación naturales. Su recuerdo se refiere a un comentario muy doloroso que hizo su madre cuando él tenía unos 10 años de edad, y estaba jugando con un amigo en el jardín en vez de hacer los deberes. Su madre le llamó a la casa y le dijo: "Recuerda que casi me muero cuando te di a luz, así que asegúrate de hacerlo mejor en la escuela." El corazón le empezó a latir a toda velocidad cuando habló de este recuerdo. Primero trabajamos con las sensaciones corporales y luego con los aspectos emocionales de tristeza, impotencia, enojo y culpa, y fuimos capaces de llegar a cero en menos de media hora. Quedó muy aliviado y radiante de alegría.

Demo #2—Una creencia limitante

Mi segunda sesión fue con una profesora de yoga, que llamaremos Sarah, que quería hacer tapping por un reciente asunto que tuvo con su madre. El padre de Sarah había muerto hace un año, aproximadamente.

Un año más tarde, Sarah había planeado un corto viaje a Londres con su hija, plenamente consciente de que los días del viaje incluían el aniversario de la muerte de su padre. Lo habló con su madre, quien le hizo saber que no estaba precisamente feliz con la situación. Sarah, sin embargo, decidió que el viaje con su hija era más importante para ella y despegó para Londres... y consiguió un lumbago.

La creencia sobre la que trabajamos fue: si no actúo como los demás esperan de mí, soy castigada (por mi propio cuerpo). Lo interesante con las creencias ("escritos en las paredes de nuestra mente") es que en la mayoría de los casos ¡no son lógicas! Sarah lo sabía, pero aún así reaccionó emocionalmente como si la creencia fuera cierta. Esta sesión duró unos 50 minutos, durante los que tratamos diversos aspectos de esta creencia.

Demo #3--

Las dos sesiones anteriores, que tratan básicamente de cuestiones paterno-filiales, provocaron una fuerte reacción en otra participante, que llamaremos Sally y que trabaja profesionalmente con niños traumatizados. Ella estaba muy impaciente por practicar conmigo delante del grupo. Curiosamente, el acontecimiento traumático que había aflorado a su mente consciente no era de su lista de 5 asuntos que había escogido para Compartir Beneficios. Tomé nota mental para hablar de este fenómeno como parte de las instrucciones de Compartir Beneficios antes de empezar a hacer tapping, la siguiente vez que dirija un ejercicio de este tipo. Así la gente no quedaría sorprendida cuando sucediera algo así.

Sally tenía un padre colérico que sufría ataques de ira. Ninguno de sus hermanos quería sentarse junto a él a la mesa, porque en cualquier momento podría suceder algo inesperado. Sally, valerosa, asumió ocupar ese puesto. Se convirtió en el payaso de la familia. Su estrategia de supervivencia incluía la lucha verbal con su padre, criticando sus actitudes de forma que hacía reír a todos, incluyendo al padre, alejando así la tensión y ahorrándosela al resto de la familia.

En una determinada ocasión específica, el asunto del tapping –tal como ella lo planteó- debió de ir demasiado lejos y su mente quedó en blanco. De repente, ella se encontró en la mesa familiar. Sentía las manos de su padre alrededor del cuello y oyó a su madre gritar: “¡Basta ya, déjala, que se está poniendo azul!”

Cuando Sally llegó a este punto en su historia se puso pálida y dijo que sentía frío, mareo y que podía caerse de espaldas. Le pedía a Bill que se sentara detrás de ella como parte de una red de seguridad para prevenir cualquier suceso inesperado. Sally estaba decidida a continuar.

Trabajé con la “Técnica del Trauma sin Lágrimas” para suavizar la situación y ella se sintió mejor con rapidez. Mantuvimos la situación a distancia y trabajamos en varios aspectos, uno de los cuales era que este recuerdo traumático había tenido fuertes repercusiones en su vida: una de sus creencias era que “los hombres son peligrosos”, otra que “la gente no podía soportarla”. Mientras hacía tapping, ella tuvo varios momentos de comprensión.

Después de una hora su temperatura volvió a la normalidad, el mareo desapareció completamente y ella estaba llorando de compasión por su difunto padre, que había sido incapaz de expresar amor o recibirlo. Hoy lo he vuelto a comprobar con ella por correo electrónico y me ha contestado que estaba bien y tenía un profundo sentimiento de tranquilidad.

Resultados de “compartir beneficios” con la audiencia

Durante estas demostraciones, los demás en la sala iban acompañando el tapping, diciendo las mismas palabras que las personas en el estrado. Cada vez que yo le daba al cliente en escena la instrucción de clasificar la intensidad, la audiencia hacía lo mismo con la fuerza de sus películas mentales. Entre sesiones, comprobé rápidamente los resultados generales simplemente preguntándoles por el número de la intensidad mental de la película que estaban tratando. Hubo dos participantes que aún estaban en su primera película después de la segunda sesión, lo que indicaba que estaban trabajando en un problema grave. En tales casos, me aseguro de mantener contacto visual con ellos de vez en cuando y además cuentan con la ayuda de mi asistente si la necesitan.

Para dar una idea del alcance de las cuestiones y películas mentales en que trabajaban los demás, la mayoría de las que no estaban relacionadas con los asuntos que se trataron en el escenario fueron:

“Ira hacia la suegra”, “miedo a la violencia durante una manifestación en una estación de tren”, “casi me ahogué en la bañera con 7 años”, “humillación de mi maestro en la escuela”, “me caí de un caballo”, “rechazo por un amigo”, por nombrar unos pocos.

Incluso para practicantes experimentados de EFT, el concepto de Compartir Beneficios aún parece algo extraño: uno de los participantes que colapsó totalmente sus 5 cuestiones, sonrió con alegría: "¡Estoy completamente a cero -pero tengo una verdadera dificultad para creerlo!"

A final de cuentas, 36 cuestiones fueron colapsadas en la sesión de dos horas y media de Compartir Beneficios.

Traducido por Manuel Escalona

InEnglish.gif