Utilizar EFT en caso de ansiedad por exposición en un escenario

Howard Stanley es el Director Artístico de una compañía teatral Australiana y también es paciente del Dr. David Lake y de Steve Wells. La carta de Howard plantea el uso de EFT para reducir el miedo/ ansiedad de sus actores y enfatiza el uso continuo de tapping.

Por Howard Stanley

Después de haber asistido al taller: “EFT y el poder de la Auto-Aceptación”, realizado por el Dr. David Lake y por Steve Wells en Australia a principios de año y habiendo hecho pruebas de EFT en el camino y tapping continuo, tomé la decisión de aplicarlo durante los recesos en la obra de teatro, EQUUS de Meter Shafer, que yo estaba dirigiendo en Bermagui, una pequeña comunidad costera de la Costa Sur, en Nueva Gales del Sur (Australia). Como director de teatro cuyo objetivo es encauzar las energías de los actores, así como de numerosos especialistas (sonido, guardarropa, iluminación, etc.) para que se vaya produciendo la obra, siempre había sido mi sueño colaborar con un equipo de personas capaces de hacer su trabajo y donde el único drama que se producía era él que se desarrollaba en la escena y por el que paga el público.

Para poder lograr esto, había utilizado a través de los años diversas estrategias que me producían resultados razonablemente buenos, hasta que tomé en cuenta EFT.

Aún cuando es difícil cuantificar una experiencia, los actores, los diseñadores, la audiencia y yo, pudimos asegurar que esta puesta en escena fue una de las más tranquilas y satisfactorias, que habíamos realizado con anterioridad. La mayoría del elenco no tenía experiencia previa y por lo mismo no sabían lo que se requería, y los que si tenían experiencia previa nunca habían experimentado una producción de esta magnitud. Muchos retos artísticos y también personales se presentan en un show como este, además de las ya esperadas ansiedades del día a día (llamadas vida) que desafortunadamente se van adhiriendo a este medioambiente creativo, lo que es normal en una puesta en escena de cualquier tipo. Esto va mucho más allá de lo que sería el miedo al público o de olvidarse de alguna línea del librero, que son los que encabezan la lista.

EQUUS es una obra que se va narrando en un espacio en donde el actor se presenta caminando. Un siquiatra acepta tratar a un muchacho de 17 años que ha cegado a 6 caballos. Es encontrarse entre Dionisio y Apolo, entre la razón y el instinto. El siquiatra se confronta con su propia sombra y la sombra gana. Aunque la obra tiene 30 años, es universal y totalmente confrontante. ¿Podemos los que estamos realizando la obra, abstraernos de nuestro dialogo interno y colectivo también?

Hacia el final de la obra, les pedí a todos los integrantes que durante los ensayos hicieran tappíng continuamente, tanto a los que iban a participar, como a los que no. Les dije que se trataba de un experimento y que no teníamos que estar convencidos de que esto iba funcionar o no. Les mencioné que podríamos considerarlo útil, como una forma de meditación para mantenernos en el presente. Más de la mitad del equipo eran experimentados meditadores. Todos estuvieron de acuerdo.

Comenzamos a ensayar poniendo atención en lo peor y en lo mejor que podría pasar. Después hacíamos tapping. En mi caso lo hice por cuatro semanas, todos los días durante seis horas. ¿Cuál fue el resultado? Las personas continuamente decían sí. Sí a casi todo lo que constituía el proceso. Muchos hicieron el comentario de que nunca se la habían pasado tan bien, que nunca se habían sentido tan apoyados, y nunca habían sentido tanta seguridad de que conocían totalmente sus partes del libreto (palabras y movimientos). Sentían menos miedo hacia el público. Algunos actores resolvieron traumas asociados a asuntos sobre abuso infantil del pasado, que se disparaban debido a sus personajes y/ o al escenario, el cual incorporaba movimientos estilizados, en todos los personajes que estaban participando en la obra y desnudos. Por lo general, todos nos sentimos mucho mejor con respecto a nuestra auto estima.

Durante la obra, todos estábamos con muchas expectativas con respecto a futuras participaciones. No hubo atentados suicidas en los vestidores o en el estacionamiento, en otras palabras, las criticas internas estaban en silencio. Las actuaciones desde la sesión inaugural, fueron mejorando. Nada de tropiezos. Después de que la temporada terminó, el elenco estuvo de acuerdo en que la experiencia había sido poderosa, sanadora y positiva. Nadie, incluyéndome a mí, parecía estar afectado por la muy común baja energética del final, una especie de depresión postparto, misma que parecía estar esperando la mayoría de la comunidad. Sorprendentemente, uno de los actores volvió a tener fe en los directores. Después estaba el público….

Cuestionablemente, la mejor retroalimentación que puede tener un actor por parte del público, se mide por la calidad de la respuesta obtenida al final de una ejecución. No voy a tratar de explicar esto ya que estoy seguro de que el lector lo ha experimentado. (Si no, venga a vernos en la temporada de diciembre). Fue profunda. Tuvimos mucha suerte – tuvimos un receso, así que tuvimos en realidad dos silencios, cada noche. Nuestra reseña lo confirmó. ¡Esto no es Bermagui – es Nueva York! – se escucho decir al comentarista después de la primera presentación. La obra se convirtió en el evento. El público realmente tuvo una gran respuesta. Los miembros del elenco que nunca antes habían actuado fueron felicitados públicamente. Todo el elenco era recibido con una sonrisa y felicitación al llevar a cabo sus rutinas diarias. Admiración, esperanza, amistad, sonrisas y ocasionalmente sorpresa. La comunidad obtuvo el espectáculo que merecían y, estaban encantados. Este tipo de eventos son extremadamente importantes para una comunidad pequeña. Nos hicieron volver a tener esperanzas.

Recomiendo sin lugar a dudas que quienquiera que esté involucrado en algún tipo de actividad de grupo, en cualquier contexto, realice tapping continuamente. Decir que es liberador sería subestimarlo. Le recomiendo a las personas que practiquen hacer tapping sin dar mayor explicación. Esto es, realizar tapping sin demasiadas expectativas y que esperen a que se presente la respuesta.

Les doy las gracias a Steve y a David por proveer estas herramientas, que brindan la posibilidad de tener fe en la vida, a mis colegas y a mí, y que practiquen el amor en grande.

Howard Stanley
Director Artístico
Turning Circle Productions

Traducido por Nora Lize Aguirre Hall

InEnglish.gif