Las causas emocionales del dolor en un miembro fantasma


Aquí hay un artículo de calidad por Jane Beard que elimina el dolor en un miembro fantasma donde fracasó una fuerte medicación. Tomad nota de cómo ella suavemente mueve a su cliente hacia el perdón.
Por Jane Beard EFT-ADV

Quería contarte cómo el EFT ayudó con el dolor en un miembro fantasma. “Judy” padecía un aplastamiento traumático por un accidente de automóvil más o menos un mes antes de encontrarme con ella. En un minuto ella estaba bien, y tres horas más tarde le habían amputado su pie izquierdo. Ella siguió sintiendo el dolor de su pie aplastado incluso después y a pesar de un fuerte medicación.

Ella describió el nivel de intensidad de su dolor como diez de diez, y su rabia contra la otra conductora como veinte. Empezamos con algunas frases para ayudarla a alinear su energía para aceptar la EFT, e hicimos unas cuantas rondas con estas ideas:

_Aunque no tengo confianza en que este tapping funcione cuando las píldoras contra el dolor no han funcionado…_
_Aunque la única cosa que puede hacerme feliz es volver atrás en el tiempo y devolverme mi pie izquierdo…_ (ésta es la frase que ella hizo y yo seguí con ella)
_Aunque creo que nada funcionará…_
_Aunque tenga miedo de que sentiré todo este dolor para siempre…_

Ella dijo que sentía su ira en un nivel seis o siete y que el dolor en el pie era de siete. Así, algún progreso fue hecho. Entonces hicimos _tapping_ en el dolor tal como lo describió y tal como evolucionó. Ella tenía claro que no quería trabajar con el shock del accidente o con la ira contra la conductora, así que continuamos con el dolor:

_Aunque siento como si mi pie está siendo aplastado…_
_Aunque mi pie está ardiendo…_
_Aunque no entiendo como un pie imaginario puede doler realmente de tal manera…_

Éste fue una grande – de golpe su dolor se fue a uno sobre diez. Y por estar lista se ofreció para trabajar en su ira sobre el asunto, pero yo no podía sugerir que perdonásemos a la conductora. Curiosamente, no usé la palabra “perdón” en absoluto, así que este fue generado internamente. Ella sabía dónde estaban sus límites, ¡y cumplía con ellos! Allá fuimos:

_Aunque estoy tan furiosa con este conductor que escupiría clavos…_
_Aunque este conductor se preocupó más por su café que por mi seguridad…_
_Aunque yo fui la única en sufrir su negligencia…_

Al final de esta ronda, observó: “esto es ridículo. NADIE podría causar el daño que ella me ocasionó y no sentirse mal.” Resultó que la otra conductora había ido a visitarla al hospital a pesar del consejo de las instrucciones de su abogado. “Pero aún no puedo perdonarla” concluyó.

_Aunque rechazo perdonarla a causa de lo que sucedió…_
_Aunque perdonarla no arreglaría mi pie…_
_Aunque al perdonarla me sentiría como si la dejase ir libre y no puedo hacer eso…_

Pude percibir un cambio, pero no tenía comentarios que hacer, así que continuamos. Por ahora, estaba usando las frases preparatorias más como frases de tapping, y abriéndose paso a través de ellas.

_Aunque no pueda perdonarla, estoy abierta a la idea de que algún día podría ser capaz de hacerlo…_
_Aunque ella nunca sabrá si la perdoné, yo lo sé y rechazo hacerlo ahora…_
Entonces ella empezó a llorar, y dijo “¿porqué rechazo hacerlo? Se siente tan mezquino”

_Aunque me siento tan mezquina…_
_Aunque odio sentirme tan mezquina…_
_Aunque me siento mejor de pensar que ella es mezquina…_

Hubo un gran suspiro. “De acuerdo, yo no tenía intención de perdonarla, pero lo estoy haciendo, a pesar de mí misma”. _Aunque no tenía intención de perdonar y me encuentro a mí mismo haciéndolo de todos modos…_ Ahora ella estaba riéndose. Su dolor y su ira estaban los dos en cero de diez. El tiempo se acabó y hablamos de las maneras de continuar usando el _tapping_.

Unos días más tarde, mientras estaba asistiendo a un taller de EFT ella me llamó para decirme que estaba libre de dolor mientras no se quedara sola en casa. En el taller había un gran panel sobre gestión del dolor y me cogí el turno al micrófono para pedir consejo para manejar este asunto, sabiendo que saldría de la sala de conferencias para una cita telefónica con Judy. Carol Look sugirió, “encuentra el beneficio secundario”.

Y ¡bingo! Allí estaba. Seguimos en pos de él suavemente y lo encontramos con facilidad. Ella no sabía cómo pedir ayuda y tenía miedo de quedarse atascada en un lugar a menos que alguien estuviera allá para ayudarla. Trabajamos sobre esto (no voy a repasar la secuencia completa) y ella ha aprendido que sentir dolor es una indicación de que tiene que defender sus necesidades.

Jane Beard
Traducido por JCV

Traducido por Juan Carlos Vega Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif