Colapsando la ansiedad de un cliente sobre el desastre del 9/11 – con seguimiento de 4 años


Un cliente de Carol Solomon tenía tanta ansiedad después del desastre del 9/11 en Nueva York, que canceló todos sus viajes de negocios. Después resultó que hay MUCHOS aspectos a su ansiedad, cada uno descubierto y tratado por Carol separadamente. Esta es evidencia de calidad de la duración de los resultados de EFT. ¡Buen trabajo!


Por Carol Solomon, PhD

Querido Gary,

Mi cliente “Jay” era un empresario ejecutivo quien se volvió muy temeroso a volar en los meses siguientes al 9/11. Dijo que vio muchas noticias sobre eso, por lo que terminó obsesionándose.

Jay necesitaba viajar por juntas corporativas, por lo que era muy molesto para él sentirse cada vez más paralizado. La primera vez que vino, estaba cancelando todos sus viajes (unos dos por mes). Algunas veces la ansiedad duraba mucho tiempo antes y después del vuelo. Jay se sentía claustrofóbico e identificó diferentes aspectos – miedo a espacios pequeños, miedo a morir, miedo a sentirse incapaz de respirar, miedo a sentirse incapaz de ver (mientras esperaba que el avión despegara), miedo a sofocarse, etc. Jay se sintió desorientado y presentó síntomas físicos - tensión en su pecho, etc.

Jay tenía una historia de ataques de pánico. Como muchas otras personas que sufren de ataques de pánico, el peor miedo es el de tener uno. Gente ansiosa tiende a anticipar lo peor y se asustan a sí mismos con pensamientos de lo que “podría” suceder. La anticipación de la ansiedad se puede sentir intolerable. Comenzamos con afirmaciones tales como:

Para Ansiedad Anticipada

Aunque me siento ansioso con sólo pensar en el vuelo, me acepto profunda y completamente.

Aunque me siento preocupado por el vuelo, yo escojo saber que puedo calmarme.

Aunque estoy asustado cada vez que pienso en el vuelo, yo escojo tener completa confianza en mi habilidad de manejar lo que venga.

Aunque me siento aprehensivo en cuanto al vuelo, me acepto profunda y completamente.

Aunque no tengo la certeza de cómo resultarán las cosas, yo escojo que sea divertido y fácil.

Aunque me siento asustado por tener otro ataque de pánico, me acepto profunda y completamente.

Para Miedos Específicos

Aunque me asusta no ser capaz de respirar, me acepto y me amo profundamente.

Aunque me asusta morir, yo escojo sentirme seguro y tranquilo en el avión.

Aunque me asusta el sentirme sofocado, yo escojo saber que hay suficiente aire y puedo respirar libremente.

Aunque me siento aterrorizado de subirme al avión, me acepto profunda y completamente.

Aunque pueden pasar cosas inesperadas, yo escojo estar relajado y seguro de mí mismo.

Aunque me asusta no ser capaz de ver, y tener que esperar, me amo y me acepto profundamente.

Aunque me siento abrumado, y ODIO como me siento, yo escojo aceptar todos mis sentimientos.

Para Síntomas Físicos

Aunque mi pecho y estómago se sienten tensos, me acepto profunda y completamente.

Aunque las palmas de mis manos me sudan, me acepto profunda y completamente.

Aunque siento como si no pudiera respirar, me amo y me acepto profundamente.

En este punto, Jay estaba más seguro de sí mismo, pero aún había algo más. Su hermano mayor solía sujetarlo bajo las sábanas. Él se encontraba en completa oscuridad y no podía ver ni moverse. Se sentía completamente en pánico (lo que él describió como “envuelto”) y tenía que luchar para respirar mientras encontraba cómo salir. ¡Con razón le temía a los espacios pequeños!

Aunque me sentía en pánico y tenía que salir, me acepto profunda y completamente.

Aunque me sentía completamente “envuelto”, me acepto profunda y completamente.

(Nótese la importancia de usar las propias palabras del cliente).

Aunque no podía respirar, me amo profunda y completamente.

Aunque no me podía mover, me acepto profunda y completamente.

Aunque me aterraba y me asustaba que no pudiera salir nunca, me abro a la posibilidad de perdonar a mi hermano.

Ayudé a Jay a trabajar en estos asuntos y otros relacionados con la ansiedad durante varios meses. Neutralizando las emociones de este evento (aunque haya sucedido más de una vez) bajó su nivel de ansiedad hasta cero. La última vez que lo vi, le pregunté como estuvo su último vuelo. El respondió con una palabra - ¡Cero! ¡Cero ansiedad!

Ahora han pasado 4 años y recientemente tuve la oportunidad de hablar con él por teléfono. Ahora viaja regularmente 2-4 veces por mes sin miedo ni aprehensión. Es bueno saber que tendremos resultados perdurables con EFT. ¡Hasta dijo que era divertido!

Con amor,
Carol Solomon, Ph.D.

Traducido por Marcia Collado García

InEnglish.gif