El vínculo oculto entre las personas muy sensibles y las enfermedades autoinmunes (II)

enferma_manta

El  Instituto Nacional de Salud (NIH) estima que 23,5  millones de personas sólo en los Estados Unidos sufren de enfermedad autoinmune y que la prevalencia está aumentando. Los investigadores han identificado de 80 hasta 100 enfermedades autoinmunes diferentes y sospecha de al menos de otras 40 enfermedades adicionales tengan una base autoinmune. Estas enfermedades son crónicas y pueden ser potencialmente mortales. 


Por Carla Sodi

Escribe a Carla: carlasodi.com/contacto/

Mi trabajo, con muchos clientes que sufren de trastornos autoinmunes,  me ha demostrados que todas son muy son muy sensibles. Una persona muy sensible tiene el rasgo innato de procesar el medio ambiente con demasiada profundidad, lo cual puede llegar a afectarles en múltiples áreas de su vida. 

Una y otra vez, en cada caso con los cuales he trabajado, una de las creencias fundamentales detrás de síntomas relacionados o enfermedades autoinmunes, con personas muy sensibles,  es el miedo a no sentirse seguro. 

EL ENLACE OCULTO  

La mayoría de las personas con trastornos autoinmunes no se dan cuenta que son muy sensibles. De hecho, ninguna de las personas muy sensibles con las cuales he trabajado, han relacionado sus síntomas como asma, colitis, alergias, trastornos de la piel, eczema, ansiedad, salpullido, etc. a una respuesta autoinmune del cuerpo. 

Cuando sentimos que no estamos seguros es simplemente imposible comunicar quiénes somos de una manera eficaz donde seremos  vistos y oídos y por lo tanto, aceptados y/o amados Si no nos sentimos lo suficientemente seguro para ser lo que somos y no somos capaces de expresarlo, entonces no vamos a ser capaces de construir nuestra autoestima y crecer en confianza para prosperar físicamente en el mundo. .  Creamos puntos ciegos automáticos que bloquean nuestro flujo natural de energía y buena salud. Sin la energía de la seguridad, nos escondemos en nuestro mundo interior pues no nos no puede sentimos confiadopara tomar decisiones claras sobre nuestra vida y futuro, por estar tratando de protegernos a nosotros mismos y sentirnos seguros de alguna manera. 

Relajarse es difícil porque es complicado dejar ir las cosas fácilmente. Todo  parece llevar mucho esfuerzo y como resultado del estrés el cuerpo se desgasta y agota. El sistema inmunológico  ante tanto estrés, confunde las señales y envía un ataque masivo a todos los invasores no deseados incluyendo el cuerpo. 

Sentirse inseguro en nuestro propio cuerpo sin poder confiar en él, forma la creencia de que nuestra seguridad está amenazada, que somos vulnerables y no podemos protegernos a nosotros mismos, como consecuencia vemos el mundo como algo que siempre nos está agrediendo,  y sin saberlo, enviamos un mensaje de alarma constante a todo el sistema inmune que se encuentra muy vigilante y en guardia todo el tiempo. Como resultado de esta hipervigilancia, acaba por combatir nuestro propio cuerpo al percibirlo como una amenaza, aunque no sea de hecho perjudicial en absoluto. 

Cuando nos sentimos lo suficientemente seguro, podemos explorar con confianza lo que realmente somos y resolvemos los acontecimientos y las emociones que desencadena los síntomas o enfermedades en nuestra vida. Cuando nos valoramos a nosotros mismos, podemos iniciar la búsqueda de un lugar o lugares donde nos sentimos seguros con energía y emocionalmente. 

Muchas personas muy sensibles, a menudo sienten que algo está mal con ellos porque se les ha dicho con frecuencia, "eres demasiado sensible", "tan intensa", "muy emotivo", hasta que empiezan a creer que hay algo seriamente mal con ellos, como consecuencia, dejan de confiar en sí mismos. No confían en su cuerpo, pensamientos o sentimientos, por lo que no se sienten seguros en su propia piel. 

La mejor manera de descubrir estos problemas es entender  sucedió en el pasado que produjo los síntomas iniciales y provocó la enfermedad. A veces puede ser simplemente un evento que fue muy traumático en un momento determinado y que exacerbaron las emociones. Por ejemplo, un divorcio, la pérdida del trabajo o alguien,  la lucha financiera; puede ser cualquier situación que  nos hace sentir inseguros, desprotegidos o incompetentes para responder y enfrentar el evento. 

Aquí hay algunas preguntas para empezar a explorar la creencia de no sentirse seguro: 

¿Te provocas algún tipo de auto sabotaje en tu salud? tus relaciones? O,  ¿sacrificas alguna otra área de tu vida con el fin de equilibrar las emociones y te sientes seguro ocultando tus necesidades más profundas? 

¿Te sientes seguro expresando cómo eres realmente? 

¿Qué dice y siente tu familia de que eres una persona altamente sensible? 

¿Cómo te sientes al respecto? 

¿Tu familia te hacen sentir seguro? 

Una de las claves fundamentales para la curación de una enfermedad autoinmune en una persona muy sensible es apoyarla para sentirse seguro. Sentirse seguro es fundamental para nuestro bienestar emocional y espiritual físico. Nos ayuda a relajarnos, y expresar nuestros sentimientos más profundos. 

EFT es una poderosa herramienta que nos ayuda a mirar con cuidado dentro de nosotros y disolver los eventos específicos que podrían haber dado lugar a la creencia de que estamos inseguros y no podemos protegernos. Si estás trabajando con alguien que es muy sensible y tiene una enfermedad autoinmune, o padeces de alguna tú mismo,  comienza con la frase preparatoria  "Aunque no me siento a salvo en mi cuerpo" para iniciar a construir la confianza en uno mismo y  abrir la sabiduría innata del cuerpo para sanar. 

Ejemplo: A pesar de que no me siento seguro en mi cuerpo me amo y me acepto. 

A pesar de que no puedo confiar en mi cuerpo porque me está atacando, acepto lo que está ocurriendo dentro de mí. 

CONCLUSIONES 

Cada vez hay más enfermedades autoinmunes  que han aparecido en los últimos años como consecuencia del mal funcionamiento del sistema inmunológico y la incapacidad de curación del cuerpo para lidiar con el entorno. Los especialistas generalmente no son conscientes de las interrelaciones entre las diferentes enfermedades autoinmunes uotros avances fuera de su área de especialidad. Es importante ser conscientes de que las personas muy sensibles tienen un sistema nervioso más  fino y sensible a su entorno. Debido a esta naturaleza se sobre estimulan fácilmente y se abruman más ante el estrés que otros.  La sensación de no sentirse seguros en su cuerpo o al medio ambiente, en muchos casos, empuja al cuerpo a una situación de alarma tal, que, finalmente, provocauna hipersensibilidad del sistema inmune que acaba por atacar al propio cuerpo.

Leer primera parte del artículo

Leer tercera parte del artículo

Carla Sodi, Querétaro (México)

Practicante avanzada de EFT, coach y escritora.Tiene una maestría en Educación.

Visita su web: www.carlasodi.com.mx 

Escribe a Carla: carlasodi.com/contacto/