Tumbar síntomas de TEPT como dominos

¡Hola!

A veces EFT funciona tan eficientemente que aún síntomas que parecen “imposibles” desaparecen rápidamente. Tal es el caso con el veterano de Vietnam de Ingrid Dinter. En su artículo ella nos dice, “Se puso mejor al siguiente día: Joe se había dormido en el sillón, y luego al irse a su cama, él esperaba mantenerse despierto por varias hora. En cambio, solamente se dio vuelta y despertó a las 7:00 am. No hubieron calambres, ni sudoración por las pesadillas, sólo un sueño calmado y reparador. Su nivel de energía subió de un 3 a un 8, y cuando lo llamé la siguiente mañana, acababa de retornar de hacer algunos encargos, lo cual usualmente no lo hace antes de la 1:30 pm. Así que este fue un gran inicio.”
Por Ingrid Dinder

Querido Gary, quisiera compartir la historia de Joe, un Veterano de la Guerra de Vietnam con TEPT (Trastorno de Estrés Post Traumático).

Joe es un US Marine quien se conectó conmigo a través de foros para Trauma/TEPT.

Cuando Joe le preguntó a su consejero en el VA (Administración de Veteranos) que tiempo le tomaría en el tratamiento ofrecido por el VA para ver algún resultado, recibió una vaga respuesta de que “tomará tanto como tu lo desees”, y que la mejoría “dependería de él”. Joe se sintió furioso y descorazonado de que no hubiese ninguna guía de cómo poder mejorar, aunque él estaba preparado. El presentía que hablar del pasado no ayudaba sino en traer memorias del pasado y emociones negativas sin ninguna solución.

Afortunadamente, Joe siempre ha sido uno a sobrevivir, y en la militar fue entrenado a nunca rendirse, sino de enfocarse y resolver los problemas en la medida en que ocurren. Así que buscó ayuda en EFT.

Al igual que muchos veteranos, Joe no deseaba encarar eventos traumáticos específicos de su estadía en Vietnam, y yo respetaba eso. Pero estaba interesado en mejorar su patrón de sueño, lo cual calificaba de errático y cansado: le tomaba horas para dormirse, se despertaba a cualquier hora durante la noche, a menudo a las 2:30 a.m., la hora en que solía estar de guardia, y siempre estaba fatigado. Naturalmente, su concentración estaba comprometida, no podía completar ningún proyecto en la casa, y su entrenamiento en las artes marciales, cosa que hacía lo mejor que podía, era frustrante ya que no podía memorizar la mayoría de sus rutinas.

Le ofrecí a Joe, cuatro sesiones telefónicas gratis de EFT y le pedí llenar un acuerdo de consentimiento y de mantener un diario de su sueño, lo cual hizo. Cuando empezamos nuestro trabajo juntos, Joe se encontraba escéptico y lleno de dolor físico, y su nivel de energía era muy bajo. Así que hicimos tapping:

Aunque mi nivel de emergía es muy bajo…
Aunque mi nivel de energía es muy bajo, me permito elevar mi nivel de energía, ahora, a un nivel donde me sienta seguro, natural y confortable
Aunque mi nivel de energía es muy bajo, elijo eliminar cualquier cosa que pudiese impedirme de elevarlo al nivel que yo deseo.

Su nivel de energía subió de 3 a 5, y reportó estarse sentando derecho ahora. Pero ahora surgió algo nuevo en su mente de manera que hicimos tapping:

Aunque algo esta pasando en mi cuello…
Aunque tengo este dolor en mi cuello…

La tensión se eliminó, al igual que el dolor en el cuello. Como practicantes de EFT, estamos acostumbrados a estos resultados rápidos, pero para él fue maravilloso. “¡Está funcionando!” me dijo por teléfono, “¡No puedo creer que esto esté realmente funcionando! ¡Nunca nada funcionó antes! Tal vez hay esperanza.” Fue agradable oír esto, y decidí irme por el camino físico con él. Me había dicho que tenía muchos calambres en las piernas por la noche, lo cual lo despertaba así que hicimos tapping:

Aunque no me siento seguro durante la noche, y mis piernas me hacen recordar que no debo de dormirme…

Luego trabajamos en los dolores de su cuerpo a los cuales les dio un valor de 5 en la escala de 0-10, y también desaparecieron. Luego, nos enfocamos en su cadera y el músculo donde pensaba que tenía una bursitis y los médicos del VA no lo habían podido ayudar. Tenía mucho dolor. Cuando se le fue el dolor, su voz cambió denotando una gran alegría, “¡Esto es mágico!” exclamó. “¡EFT está funcionando!”

Habiendo establecido una relación en una forma tan dramática, Joe estaba ahora dispuesto a centralizar su enfoque. Se encontraba rabioso de estar perdiendo tanto tiempo en memorizar sus rutinas de su arte marcial, y se sentía muy frustrado. Hicimos tapping:

Aunque me siento frustrado de no poder memorizar mis rutinas…

Surgió un temor de ir a la escuela (estaba tratando de entrar en el programa de entrenamiento de maestros), así que eliminamos esto y otros aspectos con tapping. Se sintió relajado y cerramos nuestra sesión.

Esa noche, después de que Joe retornó de su entrenamiento de karate, recibí el siguiente email:

Su entrenador notó de inmediato un cambio en el. Sus palabras para Joe fueron: “Algo está sucediendo aquí. No sé lo que es, pero me gusta.” Joe estaba muy orgulloso. No sólo reaprendió una rutina sino que pudo recordarla y practicarla al llegar a casa sin ningún problema.

También notó cambios emocionales. “Experimenté felicidad durante el día lo cual es poco usual pero muy agradable.” En el pasado, sentimientos de tristeza rápidamente se tornaban en rabia o ansiedad, y tenía que salir de la habitación a tomar aire fresco para poder calmarse nuevamente. Ahora, cuando se sentía triste o sentía emociones negativas que le causaban deseos de llorar se estaba dando cuenta de que su manera de manejarlas había cambiado: “Acepté esas emociones y decidí relajarme frente a ellas. Esas emociones, entonces, eran menos intensas y se desaparecían.” Una tremenda mejoría para él.

“Se puso mejor al siguiente día: Joe se había dormido en el sillón, y luego al irse a su cama, él esperaba mantenerse despierto por varias horas. En cambio, solamente se dio vuelta y despertó a las 7:00 am. No hubieron calambres, ni sudoración por las pesadillas, sólo un sueño calmado y reparador. Su nivel de energía subió de un 3 a un 8, y cuando lo llamé la siguiente mañana, acababa de retornar de hacer algunos encargos, lo cual usualmente no lo hace antes de la 1:30 pm. Así que éste fue un gran inicio.”

Joe y yo continuamos a trabajar por unas tres horas sobre varias situaciones lo cual le pareció dificultoso, pero el único evento traumático que tocamos fue el de 9/11, lo cual había incrementado sus síntomas de TEPT y había dejado su vida en pedazos.

También trabajamos en su tinitis, la cual reaccionó maravillosamente a EFT, mejoró bastante, desapareció por épocas, pero luego volvió con diferentes intensidades, así que esto necesita explorarse más. Después de la segunda sesión de EFT, me reportó:

“Mi entrenamiento en las artes marciales está yendo muy bien ahora. Me he sorprendido con lo que puedo recordar. Inclusive técnicas que aprendí hace mucho tiempo. (Memoria de largo plazo). Lleve a mis nietos a su clase y enseñé hoy. Algo que no había hecho en mucho tiempo. Me sentí realmente bien. (Inconformidad social).

Cuatro días mas tarde, me escribió: “mi sueño y mi concentración han aumentado mucho. Hoy pasé la mayor parte del día trabajando en un proyecto que inicié hace un año y casi lo concluí.” (Anteriormente no podía concentrarse en algo por mas de 5-10 minutos) y mi sueño sigue siendo de 7-8 horas por noche.”

Continuó diciéndome, “Mi concentración ha sido lo más sorprendente desde que empecé a hacer tapping. Ahora estoy en el punto en que puedo efectuar (mis rutinas) desde memorizarlas hasta ejecutarlas. Algo que no había podido hacer antes.”

Tres semanas después me mandó un mail: “Bueno, he estado durmiendo muy bien. No me despierto en la mitad de la noche. He estado tan ocupado en la última semana que no puedo mantenerme al día. No sólo terminé un proyecto que inicié hace ocho meses, sino que comencé otros, y estoy trabajando en ellos. Mi concentración ha aumentado y ha afectado otras áreas. Mi memoria de corto plazo ha aumentado tremendamente. Puedo recordar las Técnicas de Artes Marciales muy bien. De 10 a 15 rutinas que podía hacer, ahora hago unas 22 y algunas de ellas son muy complicadas. Regresé a las clases de instructor. Me hace sentir muy bien.”

Y finalmente, tres meses después de haber terminado nuestro trabajo juntos: “Estoy haciendo más cosas fuera de la casa ahora. Y más actividades sociales fuera de casa. Me he involucrado más con los nietos. Llevo a dos de mis nietas a clases de baile y karate. Me ofrecí de voluntario para bailar el baile de padre/abuelo y la profesora me preguntó si podría participar en una de las escenas como una figura que es la de padre del bailarín. Sorprendente para mí, acepté. Esto es algo que normalmente no hago.”

Hoy en día, nueve meses después, Joe todavía duerme placenteramente toda la noche sin señales de pesadillas. Ha sido aceptado en el programa de maestro de artes marciales, y su estilo de vida de retraído ha mejorado. Está consciente de que hay más limpieza que hacer con respecto a sus memorias de la guerra, y cuando esté preparado, procederá con EFT.

Bendiciones,
Ingrid

Traducido por Leopoldo Proaño, EFT-ADV - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif