EFT calma a un cliente durante un episodio de ataque severo de apoplejía

Hola a todos,

Karen Kolberg tuvo un episodio de ataque severo de apoplejía en el trabajo pero se calmó rápidamente con EFT. Ella nos cuenta la historia en este artículo.


Por Karen Kolberg

Saludos, Gary

Hace un año tuve un ataque de apoplejía y fui llevada al hospital. Después de una TAC de emergencia y una resonancia magnética, me hicieron una operación en el cerebro en la que el cirujano descubrió, y operó, una MAV (malformación arteriovenosa) o derrame en el cerebro. Cuando me desperté de la operación, estaba paralizada en mi lado derecho. Estuve en el hospital durante seis penosas semanas y en terapia física durante seis meses. Finalmente volví al trabajo ocho meses más tarde, pero todavía tenía debilidad y dolor en mi lado derecho, en mi hombro y brazo, además de vértigos continuos. A pesar de todo esto, reaprendí a conducir y estaba funcionando lo mejor que podía.

Estaba haciendo mucho trabajo de sanación por mi cuenta mientras investigaba nuevos caminos para curación cuando descubrí el sitio Web de EFT. Pedí todos los DVD y he estado estudiándolos y ayudando a mis amigos con sus problemas y dolores, con mucho éxito. Enseñé la receta básica a algunos de mis compañeros de trabajo e incluso a mi jefa. Todos ellos la encontraron interesante, pero ninguno la había visto realmente en acción porque les conté sobre ella sin hacer ninguna sesión con ellos.

Esta última semana, tuve un episodio de ataque en el trabajo. Fue muy intenso, con mucho dolor y bastante aterrador para todos los implicados. Me sentí como si fuera electrocutada desde dentro hacia fuera. Mi jefa y yo estábamos en el vestíbulo, cuando de pronto no podía mover mi pierna derecha. Ella me ayudó a sentarme y corrió a llamar al 911 (emergencias), porque estaba empezando a tener un ataque de apoplejía. Cuando volvió, le pedí que por favor hiciera tapping. Le pedí varias veces: “por favor, haz tapping; por favor, haz tapping” y le enseñé, con mi mano buena, dónde hacer tapping en mi cara. También la moví a que hiciera tapping en el punto de mi clavícula. Aparentemente, una doctora de urgencias del edificio llegó y ella empezó a hacer tapping en ese punto mientras que mi jefa hacía tapping en los puntos de la cara. No eran necesarias palabras… estaba en el centro de ello… mi corazón estaba acelerado. No sabía si estaba muriéndome, mi respiración era superficial y estaba muerta de miedo. El tapping me calmó muy rápidamente. Mi corazón dejó de estar acelerado y yo fui capaz de seguir consciente, no perder ninguna función corporal, y fui capaz de responder a todas las preguntas que la doctora de emergencias me hizo.

Fui al hospital y me hicieron un escáner, que mostró que no tenía un infarto o una angina de pecho. Volví a casa esa tarde y volví al trabajo al día siguiente. Sé positivamente que sin EFT, el suceso podía haber sido aún más aterrador. Estoy tan contenta de haber aprendido cómo hacer el procedimiento de tapping, y también de que instruí a otros que están conmigo cada día. Nunca sabes cuando puede ayudarte con tus propios sucesos traumáticos.

Gracias Gary, espero hacer cada vez más tapping.
Karen Kolberg

Traducido por Juan Carlos Vega - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif