Seguimiento de “Utilizando EFT para evitar una amputación”

Jan Scholtes de Holanda nos ofrece el seguimiento de este caso tan interesante. Por favor, observen la clara evidencia de que las emociones de su cliente afectan a su fisiología. También, que aunque el inglés no es el idioma materno de Jan, él puede comunicar su mensaje claramente. Por lo tanto, yo no lo corregí.

Hugs, Gary


Por Jan Scholtes, Holanda

Un seguimiento del artículo del año pasado: “Utilizando EFT para evitar una amputación”.

Hace como un año que yo les escribí sobre este caso de un cliente mío, que ustedes publicaron en su boletín. Se trata del hombre cuya pierna tenía que haber sido amputada porque el cirujano lo operó ya 5 veces, le puso 5 bypasses en su pierna, le hizo un transplante de venas, y nada pareció funcionar más. El tenía muchos dolores, la parte inferior de su pierna estaba entumecida, fría como el hielo y él se tenía que levantar de la cama 5 veces por noche y dejar que su pierna colgara hacia abajo, para permitir que hubiera alguna circulación en ella. Después que había leído una historia de Rebecca Marina sobre la sangre detenida, decidí probar con EFT para este problema sanguíneo y después de algunas semanas él pudo caminar sin muletas y dormir toda la noche. Para aquellos que todavía no leyeron esa historia, pueden buscarla en Utilizando EFT para evitar una amputación.

En esta carta, yo deseo contarles a los lectores de tu boletín cómo le va a mi cliente.

Algunos meses después de haber comenzado la terapia con EFT, el pie izquierdo de Hans se tornó tremendamente rojo y caliente en un par de días. El me lo mostró y yo nunca había visto un pie tan rojo antes. La zona enrojecida terminaba exactamente en su tobillo. Yo pensé que podía ser una infección, pero no le dolía y no estaba inflamado. En cambio, él lo sentía tibio y muy agradable. No alarmamos al cirujano y esperamos para ver qué pasaría. Alrededor de 7 semanas después de esto, su pie izquierdo se volvió menos rojo y tomó un color normalmente saludable. La sensación tibia y agradable permaneció. Realmente algo está sucediendo allí abajo.

Un año después de haber comenzado el tratamiento con EFT, yo le pedí a su cirujano que hiciera un nuevo examen Doppler en su pierna izquierda, para poder hacer una comparación con los resultados de más de un año atrás. Esperábamos ver una imagen mejor, pero no vimos cambios en absoluto. Inicialmente, nos sentimos decepcionados porque nuestras expectativas eran otras.

La enfermera que hizo el examen dijo que no era razonable esperar diferencia alguna, porque los cambios o las mejoras siempre comienzan a nivel capilar. Esa es la razón por la cual no vimos ninguna mejora en las pulsaciones de sus arterias en su pierna izquierda.

Así que esta era la prueba de que la diferencia clínica que experimentamos debe haber sido causada por un cambio en la condición de su sangre. Habíamos estado haciendo tapping sobre las condiciones de la sangre, pedimos a la sangre que transportara más oxígeno, le pedimos a las células sanguíneas que se cargaran a sí mismas con litio para tener una carga eléctrica mayor, de manera de que las células se separaran unas de otras, etc. Como reacción de este tratamiento, la sangre se había tornado más fina, así que ahora podía pasar por las venas capilares pequeñas. Todas las mejoras que habíamos visto no se debían a que la condición de las arterias hubiera mejorado. A nivel capilar, las cosas habían cambiado y allí, las pulsaciones no pueden ser medidas, hay solamente un flujo sanguíneo leve. Esos capilares son tan delgados que las células sanguíneas sólo pueden pasar una detrás de la otra.

En la entrevista que siguió a la investigación con Doppler, Hans (no es su nombre real) tenía mucho más dolor en su pierna izquierda y la maldecía “Esta estúpida pierna izquierda me está molestando”. Cuando yo le pregunté cuándo había sucedido ese cambio negativo, él respondió: “La noche siguiente al examen”. Yo le pregunté qué había sucedido, pero él contestó que nada había sucedido, en absoluto. El habló en un tono muy decepcionado y yo le pregunté sobre qué él estaba tan desilusionado. “Bueno”, dijo, “Ese examen mostró que todavía nada ha mejorado, así que aún estoy tan lejos como hace un año y ahora temo que mi pierna tenga que ser amputada de todas maneras”.

Esta actitud tan negativa me inspiró a aplicar EFT inmediatamente:
“Aunque estoy decepcionado porque el examen no muestra ninguna mejora, yo me acepto profunda y completamente”
Y
“Aunque el Doppler fue negativo, mi pierna fue positiva, yo puedo caminar…”
“Mi desilusión me causa dolor…”
“Estoy enojado con mi pierna…”

Después de algunas vueltas de EFT, hubo ya una diferencia en el dolor que él sentía.

Entonces le pregunté a Hans: “¿Podrías expresar tu amor por tu pierna?” Le pedí esto porque yo había leído algo sobre el gran valor que tiene expresar amor.

Este mecánico me miró como si yo viniera de otro planeta. “¿Tengo que hacerlo?” me preguntó. Yo le dije: “¿Por qué no? Nosotros hemos trabajado tanto para conservar tu pierna, tú tenías miedo de perderla, tú estabas tan contento de que tu pierna mejoraba y de que tú podías caminar con ella ahora y tu pierna ahora te dejaba dormir toda la noche, ¿por qué no expresar tu gratitud y tu amor a tu pierna?”

Así que hicimos:
“Aunque yo amo a esta estúpida pierna, estoy tan contento de tenerla todavía y valió la pena pelear por ella, yo me acepto…

Después de dos vueltas, él abrió los ojos, me miró y dijo: “Se está volviendo todo tibio desde mi cadera hasta el pie izquierdo”.

Amor parecía ser una palabra muy poderosa, también para él.

Y así vamos en el tiempo. Ahora ya hace meses de aquello y notamos que cuando él tiene sentimientos de depresión, su pierna le duele más. Es realmente su barómetro emocional. Para mí, esto también es una prueba de lo que descubrió Marina respecto a que el estado emocional influye inmediatamente sobre la condición de la sangre.

Hans todavía camina con muletas en distancias largas. Sus caídas emocionales se muestran inmediatamente en el dolor de su pierna (y en la condición de su sangre) y en su piel (psoriasis). Con EFT podemos obtener una influencia positiva inmediata sobre esos síntomas. El duerme toda la noche y puede patear una pelota por algunos minutos. También puede trabajar en su jardín sin muletas.

Gary, después de haberte visto trabajando en enfermedades graves en Inglaterra, Manchester, el verano pasado, yo trabajo más ahora sobre el aspecto del carácter y de la emoción con Hans. Yo ya estaba satisfecho con lo que hemos logrado hasta ahora, como puedes imaginar, pero pienso que todavía podemos hacer algo más y mejor.

También hicimos EFT sobre un episodio de psoriasis súbita que tuvo Hans. Un día él se estaba sintiendo negativo nuevamente y se quejaba de que su vida ya no valía la pena vivirla, no veía futuro para él y estaba enojado con algunas personas que eran muy importantes para él y que él ya no veía. Sentía que lo habían dejado solo. Mientras él estaba hablando de esos sentimientos, se rascaba los brazos porque le picaban, estaban rojos y descamados a causa de un episodio de psoriasis. Inmediatamente, yo le propuse hacer tapping para eso:

“Aunque yo siento que ya no tengo futuro, me acepto…”
“Aunque siento que una cantidad de amigos me dejaron solo… yo me acepto…”.
“Aunque no veo razón para seguir viviendo, yo me acepto…”
“Aunque mis brazos me dicen que algo me pica y no se por qué, me acepto…”

Una semana después, lo vi y sus brazos estaban “limpios”, sólo un poco rojos.

A partir de ese momento, él empezó a entrar en contacto nuevamente con la gente y sintió que tenía ganas de hacer nuevos planes.

Recientemente, yo finalmente le escribí una carta a su cirujano. Por primera vez, le conté que estaba haciendo otras cosas aparte de fisioterapia. Yo había hecho tapping por mi miedo a escribir esa carta, como ser:

“Aunque tengo miedo de que el cirujano no me tome en serio… me acepto…”
“Aunque tengo miedo de que se rían de mí y piensen que soy un tonto con esa tontería del tapping… me acepto…”

No le escribí sobre tapping, pero le escribí sobre una nueva técnica alternativa que realmente no era evidente si se basaba en el pensamiento médico, pero que funcionaba sobre las emociones subyacentes de los problemas físicos, que influían sobre la fisiología del cuerpo. Yo le dije que la buena condición que tenía Hans ahora no era el resultado de la fisioterapia convencional, porque la habíamos aplicado por varios meses sin signos de mejoría. Él ni podía usar su pierna para hacer los ejercicios. Pero la mejoría comenzó algunos días después cuando comenzamos con esa técnica. Le escribí que también usaba esa técnica en otras cosas que no respondían con la fisioterapia convencional.

Yo pensé para mí mismo: “La persona que cura tiene razón”. Cuando voy a una panadería, donde me gusta el olor del pan, compro el pan pero no le pregunto al panadero cómo lo hace. Así que no escribí sobre el tapping, escribí sobre los resultados. Pude encontrar las palabras correctas con facilidad ahora y la primera reacción del cirujano fue que él admitía que Hans estaba mucho mejor y que no podía encontrar una explicación para eso considerando los resultados del examen Doppler. Sin embargo, él no me preguntó nada más sobre la “técnica alternativa”. Yo siempre pensé que los verdaderos hombres de ciencia deberían ser curiosos. Sin embargo, hay todavía mucho por hacer y este caso prueba que vale la pena trabajar en él.

Abrazos,
Jan Scholtes, Fisioterapeuta, LP master practitioner, EFT ADV.
La Haya, Holanda

Traducido por Dalila Milicúa

InEnglish.gif