El tapping en sustitución mejora los ronquidos

Lisa Gunnoe, una ama de casa, madre y retratista, utilizó EFT "mentalmente" (he aquí otro ejemplo positivo del tapping en sustitución) para tratar los ronquidos de su marido, un problema que éste había padecido durante 17 años. Como veréis, el éxito fue impresionante, al menos las tres veces en las que utilizó este procedimiento. El tiempo dirá si se trata de un resultado permanente pero, mientras tanto, un par de rondas de EFT deberían aliviar los ronquidos cuando sea necesario. Observaréis, también, que se aliviaron los dolores de cabeza matutinos que padecía su marido.


Por Lisa Gunnoe

Hola Gary:

No soy una practicante profesional de EFT, sino un ama de casa, madre y retratista que se tropezó con EFT hace un par de años y se enamoró de la suave sanación que proporciona.

Siempre decís que hay que utilizar EFT con TODO, soy consciente de ello, pero sencillamente, ¡¡nunca se me había ocurrido que pudiera resultar de ayuda con los ronquidos de mi marido!!

Tras casi 17 años de matrimonio, me había acostumbrado a dormir en medio de ronquidos. No me molestaban en absoluto, excepto cuando no me encontraba bien; en esas ocasiones, dormía en el sofá. Hace una semana no dormía bien y mi querido marido estaba roncando, como de costumbre. ¡Ya había tenido suficiente! No quería hacerle tapping físicamente, ni tampoco conmigo misma (en sustitución), ya que no quería que el movimiento de la cama le despertara. Así que hice tapping en sustitución mentalmente. Después de tres o cuatro rondas, los ronquidos cesaron. A primera hora de la mañana roncó unas tres veces, pero eso fue todo. La noche siguiente, volví a hacerle tapping, mentalmente. De nuevo, sólo unos pocos ronquidos por la mañana.

La tercera noche, le conté a mi marido lo que había estado haciendo. Él había notado que sus dolores de cabeza matutinos eran menos intensos. Esa noche, le hice tapping físicamente (se niega a utilizar EFT él mismo, pero me permite hacerlo) para tratar sus ronquidos. Roncó como nunca y la mañana siguiente su dolor de cabeza fue muy intenso también, así que tuvimos que hacer de detectives para descubrir lo que había fallado. Había comido nachos con salsa poco antes de acostarse y nos preguntamos si ése era el motivo.

La cuarta noche no comió tras la cena, antes de acostarse. Le hice tapping físicamente para los ronquidos. Tuvimos una noche tranquila y se levantó sin dolor de cabeza.

Pasa muchas noches fuera de casa por su trabajo, por lo que pasó la noche siguiente en un hotel. No hizo tapping y cree que no roncó, porque se levantó sin dolor de cabeza. Eso fue hace tres días y no he vuelto a hacerle tapping para los ronquidos desde entonces. ¡¡¡¡Estamos emocionados porque ya no ronca (por primera vez desde que se rompió la nariz de adolescente), y se levanta sin dolor de cabeza!!!!

No sé si se ha curado por completo, pero sé que disponemos de una herramienta que puede aliviar ambos síntomas si vuelve a roncar.

Lisa Gunnoe

Traducido por Eva Llobet Martí

Ver el artículo original en inglés