De una migraña a una epifanía.

Hola a todos,

Hace alrededor de dos años, "Kimberley" tuvo un accidente de automóvil que la dejó con varias heridas, incluyendo varios dolores de cabeza severos por semana (algunos de ellos eran migrañas). Estos dolores de cabeza siguieron durante muchos meses y su único alivio llegó por algunos tratamientos de acupuntura, y esto era solo temporal.

Un día, su acupuntor le aplicó EFT a sus dolores de cabeza y desde entonces (hace cerca de un año), ella ha estado libre de dolores de cabeza. Como verán, Kimberley obtuvo muy buenos resultados de esta experiencia de EFT y dice lo siguiente:

"Cuando salí del trabajo para ir a mi cita, apenas podía moverme debido al dolor, y para cuando volví, iba dando saltos, extasiada".

Kimberley describe la experiencia entera a continuación, incluyendo una epifanía que fue iniciada por su sesión de EFT. Yo admiro la manera que tuvo el acupuntor de enfocar el problema y por tanto, hago comentarios encomiadores dentro de la carta de Kimberly.
Por Kimberly

Apreciado Gary;

Mi primera experiencia con EFT realmente cambió mi vida. A manera de introducción, les cuento que había sido atropellada por un coche hace dos años, era un peatón que cruzaba la calle cuando una mujer en un todo terreno giró a la izquierda y me atropelló. La medicina occidental no había estado ayudando así que empecé con la acupuntura cinco meses más tarde, la cual fue una ayuda para controlar el dolor. He estado yendo a la acupuntura desde entonces, cada semana o cada dos semanas.

Tenía mi cita habitual de acupuntura y ese mismo día acudí con una clásica migraña. Empezó alrededor de mediodía, con las molestias visuales y alucinaciones. Probé acostándome a oscuras pero sin ningún resultado. Llamé a mi acupuntora y ella tuvo un hueco de tiempo para que fuera un poco antes de lo programado.

Cuando llegué, me decidí saltar mi tratamiento habitual y simplemente me centré en librarme de la migraña. En una escala de cero a diez, el dolor era al menos un ocho (y volviéndose más intenso). Me puso varias agujas, las cuales bajaron el dolor inmediatamente a alrededor de un cinco y luego me dejó allí descansando con las agujas clavadas. Volvió veinticinco minutos más tarde, pero el dolor no había bajado por debajo del cinco. Ella dijo que quería probar una "técnica de tapping" conmigo, y eso es todo lo que dijo sobre el asunto. En algunos de los puntos de tapping, comprobó que no fueran demasiado dolorosos y luego ella empezó.

Sacó las agujas de mi mano y luego me preguntó si había alguna clase de problema emocional asociado con el dolor de cabeza.

COMENTARIO DE GARY: Este es un enfoque excelente para tratar cualquier clase de dolor. Cuando ustedes están haciendo un progreso limitado con el dolor, entonces eso es evidencia de que hay un problema emocional (uno o más) que contribuye con el dolor. Con frecuencia, después de que el problema emocional es identificado y tratado con EFT, el dolor remite.

De repente, fue como si mi cerebro me gritase: "¡¡ODIO MI TRABAJO!!" y me tomó completamente por sorpresa. Ni siquiera había estado pensando sobre ello en todo el día y especialmente no antes de tener la migraña. Emití una clase de gruñido y ella me preguntó qué pasaba, así que se lo dije. Ella me dijo entonces que normalmente yo debería decir la frase que ella estaba a punto de decir, pero ya que mi cabeza me dolía, ella la diría por mí.

COMENTARIO DE GARY: Este es un enfoque útil. Cuando el cliente no puede decir las palabras, el profesional puede decirlas en su lugar. Con frecuencia es muy efectivo.

Luego ella pasó a la fase de preparación, hizo tapping en el punto karate y repetía "aunque odies tu trabajo, tú te aceptas total y completamente a ti misma" (tengan en cuenta que ahora conozco la terminología, pero que en ese momento no tenía ni idea de lo que estaba haciendo). Después, ella empezó a hacer la secuencia de tapping. Ella pasó por alto el punto de la ceja, ya que allí había una aguja, pero pasó a hacer tapping en el lado del ojo, bajo el ojo, bajo la nariz, bajo los labios, en la clavícula y bajo el brazo. Luego ella realizó el procedimiento de los nueve pasos, durante el cual me eché a reír porque me parecía tan raro. Aunque tengo la mente muy abierta hacia la medicina alternativa, a mí me parecía que de ninguna manera tararear "Cumpleaños feliz" y contar, podían curar mi migraña. Luego ella volvió a hacer tapping en los mismos puntos otra vez (poniendo mi cuerpo a tono). Todo el rato mientras hacía tapping, seguía repitiendo la frase de descubrimiento.

Después de realizar todo el procedimiento, me preguntó qué tal estaba mi cabeza. Le dije riendo que no podía creerlo pero que el dolor había disminuido hasta como un cuatro. Así que volvió a realizarlo todo otra vez, haciendo tapping para el dolor de cabeza que quedaba y lo que quedaba del problema con mi trabajo. El dolor disminuyó hasta tres así que volvió a hacerlo otra vez. Cuando llegué a un uno, ella tuvo que salir para ver a otro paciente y me dejó acostada en la camilla para descansar.

La cosa más sorprendente que pasó entonces fue que tuve una verdadera epifanía en la camilla. Normalmente cuando estoy en la acupuntura, me da somnolencia y a veces me duermo del todo en la camilla. ¡Ese día no! Por primera vez en la vida, quería sacarme las agujas yo misma y saltar de la camilla: de pronto estaba llena con toneladas de energía y mi mente le daba vueltas a todo lo que quería hacer y sobre lo que estaba emocionada. Lo último que quedaba de la migraña había desaparecido en un minuto o dos después de que ella se fuera y yo tomé una gran decisión: voy a dejar mi trabajo.

Desde hace bastante tiempo, he estado queriendo dejar mi trabajo como abogada y empezar mi propio gabinete como coach de vida. Sin embargo, el miedo ha estado acechando en lo más recóndito de mi mente, impidiéndome dar el salto. Aunque no nos dirigimos directamente al problema del miedo, al hacer tapping en mi problema laboral en general lo resolvió y de pronto yo no estaba más atemorizada. Sabía en mi interior que estaba tomando la decisión adecuada y no podía esperar para empezar.

Cuando volvió mi acupuntora, le conté lo que había pasado. Ella se emocionó mucho y empezó a compartir conmigo lo que EFT era y todos los avances que ella había hecho consigo misma y sus otros pacientes. Mientras hablábamos, me di cuenta de algo más: en realidad estaba contenta. No me había sentido feliz desde el accidente (había estado padeciendo Desorden de Estrés Post-traumático y de depresión, para lo cual había acudido a terapia de biofeedback y tenía los problemas "bajo control" pero no se habían ido. Solo estaba tratando con ello). Una vez más, aunque no hicimos tapping para la depresión, creo que mucho de ello estaba ligado con mis problemas laborales y parecían haberse limpiado.

Ella me dio una "chuleta" del procedimiento así como su dirección del sitio Web y me marché para volver a trabajar. Mis compañeros de trabajo no podían creer que la persona que volvió era la misma que la que se había ido. Cuando salí del trabajo para acudir a mi cita, apenas podía moverme debido al dolor y para cuando volví, iba dando saltos, extasiada. Les conté lo del tapping, les di una copia de la chuleta y todos se entusiasmaron para probarlo. También estoy trabajando con las varias heridas del accidente y conflictos emocionales y estoy teniendo éxito con el uso de EFT en ellos.

Ahora he pedido todos los videos y he estado trabajando con todos ellos. EFT ya ha probado ser una herramienta de valor incalculable para mí y creo que hará cosas maravillosas para mis clientes de coaching. Ahora tengo un plan y un plazo para hacer la transición desde mi trabajo actual a mi verdadera pasión: ayudar a otros a vivir las vidas que nacieron para vivir.

Kimberly

Traducido por Juan Carlos Vega - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif