La frase de Henry apunta hacia los asuntos de raíz


El siguiente artículo provee aún más evidencia de que la verdadera habilidad al administrar EFT en situaciones difíciles involucra el persistir hasta encontrar el/los asunto/s de raíz. Algunos recién llegados a este fascinante proceso observan algunas “maravillas de un minuto” y asumen, erróneamente, que EFT siempre funciona de esta manera. De esta manera, cuando EFT no produce resultados rápidos se asume (1) que EFT no es efectivo en ESE problema o (2) que “no funciona conmigo” o (3) que ha, de alguna forma, perdido su efectividad para siempre (sonrisa).

Con esto en mente, por favor estudien este caso enviado por Silvia Hartmann-Kent, nuestra embajadora (¿nuevo mundo?) del Reino Unido. Síganla mientras ella paciente y expertamente trabaja con "Henry" hasta que el verdadero causante de este problema de temblores es descubierto. Por favor observen las sutilezas y habilidad involucradas. Este nivel de maestría está dentro del alcance de todos y viene con diligencia, dedicación y práctica. Los principios son muy simples. Con práctica serán suyos de por vida.


Por Silvia Hartmann-Kent

Es interesante como se suscitan cosas que uno no puede predecir cuando se está trabajando con un cliente.

Un día, estaba haciendo mi mayor esfuerzo por ayudar a un caballero de unos 70 años con sus “temblores”, es decir, su propensión a sacudirse de pies a cabeza en momentos de estrés, lo que le causaba muchos problemas de una u otra forma. Él había tenido “los temblores” toda su vida, desde que tenía memoria y esto lo había restringido gravemente en muchas formas –desde no poder consolar personas hasta el temor a las figuras de autoridad, temor a hablarle a las damas y temor a situaciones sociales generales. Él sentía que tenía que evitarlas y cualquier otra forma de situaciones por temor a que llegasen los temblores y lo hiciesen sentir fuera de control, un tonto, bobo, ridiculizado y terriblemente avergonzado de sí mismo.

Este caballero, llamémosle Henry, se encontraba conmigo ese día porque había intentado suministrarse EFT en autoayuda sobre el problema durante seis meses más o menos y no había impactado los temblores en lo más mínimo. También tenía problemas para encontrar frases preparatorias y sobre todo, para contactar con sus emociones. Henry sabría que estaba terriblemente avergonzado, pero esto no se reflejaría en sus ojos, o en su cara, o en su voz (la cual permanecía completamente firme mientras contaba incluso el peor de los incidentes).

Pasé algún tiempo escuchando como se había acercado al problema, admirando su perseverancia ante la falta de resultados, y básicamente sentada y esperando que algo se me revelara que pudiese ser utilizado como palanca para entrar en el problema. También le pregunté sobre las sensaciones corporales que precedían un ataque de temblores, y me dijo que lo veía venir cuando había una sensación rara en su columna, como si se le estuviese irritando.

Bajo la Mayor Directiva de que "solo el cliente puede saber la frase preparatoria correcta", le pedí que encontrara una buena manera de describir eso y se le ocurrió "esta inflamación en mi columna".

Comenzó a hacerse tapping y me sorprendió lo fuerte que se golpeaba a sí mismo – ¡si me hubiese hecho tapping de esa forma, estaría toda amoretonada! Entonces caminé hacia él, me senté en el brazo de su silla, tomé su mano derecha y me encargué del tapping mientras él decía, "Aunque tengo esta inflamación en mi columna".

En el punto Bajo la Nariz, me di cuenta con perplejidad, que la frase recordatoria había cambiado y que ahora el decía, "Esta INFORMACIÓN en mi columna."

Para acortar una larga historia, pare antes del 9 gama y le pregunté cuál había sido la frase preparatoria. Parpadeó, se frotó los ojos y dijo tentativamente que había sido sobre una inflamación en su columna, y le dije que había dicho información, en cambio. A él le intrigó mucho esto y admitió que "era la descripción perfecta".

Así que comenzamos a trabajar sobre "esta información" con una variedad de frases como, "no sé de dónde vino", "no sé cómo liberarla", y un par más hasta que finalmente, él se sentó con perplejidad y recordó claramente qué era esta información y cómo la había obtenido.

Era un incidente específico, entre muchos, donde su padre lo había llamado para castigarlo. Tenía que pararse como un soldado y mantenerse derecho, aunque en esta ocasión él temblaba de miedo. Su padre lo mantuvo de pie y temblando hasta que verdaderamente se mojó a sí mismo, por lo que su padre le dijo que “no tenía carácter” y luego prosiguió con el largamente esperado castigo.

Él tenía cinco años en ese momento, y parecía ser, que solo su columna había retenido y guardado esta información durante todos estos años.

Henry estaba muy avergonzado del recuerdo y le propuse la idea de que quizás quisiera trabajar sobre ello solo, y que nosotros nos restringiríamos a hacer un poco más para liberar la información en la espina en cambio (lo que aceptó con un alivio tremendo). También escribí una lista de sugerencias para su futuro auto-tratamiento.

Esto fue hace más o menos 5 meses y, desde entonces, Henry ha estado trabajando en los problemas relacionados, como enojo con su padre, la perdida de una vida que es imposible recuperar ahora, y la intensa vergüenza y desagrado de sí mismo que ha llevado consigo toda su vida.

Los temblores han cesado.

Siguiendo este tratamiento en particular, se me ocurrió lo útil que podría ser de muchas maneras utilizar La Frase de Henry, no solo en el tratamiento de causas emocionales de raíz, de síntomas físicos – donde sea que yazca el síntoma, puede ser muy útil hacer tapping sobre “quiero liberar esta información en mi (piel, hígado, manos, articulaciones, huesos, estómago, etc. etc.)" o utilizar una frase que tenga sentido en el contexto.

Puede ser útil hacer esto luego de un accidente o una herida para prevenir que se forme una memoria corporal a largo plazo: "Quiero liberar el recuerdo de este dolor/miedo/quemadura/desgarramiento de mi...”

La Frase de Henry va directamente al entendimiento de cómo el cuerpo almacena nuestros recuerdos. Estoy muy agradecida a Henry por haber traído este acercamiento simple pero profundamente útil a mi atención conciente.

Silvia Hartmann-Kent

Traducido por Arya Schellemberg

InEnglish.gif