¿Pueden las teleclases causar problemas para algún participante?


Rue Hass comienza su artículo preguntando ¿qué pasa si tu estás tomando una teleclase y algo donde el voluntario hace tapping detona una memoria inconciente tuya? Te encuentras perdido y sólo con una poderosa respuesta emocional que te da miedo, te sientes fuera de control. ¿Qué haces? Este es un punto importante a considerar, a pesar que nunca he visto que suceda esto. Pero si apareciera esto, viene desde un marco terapéutico que ha detonado cosas y no del tapping.


¿Qué pasa si tu estás tomando una teleclase de tapping, y algo sobre lo cual el voluntario hace tapping detona algo de tu memoria inconciente? Tú te encuentras perdido y sólo con una respuesta emocional fuerte que te da miedo y te hace perder el control. ¿Qué hacer con esto?

¿Qué pasa si tú como terapeuta estás haciendo una sesión por teléfono y tu cliente se descontrola? (esto es la expresión de una emoción reprimida causada por una reexperiencia de un evento traumático). ¿Cómo debería manejar esto?

¿O qué si después te das cuenta que en una sesión de teleclase tu paciente tuvo un golpe emocional y abandonó la conexión y tú no supiste? ¿Qué si ella necesitaba una ayuda real y nadie estaba cerca?

Después de una teleclase, recibí el siguiente email de una participante que tuvo esta experiencia posterior. Su email toca algunos puntos importantes. Como mas y mas gente comienza a hacer trabajos individuales o grupos telefónicos. Nuestra comunidad de EFT necesita desarrollar algunas estrategias para manejar este tipo de situaciones y hacerlas disponibles a los terapeutas de EFT.

Aquí está la conversación por email que tuve con esta participante llamada Fran, que comparto con su permiso.

Hola Rue

Estoy preocupada por estas telesesiones, por la gente que ha tenido traumas importantes que se resumen en una gran catarsis de emociones. Yo tuve dos experiencias en telesesiones. En la primera estuve muy molesta, tuve que cortar, estuve harta de esto. La segunda fue ayer contigo y no corté por respeto a ti y a tus habilidades, pensé que tú serías capaz de facilitarme el proceso y llegar a algún tipo de solución. El resultado fue devastador para mi y me tomó una hora volver a funcionar. Ahora estoy temerosa de usar EFT a no ser que sea en una sesión personal.

Yo pienso que las telesesiones no son una manera responsable de tratar con la gente ya que no tienes manera de saber quien está al otro lado y cómo están esas personas. Mi primera experiencia de perder el control fue en una clase donde el facilitador me usó como voluntaria en tapping, y trató de sacar todos mis problemas, lo que me pareció muy global para incluir todo. Yo pasé el resto del día sentada en mi auto, (otra persona manejó) vomitando y durmiendo, realmente fuera de mí. La persona que daba la clase no tuvo idea que hacer conmigo, nunca preguntó por mí, ni qué fue de mí.

Esa vez estuve bien choqueada por varios días. Han pasado un par de años y decidí tratar nuevamente con la telesesión en la cual yo había colgado el teléfono, pero fue una mala experiencia. Meses después decidí tratar tu telesesión por la gran cantidad de artículos positivos que salen de ti en la página Web de Gary Craig y tuve la confianza y fe en ti como facilitador, en que tu podrías manejar la situación en forma segura para todos.

Mi preocupación es, cuántas personas están teniendo la misma experiencia mía. Ahora sé que yo no soy candidata para una telesesión de grupo e incluso a una clase, pues necesito más atención de la que se presta en estos casos, y no será bueno para mi ni para otros que quieren avanzar en esto.

Yo me doy cuenta que muchas de tus llamadas proveen beneficios, pero mi pregunta es qué pasa con esas personas que cuelgan el teléfono con un gran dolor sin ninguna posibilidad de volver atrás.

Yo creo que los reclamos sobre EFT no pueden herir a nadie, yo no soy una persona que ha estado bajo medicación. No estoy mentalmente enferma. He tenido casos traumáticos como todo el mundo, quizás mas que otros, no juzgo eso, pero no sé qué pensar.

Para un facilitador es fácil hacer estas teleclases pero, ¿es seguro para todo el mundo? Cómo sabes tu con quien estas tratando, quizás deberían tener mas precaución. ¿Puede una teleclase dónde no se puede ver al paciente, ni saber lo que esta haciendo, ser una manera responsable de tratar con gente traumatizada?

No sé la respuesta a esta pregunta, estoy segura que este método continuará. Solo hago este comentario para que sea considerado. Por supuesto la desventaja de una sesión individual es su costo mayor que las sesiones de grupo.

He estado impresionada con lo que escriben las personas, estoy segura que ustedes hacen un trabajo mágico. Me gusta especialmente tu libro de ‘Como ir desde el enojo a la felicidad’, yo lo uso en mi misma y logro grandes cambios. Tú te ves y te oyes como una persona muy cariñosa, una amable señora y gran terapeuta, capaz de ayudar a mucha gente que tiene los recursos para pagar tu atención personal.

Gracias por leer esto. Fran

Mi respuesta.

Muchas gracias Fran por tu carta, y por tus simpáticos comentarios sobre mis escritos. Tú tocaste algunos puntos importantes.

Tu preguntas ¿Puede una teleclase ser una manera responsable de tratar a personas con traumas si no se ve, ni se sabe lo que el paciente esta haciendo, durante la sesión?

Estoy de acuerdo que la teleclase no es la herramienta adecuada para tratar a una persona con un trauma importante. Como tu dices, el facilitador no tiene manera de saber qué le está pasando a esta persona y ésta no puede pedir ayuda.

Personalmente, después de leer tu carta me di cuenta que debo agregar algunos comentarios en mi página Web respecto de las teleclases. Indicando que una hora de teleclases no puede dar los mejores resultados curativos para una persona que tiene serios problemas que son fácilmente detonados en una hora de teleclase, especialmente las de cortesía no son un lugar bueno para terapia gratis, pero no puedo forzar esto. Como facilitador debo confiar en la responsabilidad de la gente.

Aquí hay algunas estrategias que aconsejo para tener un ambiente saludable en un trabajo por teléfono.

Las sesiones privadas por teléfono tienen menos problemas, pues hago lo mejor para establecer una comunicación profunda con el cliente. Por mis años de experiencia puedo sentir cuando alguien llega al borde y confió en mi juicio y mis habilidades para contenerlos en un espacio saludable hasta que su emoción se resuelve. EFT es una herramienta buena para esto.

Es muy importante hacer mi propio trabajo; esto significa que tengo que tener resueltos mis propios asuntos para que mis emociones no sean detonadas por los sentimientos de mis clientes. Especialmente en los trabajos por teléfono, soy capaz de mantener mi espacio, estar clara y segura en el presente en todo momento.

He tenido clientes que ingresan en un estado emocional severo, aún con trances hipnóticos en el teléfono. En todo momento he pedido ayuda a mi interior. No importando lo que sientas o tu propia espiritualidad te diga, creo que todos debemos pedir y recibir ayuda de lugares espirituales en tiempos de necesidad.

Cada vez que he visto a un cliente hacer catarsis, pongo toda mi atención en la persona que está al otro lado de la línea, hablándole constantemente en un tono suave recordándoles así: “estas conmigo... estas conmigo… estas haciendo un buen trabajo”, una y otra vez haciendo tapping juntos.

Es importante para el practicante salirse de su propia mente, encontrar un punto para centrarse, y evitar la tendencia a preocuparse o hablar de uno mismo con la persona en el otro lado de la línea. Eso dentro de todo es calmante.

Yo me mantengo alejado de la causa que detona cierta reacción emocional hasta que logro oír o sentir que la persona está estable. Cuando me dicen que están de vuelta hago varias pruebas para estar segura que el tema y la respuesta emocional han sido aliviados y desconectados de la memoria. Esto es exactamente lo que EFT hace.

En cada teleclase que yo doy, siempre le pido a la gente que llene de antemano, lo que llamo un Historial. Es una serie de frases incompletas que empiezan con.... yo tengo que…………… o si no…………… Cada siguiente frase añade más información sobre cómo las personas de la familia expresan sus creencias, un ejemplo de un período problemático con esta creencia, lo que hace que la persona piense y sienta de cierto modo hasta que la historia aparezca. Pienso que este historial es como un mapa de su vida interior, un tipo de estructura que sostiene su comportamiento y reacciones en el lugar. Para continuar con la metáfora, nuestro trabajo con EFT es remodelar esta estructura para co-crear un mejor hogar para nuestras vidas que trae diferentes reacciones y comportamientos que se sienten mejor para nosotros.

Este historial tiene varios propósitos; haciéndolo se puede detonar alguna experiencia; yo le pido a los clientes que tengan cuidado con sus respuestas emocionales al inicio, antes de la clase, para que de alguna manera estén mas equilibrados con su historia al empezar la clase.

Antes de la clase les pido a los voluntarios que me envíen su historial, y evalúo cada historia antes de la clase, y me da una idea en qué quieren trabajar lo que hace que necesite menos tiempo durante la teleclase antes de empezar a hacer tapping, y también tengo una idea de qué puede pasar, aunque esto es impredecible.

Para una sesión de teleclase complementaria de una hora busco un voluntario con una historia típica como la de mucha gente, me gusta elegir una historia mas específica, sugiero un camino claro hacia la solución para plantar una buena semilla de sanación. Esto me ayuda a seleccionar a un buen voluntario que sirva para el objetivo de la clase que es mostrarle a la gente qué es posible hacer con EFT. Me presento como practicante y les doy una prueba de teleclase y cómo son éstas.

Recuerdo haber leído tu historial Fran. Tú nos diste un buen material para trabajar. Pero también me di cuenta que los temas que tu tocaste podrían fácilmente escaparse de nuestro control en una hora de teleclase con un numero grande de participantes. Yo no elegí tu historia por la misma razón que tu indicas en tu email, siento mucho pesar de tu sentimiento de devastación en la clase. Claramente tú eres una persona de buen corazón y sincera y pienso que te puedes beneficiar mucho con un trabajo profundo de EFT. Y estoy de acuerdo, un trabajo personal con un practicante con experiencia es el mejor camino.

Si yo trabajo con alguien que entra en un inesperado problema emocional en persona o por teléfono, de seguro continuaré con la sesión hasta que esto se solucione y la persona logre equilibrarse nuevamente aunque el tiempo de la sesión haya terminado. Yo siempre pruebo y vuelvo a probar preguntando muchas cosas para estar seguro que ellos estén bien con su tema antes que se termine la sesión.

Mi intensión en una teleclase complementaria es para que el tapping del voluntario sea útil para otra gente. Y también quiero que este servicio de sanación gratis esté disponible para la comunidad. Y como tú indicaste, la teleclase de EFT hace este trabajo de sanación mas asequible a gente que no puede pagar una sesión particular.

Mi circuito de teleclase de EFT dura por mas tiempo (una hora y media) y se comunican semanalmente con la misma gente. En el comienzo de cada clase le pido a la gente que ponga atención a sus respuestas a medida que van haciendo tapping y les pido que se cuiden ellos mismos, les pido que usen su buen juicio y que respeten el espacio de la clase, pero por otro lado si ellos experimentan una emoción potente les pido que se sientan libres de silenciar su teléfono (cada persona tiene el control del sonido del teléfono) y pidan ayuda si la necesitan.

Si alguien necesita ayuda, yo me encargo de estar con él hasta que se sienta mas en control de sus respuestas. Se sugiere que si los integrantes de la clase piensan que pueden detonar ciertas emociones, deben tener una persona cerca o en contacto donde puedan acudir por ayuda.

También le enseño a la gente algunas estrategias para calmarse cuando están en medio de reacciones o recuerdos fuertes. Una de las mejores es hacer tapping rápidamente de arriba a bajo los puntos constantemente, diciendo sin parar a ti mismo sobre qué pasa y qué estás sintiendo, no preocupándose por el momento por el orden correcto de las frases. Yo he usado estas estrategias en mi misma muchas veces cuando me siento sobrepasada de alguna manera.

He visto a Gary Craig usar esta técnica con 400 personas, en la mitad de la sesión con un voluntario en el escenario haciendo tapping sobre abusos en el pasado, repentinamente una mujer en la audiencia sintió una gran emoción. Gary dejó el escenario y fue dónde se sentaba la mujer y suavemente comenzó a hacer tapping en la cara de la mujer desde arriba hacia abajo hablando con ella con una voz suave, hasta que la mujer volvió al tiempo presente lo suficiente para que un ayudante emocional pudiera salir con ella de la sala y ayudarla a tratar lo que había surgido.

Antes de cada clase yo pido un tiempo de silencio. Cada uno de nosotros sostiene al grupo en un círculo de sanación pidiendo para que resulte lo mejor en la llamada y para los que escuchan la cinta grabada. Yo le pido a la gente que traduzca su plegaria en su propia espiritualidad.

En estos círculos de teleclases usualmente trabajo con una persona del grupo, mientras los demás hacen tapping recibiendo beneficios compartidos. En esta situación me siento segura de poder contener a las personas en un espacio seguro. He hecho mucho trabajo a través del teléfono y tengo experiencia con gente que ha tenido grandes emociones que me ha tomado por sorpresa, pero confió en mi experiencia y en las estrategias que uso para ayudar a la gente a salir de una tormenta emocional.

Me gusta personalmente trabajar de una manera profunda, en un nivel espiritual del paciente, cuidando que este trabajo traiga resultados. Pero al mismo tiempo no voy donde no me siento capaz de ayudar y sin dudar yo recomiendo a la persona buscar otro tipo de ayuda profesional. Yo no soy terapeuta, psicóloga o psiquiatra, y a veces es ése el tipo de ayuda que la persona necesita.

En un círculo de EFT siempre dejo claro que confió en que cada persona sea responsable de si misma, yo hago este trabajo con el corazón y confianza para bien, confió en que los participantes tomen esto de la misma manera en que yo lo hago y con el mismo sentido de responsabilidad. Y un corazón iluminado. En estas situaciones, toda mi atención está enfocada en la persona con la que estoy trabajando, y con el entendimiento de que si hay otra persona en la llamada que necesita ayuda, la pedirá. Hemos trabajado con temas profundos y algunas respuestas poderosas y hemos sido capaces de contenerlas.
Pero aún con las mejores destrezas y las mayores precauciones, no hay garantía de resultados, y esto es cierto también en las sesiones cara a cara. Y en la vida, si lo pensamos.

Mi intención con las clases es poner a disposición de la gente un método profundo de sanación, a bajo costo, y dar herramientas que ellos mismos puedan usar en su sanación. Nunca he intentado componer gente; no pienso que la gente este rota.

Generalmente las teleclases funcionan bien para todo la gente envuelta en este proceso, obviamente hay excepciones. Elija profesionales en los cuales usted confíe y termine con la experiencia si no funciona para usted. Confíe en usted mismo.

Esto es todo para empezar. Muchas gracias Fran, por tomarte el tiempo de escribir sobre tu experiencia.
Y nuevamente, invito a todos que leen esto, a ofrecer para bien de todos su manera de hacer teleclases de EFT y sesiones individuales por teléfono, para que sean un espacio seguro de cambio.

Rue Hass

Traducido por Viviana Flen Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif