Vista EFT en el Congreso de los EEUU

El Dr. Dawson Church presenta EFT en una vista del Congreso Estado Unidense. Se están dando pasos en firme para la aceptación de EFT por las autoridades de la salud mental. El futuro se ve prometedor para el uso de EFT en el tratamiento de Estrés Pos-traumático para veteranos.
GetAttachment.jpg

Uno de los acontecimientos más excitantes para EFT en los últimos meses ha sido el interés que han mostrado varios miembros del Congreso de los EEUU. Miembros tanto de los republicanos como los demócratas de la Casa de Representantes y el Senado han utilizado sus influencias para ayudar a que EFT sea reconocido por oficiales responsables de la salud mental en varias agencias gubernamentales.

El evento más reciente era una vista de mesa redonda organizada por el Representante Dan Lungren (R, Sacramento). Dan Lungren previamente ha sido Fiscal General de California y es miembro de varios comités de influencia incluyendo el House Homeland Security Committee.

Dan organizó una vista para el 15 de septiembre para mostrar el uso de EFT para el estrés pos-traumático (EPT). La Analista de Legislación de Dan, Sandra Wiseman, se ha entregado con pasión en su apoyo a la medicina energética en general, y a EFT en particular, y ha dedicado mucho tiempo y entusiasmo a la organización del evento. Se mandaron cartas desde la oficina de Dan a oficiales de salud mental claves, invitándoles a estar presentes o a mandar un representante. Estos oficiales incluyen el honorable Eric Shinseki, Secretario de Estado para Asuntos de Veteranos, y el Coronel Robert Saum, oficial comandante del Centro de Defensa para Excelencia en Salud Mental (DCoE). En un artículo anterior, se ha visto una foto de mi con el General Loree Sutton, ex-comandante de la DCoE. El Coronel Saum recientemente ha reemplazado al General Sutton. En un evento histórico, fui invitado a testificar ante el Comité de Asuntos Interiores de Veteranos el 20 de julio, cuando el presidente del comité, Bob Filner (D-San Diego) convocó una vista de mesa redonda sobre “Tratamientos Innovadores para EPT y TBI.” Yo hablé a favor de EFT junto con el psicólogo clínico David Feinstein (Autor de Personal Mythology y otros libros) y el fiduciario Wayne Miller. Esta era la primera vez que la medicina energética había tenido voz en una declaración congresista.

La oficina de Dan también solicitó que estuviesen presentes observadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), el Instituto de Medicina (IOM), el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), y la Administración de Abuso de Sustancias y Estándares de Salud Mental (SAMHSA).

Organizar la vista fue difícil. El Congreso reanudó sesión el 13 de septiembre, y el personal tenía asuntos atrasados en sus oficinas desbordadas. Las elecciones congresionales estaban a menos de 6 semanas. Las encuestas indicaban que lo más probable era que los republicanos conseguirían el control de la Casa de Representantes. Las inminentes elecciones dominaban la atención de todos; si los republicanos controlaban la Casa, se harían cargo de todos los comités; Bob Filner perdería su presidencia del Comité de Asuntos Interiores de Veteranos. Dan también se veía en una carrera ajustada; no estaba claro si le volverían a elegir. En cosa de dos meses, Dan y Sandra podrían estar buscando empleo nuevo.

Hacía ya un año que yo me había comprometido a impartir talleres de EFT en Francia comenzando el 18 de septiembre, así que entre mi agenda y el calendario electoral, el miércoles 15 de septiembre era la única fecha en que podrían celebrarse las vistas.

Entre encontrar un local donde celebrar las vistas, y conseguir aprobación del congresista del texto para las invitaciones, éstas se enviaron tan solo dos semanas antes de la vista. Las respuestas iniciales no eran positivas. La oficina de Shinseki envió una respuesta a una carta anterior que decía que EFT no estaba en su lista de terapias aprobadas en el VA (administración de veteranos) y no había ninguna circunstancia posible en que su departamento pudiese contemplar su uso. Algunas agencias rehusaron enviar observadores. Personal de otras oficinas del congreso no podrían atender debido a las numerosas exigencias de sus agendas. Llamé a Sandra por teléfono el fin de semana anterior y ella estaba frustrada por la falta de respuesta. Parecía que íbamos a presentar EFT a una sala vacía. Sin embargo, después de la llamada, con la mente llena de todos los recientes reveses, una vocecita intuitiva me susurró, “un Milagro de miércoles. Espera un Milagro de miércoles.” Llamé a Sandra de nuevo y le dije que esperara un Milagro de miércoles, mientras que otra vocecita en mi cabeza, el eterno escéptico, se burlaba de mi, diciendo, “Estás diciendo a la gente que esperen un milagro. ¡No sabes de qué estás hablando!”

En este escenario lejos de ideal, con la locura de Washington DC aún más loca de lo normal, se celebraron las vistas. Sandra hizo un empuje final y cuando se abrió la vista, había unos 35 representantes de varias agencias y oficinas congresionales presentes. Reunimos un equipo magnífico para representar a EFT. Wayne Miller habló sobre el auge de la medicina energética y sus implicaciones financieras. Tres veteranos hablaron sobre sus experiencias: Daniel Kilbank, un Navy Seal (efectivos de operaciones especiales dentro de la Armada de Estados Unidos), quien sirvió en Iraq, John Dolan, quien comandó una compañía de fusileros en Vietnam, y "Jim," un veterano que asistió por teléfono pero quiso mantener el anonimato por miedo a perder sus beneficios por EPT. Olli Toukolehto, quien está a punto de graduarse de la escuela de medicina, habló sobre su tiempo en Iraq y su recuperación de EPT con EFT. Dos terapeutas particulares hablaron, Anita Bains, y Tracey Middleton, además de Cathy Angelica, una encargada de casos en un hospital de la Administración de Veteranos. Delores Hall, la madre del veterano Carlin Sloan, contó su emocionante historia de cuán desesperantes parecían ser los síntomas del EPT de Carlin hasta que encontraron EFT. Carlin escribió una poderosa carta que se distribuyó a todos los asistentes a la vista, junto con estudios sobre EFT.

Después de la presentación de EFT, el Coronel Charles Engle del Centro de Defensa para la Excelencia en EPT y TBI (DCoE) se levantó y habló largamente. El Coronel es uno de los primordiales investigadores en el campo del EPT, y ha publicado muchos artículos en revistas arbitradas y es experto en el diseño de investigaciones. Habló sobre los retos que le espera a la DCoE y sobre algunos de los recientes descubrimientos que han salido a la luz a raíz de investigaciones sobre el EPT. Él y yo tuvimos un intercambio muy interesante sobre las maneras en que se podría incorporar EFT en algunos de los proyectos de investigación que el DCoE está planeando, y después de finalizar la vista, continuamos un diálogo cálido y apasionado sobre las maneras en que EFT podría ayudar a reducir los síntomas del EPT de veteranos. Anita, Cathy, y Tracey enfatizaron cómo ayudaría a las tropas reducir sus síntomas inmediatamente después de experiencias traumáticas, y Delores dijo que enseñar EFT en el entrenamiento básico mejoraría sus habilidades de resistencia militar. El Coronel Engle absorbió ávidamente los datos sobre investigaciones. Le prometí una copia de EFT para EPT.

Nos invitó a visitar el DCoE como sus invitados y es probable que Tracey, Anita, y Sandra y quizás también el congresista, todos quienes viven cerca, organizarán una fecha para hacer una visita y aprender más sobre cómo interactuar con la labor del Coronel Engle. También es posible que puedan demostrar EFT con algunos de sus militares, ya que supervisa tanto las ramas de investigación como de tratamiento del servicio de salud mental. ¡El Milagro del miércoles!

Las repercusiones de la vista podrían expandirse aún más, a medida que representantes de otras agencias hablan con sus colegas sobre EFT. Antes de la vista del 20 de julio, la medicina energética no tenía un lugar en la mesa a nivel del debate nacional. Ahora, la concienciación se está expandiendo, lenta e imperceptiblemente, sobre la posibilidad de que podría haber una solución a este enorme problema del EPT. La ironía es que la Administración de Veteranos (VA) es un enorme sistema de cuidados de la salud que sirve a centenares de miles de pacientes con EPT, pero no tiene EFT. El Proyecto de Estrés de Veteranos de Iraq (www.StressProject.org) tiene más de 100 formadores y terapeutas formados en EFT, pero pocos veteranos. Los que lo sufren están en un cubo, y la cura en otro cubo, sin ninguna tubería que conecte a los dos cubos. Mientras que la VA recibe miles de millones de dólares cada año de subsidios gubernamentales, el Proyecto de Estrés está compuesto por voluntarios, con los pocos dólares que tienen para cubrir gastos subsanados por donaciones particulares de la comunidad de EFT. El dinero está en un cubo, y la cura está en otro, de nuevo sin tubería que los conecte. Esto tiene que cambiar.

Ya que es la VA donde acuden los veteranos para tratamiento, mi visión es que se convertirá en el lugar principal para la aplicación de EFT. Imaginen si la VA, que ahora está abrumada por la sobrecarga de 300.000 nuevos veteranos con EPT, además de la generación de Vietnam, se incendiara con la posibilidad de erradicar EPT. Para una burocracia lenta, que no está construida para incorporar cambios, eso podría sonar a ilusiones idealistas. Sin embargo, oficiales de la salud pública de generaciones pasadas movieron montañas cuando obtuvieron curas para enfermedades variadas. La fiebre tifoidea fue erradicada por empleados dedicados hace un siglo, una vez que se descubrió sus causas y las curas. Lo mismo con la cólera, el polio y la viruela. En cuanto existe una visión de la erradicación de una plaga, y las herramientas necesarias se ponen en manos de gente práctica, soluciones que anteriormente era inimaginables, como una cura para el EPT, se vuelven concebibles. Lo imposible se convierte en lo inevitable.

Yo creo que estamos en tal momento en el tratamiento de EPT, y que en tan solo un año, todo el panorama habrá cambiado. Para estas fechas del año 2011, miles de clínicos de la VA podrían haber sido formados en EFT, y decenas de miles de veteranos y militares tratados con EFT. La VA podría tener una agenda de tardar menos de un año en haber ofrecido EFT a cada uno de los veteranos que sufren de EPT. Tan solo mil terapeutas pueden dar seis sesiones de una hora de EFT (la cantidad mínima que hemos descubierto hacen falta) a cada uno de esos 300.000 veteranos en un sólo año. Tal plan de tratamiento solo costaría una tercera parte de los $584 millones que el congreso ya se ha gastado en los últimos tres años en investigaciones sobre el EPT. Por lo tanto es una meta alcanzable y asequible, y uno que restablecería la posibilidad de vidas normales a los miles de enfermos quienes, en estos momentos, no tienen posibilidad de un futuro tan brillante.

Esto reduciría el sufrimiento de no tan solo los veteranos mismos, sino también de los cónyuges, hijos y comunidades afectados por la ‘transferencia de EPT,’ el impacto de vivir con un veterano enfermo. EFT podría propagarse como la pólvora entre la comunidad de veteranos.

Imaginen conmigo, por favor, un año 2012 en que lo imposible se ha convertido en histórico y juntos estamos mirando hacia atrás a la plaga del EPT como un fenómeno de un pasado oscuro. Tales visiones se convierten en los marcos que acogen una realidad que puede organizarse a si mismo, forjando los eventos del presente en maneras que invitan a que conformen a las más brillantes posibilidades futuras.

Les ruego que también compartan esta visión del EPT como historia con cualquiera que crean esté en posición de cumplirlo. Si viven el los EEUU, podrían hablar con un comerciante, fundación, familiar, u organización con finanzas que pueden emplear personal para expandir el Proyecto de Estrés de Veteranos en una organización con mucho más alcance. Podría contactar con una organización de veteranos local y presentarles EFT. Podría ofrecerse como voluntario para tratar a veteranos gratuitamente usted mismo. Si sembramos semillas juntos, podemos crear un cambio importante. Tal como comentó famosamente Margaret Mead, “Nunca piensen que un pequeño grupo de gente comprometida no puede cambiar el mundo. De hecho, ¡es lo único que lo haya conseguido!”

Dawson Church

Traducido por Vera C. Malbaski - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif