Trabajando con la violencia sexual - Parte 3 de 4

Carolina Tellez de México nos ofrece un estudio sobre la violencia y abuso sexual compuesta por 4 partes. Nos habla sobre los detalles importantes a tener en cuenta, las creencias y reacción de la familia y da ejemplos de cómo trabajar directamente con los niños abusados. Recomendamos a estudiantes serios de EFT estudien con detenimiento los valiosos consejos y enfoques que ofrece Carolina. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y visitar el blog de Carolina.
Pueden ver los otros artículos en estos enlaces:
Parte 1: Detalles Importantes
Parte 2: Las Creencias Familiares
Parte 4: Los Niños son Maravillosos!

La reacción de la familia cuando se descubre un abuso
Estudio sobre los abusos sexuales - Parte 3 de 4

Por Carolina Tellez

Recibí una llamada urgente para atender a E., madre de una menor de 12 años que fue violada a tan solo unas cuadras de su casa hacía apenas 3 días. Recibir a E. fue impactante desde el principio. Se tiró en el piso y no paraba de decir “Ayúdenme, me echaron a perder a mi hija!” mientras se trataba de hacer daño en su cara y brazos con sus uñas.

Me senté detrás de ella, la abracé y le estuve meciendo largo rato mientras hacía tapping en sus dedos (atrapé sus manos con una mano para que no se hiciera daño) y su cara en los puntos de EFT.

Esa sesión, trabajé con EFT sin frases, en una especie de acompañamiento para permitirle un lugar seguro y tranquilo para expresar su dolor. Como le habían administrado fuertes antidepresivos, también estaba desorientada y deshidratada. Costó largo rato que la ansiedad bajara un poco.

Cuando las personas llegan tan desbordadas como E., sabiendo que es usual, pregunto si se les ha administrado algún medicamento para “calmarles” o para los “nervios”, ya que esto interfiere con nuestro trabajo con EFT. También suelo tener cerca una jarra con agua para tomar y vasos. Las personas que están sufriendo mucho suelen descuidarse y dejan de tomar agua en la mayoría de los casos… la deshidratación también interfiere con nuestro trabajo, así que animo a las personas a tomar agua durante todo el tiempo que duren conmigo. Además es útil para tranquilizarse.

Para en la noche vino a verme nuevamente E. junto con su esposo, ya un poco mas tranquila, pero fue perdiendo la calma conforme su marido narraba lo sucedido. Sin decir nada, le hice una seña a ambos para que fueran golpeteando los diferentes puntos de EFT mientras él narraba, una especie de “espejo” en el que yo cambiaba de punto de tanto en tanto y ellos hacían lo que yo hacía. Fue tan evidente la manera en que ella se calmó más y más que volteó a hacerme señas asombrado.

Las sesiones con esta pareja giraron en torno a sus creencias sobre el abuso y la violencia y de dónde habían aprendido tales ideas. En las historias de las familias de origen de cada uno, había dolorosas historias donde se había culpado a los niños, o no se les había creído a pesar de las evidencias entre otras cosas.

Es MUY IMPORTANTE que sepamos que la manera de reaccionar frente la revelación de un abuso o violación es de COMPASIÓN, EMPATÍA y CONSUELO. Independientemente que las personas necesiten hacer cosas tales como trámites judiciales, informes policíacos o ir al hospital, la reacción inicial de permitir desahogarse a la persona, brindar apoyo y ofrecer auxilio, sobre todo en el caso de los niños hace una gran diferencia, ya que desafortunadamente, muchos adultos, al recordar el abuso, una parte especialmente dolorosa es cuando sus padres reaccionaron con tanto dolor, enojo, deseo de venganza, negación o similar que hubieran preferido no decir nada.

No deseo dar la impresión de que tales sentimientos “estén mal”, claro que lo menos que podemos sentir es indignación, pero FRENTE AL NIÑO o NIÑA que nos está contando lo que vivió, NUESTRA PRIORIDAD ES ÉL O ELLA, y no nosotros y nuestros sentimientos. Los niños dependen de nosotros, y nosotros tenemos la capacidad de pedir ayuda externa pero NOSOTROS SOMOS la ayuda de los niños. Por favor, es importante hacérselos saber a los padres, para que, en caso de haber reaccionado negativamente, puedan fortalecerse y ofrecer el apoyo adecuado a sus pequeños.

El abuso en un niño de la familia (hijo, sobrino etc.) saca a la luz las creencias que tenemos respecto a los cuidadores de los mismos y se suele enjuiciar con demasiada ligereza a los padres que ya de por sí están pasando por un momento difícil. Preguntas nuestras o incluso de las autoridades revelan este tipo de creencias, por ejemplo: -¿Por qué la dejó ir a esa hora sin compañía? -¿no sospechó nada? -¿No te diste cuenta? -¿Siempre lo dejas ir solo al baño en lugares públicos? -¿y por qué no pasaste por él? - ¿Cómo no pensaste…? - ¿Cómo no se te ocurrió…?, etc.

Sentimientos como culpa, “no soy buena madre/padre”, “no voy a poder”, son comunes en los padres, pero no están conscientes de ello. Hay que escuchar atentamente lo que ellos dicen, y lo que los demás les dicen e ir trabajando con EFT, ya sea en una a una o por “racimos.”

Llamo racimos, a un grupo de creencias que giran en torno a una principal, pero que representa diferentes aspectos. Por ejemplo, la sexualidad después de una violación, como vimos en el artículo anterior. Si las personas son visuales, pídanles que imaginen un racimo de creencias (como de uvas, o como lo quieran imaginar) que vean su tamaño, color, textura, olor si hay y lo mas importante ¿Dónde vive este racimo? (Hay racimos que viven en el corazón, otros en la cabeza, incluso en los genitales) y con esta información usamos EFT hasta que ese racimo desaparezca.

Traten de eliminar un racimo por vez, (o por sesión) para que puedan checar que efecto tuvo el deshacerse de ese racimo en particular. Como cierre, les sugiero que instalen “un racimo de sabiduría” para que ocupe el lugar del racimo anterior, igual visualmente. Pidan que se lo imaginen, vean lo brillante que es, puede ser de luz, o dorado o blanco, como ustedes intuyan. Pídanles que se fijen en la textura, que imaginen que tipo de creencias hay en él y en lo nutritivo que es. Pregunten ¿Cómo te hace sentir este racimo? Y después procedan a hacer una ronda con este racimo de sabiduría y los sentimientos y creencias positivas que vienen con él.

Siguiendo con E. y su esposo, después de varias sesiones cortando racimos (cada tercer día), pudimos hacer una especie de “vacuna” contra el ‘qué dirán’, ya que muchas de sus creencias familiares les hacían creer que nadie debía enterarse y por otro lado se había iniciado un proceso legal donde muchas personas se estaban enterando.

PK. Aunque tengo miedo de que pasen cosas malas si se enteran los vecinos, me acepto completa y profundamente. Tengo miedo que todos vean a mi hija y la señalen y no poderla proteger. Tengo miedo que sus comentarios la lastimen más.

CE. Tengo este miedo constante sobre todo cuando veo a mi hija.
LO. Cuando voy por la calle miro a los rostros de la gente buscando su juicio.
BO. Cuando ella va a la escuela me imagino que le pueden decir algo sus compañeros.
BN. Cuando ella está aquí temo que esté pensando lo mismo que yo.
BL. Tengo miedo de que mis miedos sean los de ella.
CL. Tengo miedo de que todos mis miedos se hagan realidad.
BB. ¿Qué va a ser de nosotros si mis miedos se hacen realidad?
CO. ¿Cómo protejo a mi hija de las habladurías de los demás?
CE. Quisiera poder protegerla de cualquier cosa y no puedo.
LO. ¿De qué manera puedo ayudarla aunque estas cosas lleguen a pasar?
BO. ¿Qué tal si encuentro la manera de que ni ella ni nosotros les hagamos caso a los comentarios mal intencionados?
BN. ¿Qué tal que podemos darnos cuenta que ahora sabemos cosas que los demás no saben?
BL. Aunque antes éramos ignorantes y creíamos cosas que no son, todo esto nos ha enseñado a pensar diferente.
CL. Mis pensamientos pueden ayudarme o perjudicarme.
BB. ¿Qué tal si pienso cosas que me ayuden en vez de seguir pensando que solo lo peor puede pasar?
CO. ¿Qué tal si todo sale bien después de todo y salimos adelante?

Terminamos esta primera parte y ellos dijeron que en realidad deseaban que pasara lo que pasara, ellos pudieran mantener la certeza de que pueden salir adelante. Analizamos las fortalezas de su hija, sus cualidades y gustos y trabajamos:

PK. Aunque la gente puede hablar mal de nuestra hija, elegimos creer en sus capacidades y potencialidades.
Aunque haya personas ignorantes que crean cosas negativas de ella o nosotros, elegimos recordar que hemos hecho un buen trabajo hasta ahora. Aunque incluso puede haber personas que hagan comentarios maliciosos, elijo amarme completa y profundamente con todo lo que soy.
CE. Nuestra hija es estudiosa e inteligente, nos gusta su buen humor, se parece a su padre.
LO. Nuestra hija es observadora y crítica en algunas situaciones, se parece a su madre.
BO. Nuestra hija tiene un gran sentido del humor y se pone ocurrente cuando está contenta, lo heredó de ambos.
BN. La esencia de nuestra hija está llena de amor, del amor que como padres le enviamos a cada momento.
BL. Elegimos envolverla en amor en vez de miedo, por que la amamos complete e incondicionalmente.
CL. Podemos envolver en amor a toda nuestra familia, esto nos ayudará a salir adelante.
BB. Aunque hubo momentos de duda, ahora recobramos la certeza de que somos capaces de amar y sacar a nuestra familia adelante.
CO. Aunque en los juzgados nos miren como si hubiéramos hecho algo malo, nos envolvemos en este capullo de amor que nos cura y protege.
CE. El amor es capaz de sanarnos a nosotros y nuestra familia.
LO. Aunque ha sido una pesadilla, el amor nos está despertando para ser más unidos que nunca.
BO. Necesitamos amarnos como pareja y como familia. Amarnos como los seres maravillosos que somos. (les pedí que se vieran a los ojos)
BN. Qué bien se siente mandar y recibir el amor incondicional.
BL. Puedo ver el amor de mi pareja hacia mí. Me siento profundamente amada y aceptada.
CL. Somos los padres correctos para nuestra hija y podemos mandar todo el amor que ella necesita.
BB. Ahora tenemos la certeza de que nuestro amor es mas importante que cualquier habladuría.
CO. No necesitamos darnos cuenta de nada de lo que otros dicen, solo necesitamos darnos amor. Elegimos el amor.

Terminaron con mucha más tranquilidad, porque la presión de la familia y los amigos estaban teniendo un efecto muy negativo, pues les daban consejos encontrados, sugerencias a veces con buenas intenciones pero totalmente inadecuadas, y ante las autoridades estaban viviendo una indiferencia y falta de tacto para con su hija que los lastimaba cada vez que iban.

Como refuerzo, les pedí que se miraran a los ojos e hicieran EFT en el amor cada mañana. El apoyo de esto, fue extraordinario. El esposo dejó de ir pues con EFT siguió trabajando él mismo y estaba muy bien dadas las circunstancias. Con mamá hubo que trabajar creencias familiares y de género que estaban escondidas y saboteando pero básicamente fue el proceso ya descrito. La clave es ir desenmascarando cada una de estas creencias para poder eliminarlas.

La realidad traumática del abuso y/o violación alcanza a la familia, que tiene reacciones de acuerdo a lo que ha pasado en nuestras familias. Brindar una adecuada orientación a los padres para que sean una contención adecuada para el niño o niña, les permite además confiar en que nosotros podemos apoyarlos a ellos en el momento en que ellos puedan sentir que se derrumban.

A veces, pareciera que los padres se quiebran, pero no es así. TODOS tenemos las herramientas para salir adelante. Con EFT, podemos pulirlas y entregárselas relucientes a los padres para que puedan afrontar la vida con alegría y plenitud, y a su vez, puedan transmitirles este mensaje a sus hijos, hijas y todos los que les rodean.

Se crea de este modo una onda expansiva acerca de que sanar es posible, que atenderse es importante y necesario, que hay cambios y situaciones dolorosas y complicadas, pero SIEMPRE pasan y podemos salir fortalecidos en vez de destruidos.

Cualquier creencia que limite o haga sufrir, es susceptible de ser eliminada. Las creencias, a diferencia de las emociones, pueden llegar a ser complejas y escurridizas, pero vale la pena liberarnos de ellas, para elegir la vida que deseemos vivir.

Un abrazo de Paz y Luz.

Lic. Carolina Téllez Estrada
Terapeuta Familiar

Carolina es una terapeuta experimentada de EFT además de Maestra en Terapia Familiar Sistémica y Diplomada en Detección y Atención de Violencia y Abuso Sexual Infantil. Cree firmemente que cada persona posee en su interior las capacidades necesarias para salir adelante, y que es su labor como terapeuta facilitarles las herramientas que les ayuden a recobrar conciencia de ellas para continuar y ser plenos en esta vida. Organiza talleres y atiende en person y por teléfono e internet (skype).