El rechazo y las enfermedades autoinmunes en personas muy sensibles (III)

rechazoLucy, una mujer de 37 años de edad, acudió a la consulta de Carla Sodi, después de visitar a varios médicos que no podían explicar los síntomas vagos que presentaba una y otra vez. Ella no tenía ni explicación ni diagnóstico de lo que le estaba pasando.


Por Carla Sodi

Escribe a Carla: carlasodi.com/contacto

Al  empezar Lucy a reflexionar sobre su infancia, se percató que se había sentido excluida desde que tenía 7 años de edad y sus padres la dejaban sola en su recámara para ir a su habitación. Cada vez que sus padres se iban a su cuarto o salían, ella se sentía rechazada y, a veces incluso abandonada. 

Ella, me contó parte de su historia... 

"... Cuando yo era  niña, siempre estaba pendiente de lo que mis padres decían y hacían. Trataba de entender el significado de sus miradas, tonos de voz, o  risas. Pasaba un montón de tiempo y energía  llamando a su puerta con la sensación de ser rechazada una y otra vez  y sintiéndome lastimada por sus acciones, palabras o comportamiento Me sentía ignorada y muy sola lo que me hizo creer que había algo malo en mí, así que empecé a creer que yo no era lo suficientemente buena para ellos. Empecé a culparme a mí mismo para cualquier situación dada en casa y rechacé mi propia persona por ser de esa manera. Mis padres me decían que era muy sensible y me volví muy susceptiblea  todo. Comencé a odiarme a mí misma me aislé de los demás,  y me la pasaba criticándome todo el tiempo por ser así de sensible.  Todo lo que yo quería era destruir todas las cosas malas dentro de mí y luego empecé a tener algunos síntomas inexplicables como fiebre por uno o dos días, tos, colitis, dolores de cabeza,  y las manos hinchadas. Desde entonces,  empezaron las visitas a los médicos tratando de encontrar alguna explicación sobre esos síntomas recurrentes.  

Cuando vino a verme, Lucy tenía varios síntomas: baja energía, dolores de cabeza, alergias fuertes con algunos ataques de asma, fiebre sin ningún motivo, reflujo e indigestión, síntomas relacionados con un trastorno autoinmune. Empecé por hacerle el test-diagnóstico para las personas altamente sensibles. Lucy resultó ser una de ellas.  

Después, comenzamos a trabajar con el sentimiento de rechazo que la había acompañado durante toda su vida. 

Realizamos algunas rondas de tapping. A continuación se muestra un ejemplo de lo que hicimos. 

KC: A pesar de que he sido rechazada desde que recuerdo,  está bien, lo que siento. A pesar de que toda mi vida me he sentido rechazada por mis padres, me acepto como soy. Aunque odio sentirme así, me amo y acepto lo que siento ahora. 

EB: Desde que me acuerdo, he sido rechazada por mis padres 

SE: Ha sido tan doloroso y difícil de manejar 

UE Me asusta ser rechazada una vez más  

ONU: No puedo soportar otro rechazo 

CH: ¿Qué pasaría si me rechazan de nuevo? 

CB: Rechazo lo que siento 

UA: no quiero ser lastimada de nuevo. 

Coronilla: me rechazo a mí misma por ser cómo soy 

EB: He sido rechazada en el pasado 

SE: Ha sido muy doloroso 

UE: Me rechazo a mí misma 

ONU: No puedo soportar otro rechazo 

CH: Me siento tan insegura y tengo miedo de que me rechacen otra vez 

CB: ¿Y si me permito aceptarme como soy? 

UA: ¿Qué pasaría si dejo de rechazarme? 

TH: temo verme ahora 

EB: ¿Qué pasaría si dejo de rechazarme a mí misma? 

SE: tal vez pueda dejar de hacerme daño 

UE: Está bien sentirse mal 

ONU: No puedo soportar otro rechazo 

CH: Me abro a dejar todo este dolor dentro de mí 

CB: ¿Y si me atrevo a aceptarme como soy? 

UA: ¿Qué pasaría si dejo de lastimarme mí misma? 

TH: Tal vez hay otra manera de verme a mí misma 

En mi propia experiencia y en varios casos que he visto con los clientes que sufren un trastorno autoinmune es la correlación entre el sentimiento de rechazo y el ataque contra nuestro cuerpo como una proyección. Cuando somos niños y empezamos a crecer, la mayoría de nosotros quisimos ser amados, respetados y cuidados, pero no siempre fue así. Muchas veces, nos sentimos criticados, burladosy escuchamos comentarios como: ¿Qué es lo que te pasa?, Eres demasiado sensible, Estás actuando como un bebé; sin tener en cuenta nuestras emociones, sentimientos de dolor y/o decepciones.  

Aprendimos a ver y escuchar con atención, buscando pistas de la gente  alrededor nuestro, tratando de leer sus mentes, en sus expresiones faciales, su tono e inflexión de voz, frases y palabras que oímos, y  con frecuencia, nuevamente,  malentendimos esosignos y señales. Nos sentimos siendo juzgados o comparados, pensando que todo era una prueba para conseguir un poco de aprobación y sentirnos aceptado, seguro y a salvo.  

Estos malentendidos se convirtieron en pensamientos fuertes,  al preguntarnos todo el tiempo: ¿Qué hay de malo en mí? ¿No soy lo suficientemente bueno? "¿Qué he hecho mal esta vez? Todas estas heridas de la infancia pueden haber venido de los padres, maestros, hermanos, parientes, abuelos, amigos o vecinos. Con los años, estas señales se acumulan  hasta convertirse en  creencias de auto-rechazo que pueden desencadenar una respuesta defensiva (interior y exterior) y pueden matizar nuestras relaciones adultas con nosotros mismos y el mundo. Podemos reaccionar con una respuesta fuera de proporción ( por ejemplo, la movilización de un fuerte ataque masivo en contra de nuestro cuerpo) que nos recuerda que este nuevo dolor abre una vieja herida a todos nuestros traumas previos que ocurrieron en nuestra infancia y nunca han sido sanados. 

Las creencias negativas por el rechazo sufrido, crean patrones recurrentes de comportamiento que invaden nuestra interacción presente, primero con nosotros mismos y luego con el mundo que nos rodea. 

La práctica de EFT nos permite empezar a reconocer las diferentes partes de nosotros mismos que no nos gustan ni aceptamos. EFT, ayuda a que dejemos todo este rechazo que sentimos  por dentro y formemos nuevas creencias, pasando del auto-rechazo a la auto-aceptación, para  poder cambiar nuestra relación con nuestro propio cuerpo y verterla hacia nuestro medio ambiente.

Ir a primera parte del artículo

Ir a segunda parte del artículo

Carla Sodi, Querétaro (México)

Practicante avanzada de EFT, coach y escritora.Tiene una maestría en Educación

Visita su web: www.carlasodi.com.mx 

Escribe a Carla: carlasodi.com/contacto/