Aliviando los dolores del cartero


Carolyn Reuben rápidamente aplica EFT a su cartero para su dolor de espalda y el dolor que le causó la mordida de un perro.
Por Carolyn Reuben, L.Ac.

La última vez escribí y te conté sobre mi higienista dental que se había clavado su propia uña en el ojo, habiéndoselo cortado tres días antes, y continuaba con un dolor intenso. Yo hice _tapping_ en sustitución sobre mi punto de karate e imaginé que hacía _tapping_ en mis otros puntos de acupuntura mientras ella trabajaba en mi boca… y su dolor cedió notoriamente por primera vez desde el accidente. Un lector del boletín me escribió un correo electrónico preguntándome si yo la había contactado desde entonces. Así lo hice y ella me contó que su doctor no podía creer la rapidez con que había sanado. ¡Hurra por EFT!

Esta mañana corrí hacia la puerta para recibir a nuestro cartero, quien había sido mordido por el perro del vecino el día anterior. El perro arrancó un pedazo de carne de su muslo. Le pregunté si dolía. Me respondió que sí, pero que no tanto como su espalda. Al principio le insistí que se tomara unos pocos momentos fuera de su itinerario algún día para ir a mi consultorio a la vuelta de la esquina, pero luego me di cuenta que era ahora que estaba adolorido, por lo tanto era ahora cuando necesitaba tratarlo

“¿Preferiría estar haciendo algo distinto hoy?” le pregunté, y me respondió “¡esquiando!” Es un hermoso día soleado californiano en los 20 grados, por lo que ambos reímos ante el pensamiento de una ladera de montaña nevada y yo me lancé a hablar haciendo _tapping_ en mí misma mientras él permanecía parado en el umbral de mi puerta, con una pesada bolsa de correo en su lado derecho y un gran parche de gasa en su muslo izquierdo sujeto con mucha cinta plástica, y el correo por entregar correspondiente a varias casas en sus brazos, incluyendo el grueso montón de mi propio correo:

_Aunque me encantaría estar en cualquier lugar menos aquí, y hoy especialmente estaría esquiando…_
_Aunque al venir ahora a este vecindario tengo miedo y me pregunto si voy a ser mordido por ese o por otro perro..._
_Aunque me voy tensionando en el recorrido, preocupado por el dolor de ser mordido..._
_Aunque puedo recordar el miedo de ayer al darme cuenta que ese perro se estaba lanzando contra mí y recuerdo el dolor de sus mandíbulas aferrándose a mi muslo…_
_Aunque realmente preferiría seguir mi corazón y expresar mi lado creativo y hacer ahora cualquier cantidad de cosas para mí mismo en lugar de entregar el correo de otras personas..._
_Aunque quisiera estar haciendo cualquier otra cosa, pero la seguridad y el cheque de pago y la pensión de este trabajo me mantienen aquí día tras día…_

Hubo algunas rondas más siguiendo la misma línea. Al cabo de unas pocas rondas le preguntaba cómo nos estaba yendo en la escala de dolor y el nivel de intensidad iba bajando de 7-8 a 5… y luego a 2 y luego a 0 en 10, tanto en el dolor de la mordida como en el dolor de espalda.

Entonces tomé el correo de sus manos y me metí en casa y él se fue otra vez a su recorrido con una enorme sonrisa de bienestar en su cara.

Carolyn Reuben, L.Ac.

Traducido por Martin Jones "Escribir a Martin":mailto:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

"InEnglish.gif":http://www.eftuniverse.com/Pain-management/pain-dog-bite-back.htm