Curar el síndrome de la “madre ausente” con EFT

Hola a todos y todas,

Carna Zacharias-Miller da consejos útiles para utilizar EFT en su especialidad para ayudar a “Hijas sin madre”. Dice "Éstas son mujeres que crecieron sin una madre amorosa y dedicada, debido a su muerte, una enfermedad o a la falta de disponibilidad emocional". Es un buen material que profundiza en el tema.


Por Carna Zacharias-Miller, EFT-CC, EFT-ADV

Querido Gary,

Quiero presentarle mi especialidad en EFT. Trabajo con “Hijas sin madre”. Éstas son mujeres que crecieron sin una madre amorosa y dedicada, debido a su muerte, una enfermedad o a la falta de disponibilidad emocional. (Realmente la mayor parte de mis clientas sí tienen a una madre físicamente). Sufren de lo que acuñé como "el Síndrome de la madre ausente". EFT resultó ser una maravillosa herramienta de curación, sumamente efectiva para un problema que causa mucho dolor emocional y otros problemas que aparentemente no están relacionados a lo largo de la vida de una mujer.

Curar "El Síndrome de la madre ausente" con EFT

Cuando tuve mi primera sesión de EFT como clienta, fuimos directamente a mi nacimiento. Me deshice de un sentimiento muy profundo y doloroso de abandono, puesto que mi madre esquizofrénica fue incapaz de crear un vínculo conmigo desde el principio. Fue una experiencia poderosa, e hizo de mí una creyente y una terapeuta de EFT.

EFT funciona sin que los terapeutas necesiten tener una experiencia de primera mano del problema que tratamos, pero el tener esa experiencia añade credibilidad a mi trabajo. Cuando le digo a una clienta afligida "sé cómo se siente", no es sólo una frase de consuelo, y le anima a sacar a la luz todos esos sentimientos oscuros y muy dolorosos:

Aunque mi madre era una egoísta y se marchó sin más…
Aunque mi madre no quiso tenerme…
Aunque odie a mi madre…
Aunque mi madre me rompió el corazón…

Resultado de imagen para silueta cara mujerEl crecer sin una madre amorosa y dedicada implica mucho más que carecer de un modelo a imitar del mismo sexo. Es devastador. Puesto que la madre es la primera cuidadora, el perderla –de modo emocional o físico - desencadena una pesadilla de privación para un hijo. De alguna manera, nunca termina. Muchos problemas y sentimientos negativos experimentados más adelante en la vida tienen sus raíces en esta experiencia extremadamente traumática.

Las mujeres que contactan conmigo se reconocen a sí mismas con estupefacción cuando leen los síntomas de lo que acuñé como el "Síndrome de la madre ausente". Se sienten perdidas, fuera de lugar y no se sienten seguras en este mundo. Hay una tristeza profunda subyacente, incluso si no les pasa nada. Tienden a sentirse solas, especialmente en la compañía de otros. Son muy sensibles al rechazo de cualquier tipo. Sienten ira. Se sienten avergonzadas de lo que son. Se esfuerzan por ser "perfectas", lo que les causa un estrés constante. (Me aseguro de que no hayan sido diagnosticadas y que no estén en tratamiento por alguna enfermedad mental).

Dos emociones básicas muy poderosas siempre surgen – la ira y una profunda tristeza. Algunas mujeres comienzan con la ira y la tratamos hasta llegar al dolor subyacente por el abandono y/o por no ser apreciadas por lo que son. Otras empiezan con la tristeza y se permiten a sí mismas experimentar la ira.

En las siete sesiones telefónicas que tuve con "Lilly", se describía como una persona excesivamente complaciente que no se atrevía a expresar su talento artístico. Tenía mucha conciencia del dolor que su madre alcohólica le había causado de niña. El hacer tapping en la tristeza hizo surgir una poderosa ira subyacente:

Aunque Mamá era bruta y me avergonzaba de ella delante de mis amigos, y eso todavía me fastidia…
Aunque sienta tanta ira porque nosotros no éramos tan importantes para ella como mi violento padrastro…
Aunque nadie jamás se preocupara por mí y de mis sentimientos…

"Rachel", sin embargo, una persona competitiva e inteligente que conseguía más que nadie ("yo nunca lloro"), necesitó superar la ira que sentía por su madre abusiva para entrar en contacto con el dolor subyacente (10 sesiones).

Aunque no pueda soltar mi ira porque es la única conexión con mi madre. Si no puedo recibir amor, por lo menos tengo mi ira…

Lloró y fue un alivio.

No hay un protocolo que sirva para todas estas mujeres. Es un proceso muy personal y me dejo llevar (por donde va el dolor). A veces acabamos con padres ausentes o escasez financiera. Hay, sin embargo, ciertas técnicas que uso una y otra vez, como la Técnica de Contar la Historia para recuerdos traumáticos. A menudo uso Visualizaciones antes del tapping para desconectar a la clienta de su cabeza y conectarla con el corazón, o para que encuentre a su Niño Interior. Siempre pregunto dónde siente la ira y el dolor emocional en el cuerpo:

Aunque tengo este agujero negro en el corazón…
Aunque tengo una opresión en la garganta…
Aunque tengo este fuego ardiente en la boca del estómago…

Las mejores sesiones suceden cuando estoy inspirada. Comienzo con las frases de la clienta, y entonces "algo" en mí toma el relevo y me sale una exageración con gracia (Incluso mi gato vomita cuando la ve…), o alguna profunda inspiración. Por ejemplo, al trabajar con "Maya" cuyos padres vivían, dimos un gran paso cuando de repente dije: Soy huérfana.

En algún momento (¡no demasiado pronto!), empiezo a trabajar con el método de las "Elecciones" de Pat Carrington. Es una buena manera de terminar una terapia porque es algo positivo que la clienta puede “llevarse a casa". Es especialmente útil cuando se tienen menos sesiones de las que realmente se necesitan, generalmente a causa de recursos limitados.

Aunque tenga esta creencia de que no me merezco ser quien soy… elijo permitir que mi espíritu y alma bailen de todos modos como quieran.

Aunque sienta a veces que he perdido la fe en mí misma… elijo fiarme de mí y encontrar la luz interior.

Insisto en seguir conectada con ellas a través de una nota personal, correos electrónicos, mi boletín mensual, un grupo de apoyo en línea.

La curación de las heridas emocionales de una “Hija sin madre” es un viaje que dura toda la vida. Sin embargo, los resultados logrados en solo tres a diez sesiones de EFT -en su mayor parte telefónicas- son impresionantes. Las clientas dicen experimentar "cambios maravillosos" y milagros en su vida. Son capaces de conectar de una manera más amorosa con sus hijos, reaccionan de manera menos defensiva en sus relaciones, hay menos tensión en sus cuerpos, el pánico se calma, la autoestima y la alegría crecen.

A propósito, nunca empujo a nadie a "perdonar". A veces compasión para la madre (a menudo también dolida) surge, pero la mayor parte del tiempo los recuerdos dolorosos se neutralizan. Cualquiera que haya vivido en un campo de batalla emocional durante la mayor parte de su vida sabe lo maravillosamente bien que uno se siente. En última instancia, una “Hija sin madre” encuentra la curación cuando aprende a confiar en el poder interno de amarse y cuidarse. Mi visión es la de ayudarla a reconocer lo que se siente haciendo eso.

Carna Zacharias-Miller, EFT-CC, EFT-ADV

Traducido por EZ

InEnglish.gif