Sentimientos de culpa por una muerte.

He aquí dos cartas que pueden ser muy útiles. Ambas son de personas que trabajan en centros de atención de emergencias, quienes se sienten responsables por una muerte. He leído estas cartas varias veces porque las circunstancias me han llegado en forma profunda. Una vida cargada de culpa y confusión emocional de estas personas ha desaparecido en unas pocas sesiones. De seguro que estos eventos no son los favoritos para ser tema de conversación por parte de las personas afectadas pero una vida de culpa innecesaria ya no existe. Que regalo. ¿No es esta una gran profesión?


CARTA #1:
Querido Gary,

El éxito que obtuve con EFT ha sobrepasado mis expectativas. La semana pasada me ha llegado un cliente que trabaja en la línea de emergencia 911. El mismo recientemente había tomado una llamada correspondiente a un caso en el cual una pequeña niña había sido golpeada y sodomizada. Su equipo no funcionó bien y el envió el equipo de rescate a una dirección equivocada. Le tomó 8 minutos mas al equipo de rescate llegar a la dirección correcta. La niña fue encontrada inconsciente y unas semanas más tarde falleció.

El cliente quedó muy afectado, y aun cuando la culpa fue del equipo y aunque el Reporte del Incidente le aseguró que la demora no hizo ninguna diferencia en la suerte que corrió la niña, el desarrolló un agudo trastorno a consecuencia del estrés. La investigación reveló otros factores que estaban conectados: la muerte de su hijo pequeño hacía tres años y algo referente a su origen familiar. Nos tomó apenas dos sesiones fáciles, utilizando EFT para traerlo de vuelta a su vida normal y al trabajo.

Aprecio mas de lo que te puedes imaginar lo que esto significa como terapeuta. Me ha dado confianza y seguridad.

El nombre del autor se ha omitido por razones de privacidad.

________________________________________

CARTA #2:
Querido Gary,

He estado utilizando EFT en forma exitosa desde que he recibido las cintas. Recientemente un Trabajador Social de un Hospital local me llamó preguntándome si podía ayudar a una mujer joven quien accidentalmente arrolló a una niña de 14 años y la mató. Le dije que sí podía ayudar. Cuando la joven mujer llegó a mi consultorio, estaba en tal estado emocional que lo hizo prácticamente cargada por su esposo. Primero le hice la Cura de Fobia, NLP. Las lágrimas cesaron, pero ella aun estaba con una palidez mortal. Cuando ella me relató el evento me dijo que su esposo le ofreció darle una bendición pero que ella no se sintió merecedora. Tampoco se sintió merecedora de alimentarse o de tomar líquido alguno, pues la niña que ella había arrollado ya no podía comer ni beber nada. Hice tapping con EFT en su sentimiento de no merecer ser bendecida (tomo tres rondas). El color empezó a volver a su mejilla. Luego hicimos tapping en su sentimiento de no sentirse digna de tomar alimento alguno. Luego de la primera ronda ella sintió un dolor en la mandíbula. Esto me hizo preguntarme qué síntomas físicos hubiera desarrollado sin la ayuda de EFT. Luego de dos rondas más de tapping el dolor en la mandíbula desapareció. Le volvió el color a la mejilla y ella pudo esbozar una tímida sonrisa. Su marido dijo: “Usted me ha devuelto a mi esposa”. Ella tampoco estaba pudiendo conciliar el sueño, pues cada vez que cerraba los ojos ella veía a la niña muriéndose. Luego de esta sesión ella pudo comer y dormir.

El nombre de la autora ha sido omitido por razones de privacidad.

Traducido por Sonnia Arzamendia

InEnglish.gif