Trabajando con la violencia sexual - Parte 2 de 4

Carolina Tellez de México nos ofrece un estudio sobre la violencia y abuso sexual compuesta por 4 partes. Nos habla sobre los detalles importantes a tener en cuenta, las creencias y reacción de la familia y da ejemplos de cómo trabajar directamente con los niños abusados. Recomendamos a estudiantes serios de EFT estudien con detenimiento los valiosos consejos y enfoques que ofrece Carolina. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y visitar el blog de Carolina.
Pueden ver los otros artículos en estos enlaces:
Parte 1: Detalles Importantes
Parte 3: La Reacción de la Familia
Parte 4: ¡Los Niños son Maravillosos!


Las creencias familiares (y las nuestras) acerca de la violencia sexual
Estudio sobre los abusos sexuales - Parte 2 de 4

Por Carolina Tellez

Los señores R. vinieron a consulta debido a que su hija S. de 11 años en las semana anterior les había platicado acerca del abuso que un vecino había cometido en contra de ella hacía más de dos años. Aunque el hecho los había conmocionado, en realidad la niña les había contado su secreto porque el vecino abusaba de los niños de ciertas edades (menores a 9 años) y S. se había dado cuenta que ahora abusaba de aproximadamente 15 menores.

Los señores R. deseaban saber si había algo que pudieran hacer por los demás niños ya que los padres de los otros niños se negaron a denunciar y a ellos les rechazaron su denuncia. Dejaron muy claro que su hija “no tenía ningún problema” porque a ella “no la había lastimado” el vecino.

Esta reacción es más o menos común entre los padres de familia. Los abusos que no llegan a violación se piensa que no son dañinos o “no es para tanto.” Que al menor se le olvidará y mejor “no hablar del asunto.”

Es importante entender que los abusos sexuales tendrán diferentes efectos en los niños dependiendo de factores como la edad, la frecuencia, la cercanía o relación que el abusador tiene con el menor, el carácter del niño, etc. Y no en relación a si hubo o no penetración. Han venido a mi consulta personas violadas que sanan mucho mas rápidamente que personas abusadas.

Usualmente les ofrezco esta información a los padres y luego les hablo de su responsabilidad en el cuidado y protección del menor y la importancia de que se aseguren en vez de suponer que su hijo/a estará bien. Esto es muy fuerte para los padres y pueden sentirse muy mal, pero por el bien de los niños, ellos tienen que entender que el abuso daña y no hay “abusitos” y “abusotes”, hay -abusos a los niños - y lo peor que pueden hacer es obligar al niño a continuar “como si nada hubiera pasado.” Y esto lo afirmo porque una y otra vez ha sido un tema sumamente doloroso en adultos que tuvieron que guardar el secreto por que su familia abierta o implícitamente les obligó a no volver a tocar el tema.

Una ronda más o menos así se trabajó con los señores R. después de esto:

PK. Aunque mi hija me reveló que fue abusada hace más de dos años y yo ni cuenta me di, aún así me acepto completa y profundamente.
Aunque ella no me lo dijo en todo este tiempo, me acepto completa y profundamente.
Aunque le puse mucha más atención a los otros niños que a mi hija suponiendo que a ella “ya se le había pasado”, me acepto completa e incondicionalmente.

CE. No sabía que un abuso puede lastimar a un niño si no se le atiende.
LO. Aunque pensé, que mejor era no volver a mencionar el tema para que ella lo olvidara.
BO. Aunque no sabía que tal vez ella siga asustada o puede hasta sentirse culpable.
BN. Aunque yo tampoco quiero ni hablar del tema porque posiblemente también me siento culpable.
BL. Aunque quisiera que nada de esto hubiera ocurrido pero si ocurrió.
CL. Aunque me siento muy adolorido por no haberla protegido.
BB. Aunque yo confié en el vecino y hasta le he invitado a comer.
CO. Aunque a veces lo dejábamos al cuidado de mis hijos.

PK. Aunque mi hija ocultó esto y no me atrevo a preguntar por qué.
Aunque me siento tan abrumado con esto que no deseo hablar.
Aunque prefiero pensar que mi hija no tiene ninguna secuela pero mi corazón sabe que no es así.
CE. Abrirme a la realidad me resulta muy doloroso.
LO. ¿Qué tal que mi hija se siente todavía muy mal por lo que le pasó a ella?
BO. ¿Qué tal que todavía siente miedo o cualquier otro sentimiento y yo la sigo dejando sola?
BN. No puedo dejarla sola otra vez
BL. Mi pequeña es mi responsabilidad y no tiene que pasar sola por todo esto.
CL. Yo soy su (padre/madre) y puedo protegerla a ella.
BB. Yo no necesito la protección de mi hija, es ella quién necesita de mí.
CO. Aunque habría preferido no hablar del tema, yo elijo proteger y acompañar a mi hija en su proceso de recuperación, amorosamente, sabiamente, decididamente e incondicionalmente.

El efecto de estas rondas es que los padres pueden asumir su papel protector sin sentirse agredidos y juzgados que es el temor subyacente a querer fingir que “nada pasó.” Es muy importante repasar con los padres cómo se sintieron cuando supieron, y como se están sintiendo ahora e irlo trabajando con EFT para que puedan brindar apoyo adecuado a su hijo/a en estos momentos.

También es de mucha utilidad el pedirles que por escrito contesten (se les puede dictar o tener a la mano ya impreso solo para contestar) lo primero que les venga a la cabeza de las siguientes afirmaciones:

Un niño abusado y/o violado es…
Un niño abusado y/o violado no puede…
A los niños que abusan o violan les pasa…
Los niños violados o abusados cuando crecen se convierten en…
Con un niño violado o abusado hay que cuidar...

Las respuestas arrojarán una serie de creencias (generalmente negativas) que hay que trabajar y deshacer con EFT a fin de que el menor pueda tener el mejor ambiente para sanar adecuadamente. No importa cuáles sean las creencias negativas, hay que irlas transformando en positivas.

Las respuestas que me he encontrado y que son creencias sociales son:
Un niño abusado y/o violado es… alguien dañado de por vida, le echaron a perder la vida, nunca podrá ser feliz.
Un niño abusado y/o violado no puede… ser feliz, tener pareja, tal vez nunca se case, quedarse a solas con otros niños pues los puede pervertir, hacer una vida normal pues hay que vigilarlo constantemente.
A los niños que abusan o violan les pasa… les pasan cosas malas toda su vida, los vuelven a violar o abusar porque tal vez ellos lo buscan secretamente.
Los niños violados o abusados cuando crecen se convierten en… abusadores, violadores, hacen lo mismo que les pasó, homosexuales.
Con un niño violado o abusado hay que cuidar... Tiene que tener cuidados especiales porque quedan mal, que no salga solo a ningún lado, que nadie se entere, prohibirle que hable de lo que sucedió.

Como se podrán imaginar, estas creencias tienen efectos negativos en la forma en que la familia trata al menor, lastimándolo nuevamente ahora por todas estas creencias erróneas sobre él. Hay que buscar transformar esta forma de pensar, por ejemplo a:

Un niño abusado y/o violado es… como cualquier otro niño, que necesita atención amor y cuidados.
Un niño abusado y/o violado no puede… Puede hacer cualquier cosa que desee.
A los niños que abusan o violan les pasa… cuando un niño sana, le pueden pasar todas las cosas que le pasan a cualquier persona en la vida.
Los niños violados o abusados cuando crecen se convierten en… Los niños abusados y/o violados que sanan sus heridas se convierten en lo que ellos desean, igual que todas las personas y son especiales porque al sanar esta herida son mas fuertes que otras personas.
Con un niño violado o abusado hay que cuidar: Hay que cuidar que no crea cosas negativas de si mismo igual que con cualquier otro niño.

Tomo como ejemplo a los padres de F., un niño de 6 años violado. Ellos querían dejarme al niño, pero por la actitud de ellos decidí trabajar primero con ellos para después trabajar con su hijo. Les expliqué que necesitaba los datos primero de ellos y que para mi es importante contar con la participación de los padres para que el niño pueda sanar completamente. Ambas cosas son ciertas. Sin embargo, no quise ver al niño en la primer sesión con ellos por una corazonada que resultó acertada.

Resulta que ellos contestaron este mismo cuestionario que han leído con dos creencias fundamentalmente aterradoras para ellos. Para papá la creencia mas terrible se expresaba en: “Nuestro hijo se va volver abusador y nosotros tenemos dos niños más, uno de 4 y otro de 2! ¿Qué vamos a hacer ahora con él?” En cambio para mamá, la creencia era: “Mi hijo se va hacer homosexual y se irá al infierno.”

Al leer sus respuestas les pregunté si deseaban o no que su pareja supiera el contenido. Aunque dudaron, accedieron a compartirlo y en un momento de mucho dolor expresaron cada uno sus temores. Ellos decidieron que ambos tenían los dos temores (su nivel de intensidad era de 10 sobre 10 en ambos temas) y me explicaron de dónde aprendieron esto, así que trabajamos juntos de la siguiente manera:

PK. Aunque tengo miedo que mi hijo se vuelva un abusador por esto que le pasó, me acepto completa y profundamente.
Aunque me siento aterrado todo el tiempo pensando qué vamos a hacer ahora con él, me acepto completa y profundamente.
Aunque además temo que se convierta en homosexual y pervierta a sus hermanos, me acepto completa y profundamente.

CE. Yo he oído que los violadores sufrieron violaciones en su infancia.
LO. ¿Qué tal que mi hijito ahora va a ser un violador?
BO. Yo lo amo tanto, pero no quiero que termine así.
BN. Me siento tan enojado conmigo por pensar estas cosas horribles de mi hijito.
BL. Me odio por no haberlo podido proteger ese día.
CL. ¿Que tal si crece y viola a sus hermanos?
BB. ¿Cómo voy a confiar y dejarlo solo cuando crezca?
CO. ¿De dónde voy a sacar la fuerza para proteger a mis otros hijos y seguir amándolo?
CE. ¿Qué tal si se hace homosexual?
LO. ¿Qué tal si se hace violador?
BO. Toda mi vida me han dicho que no hay nada peor que ser homosexual.
BN. Toda mi vida he creído que los homosexuales son malos y Dios los castiga.
BL. En las noticias escucho lo que hablan de ellos.
CL. Yo no quiero que mi hijo sea como esas personas.
BB. ¿Cómo puedo seguir amando a mi hijo si se vuelve homosexual?
CO. ¡Me siento tan aterrado por estas posibilidades!

Hicimos varias rondas con esta parte, hasta que el nivel bajó a 7

PK. Aunque yo he escuchado que las personas violadas se convierten en violadores u homosexuales me acepto completa y profundamente.
Aunque en realidad no sé muy bien quién dice esto pero sé que así es como dicen, me acepto completa y profundamente.
Aunque en realidad yo no tengo pruebas sobre si esto es verdad o es mentira y aún así lo creo, me acepto completa y profundamente.
CE. Yo sé que lo he escuchado en muchos lados.
LO. He escuchado todo esto en la tele, en la radio, en las películas, en la nota roja.
BO. He escuchado estas ideas en casa de mis padres y otros familiares.
BN. Lo he escuchado de amigos y conocidos, todos piensan esto.
BL. Yo pienso como todo el mundo, ¡pero ahora se trata de mi hijo!
CL. Yo pienso igual que la mayoría, ¡pero la mayoría no aman como yo amo a mi hijo!
BB. Yo pienso como todos ellos y ¡ahora me siento aterrado de pensar así!
CO. ¡No sé cómo seguir viviendo si pienso igual que ellos!
CE. ¿Y si esas ideas fueran mentira?
LO. ¿Realmente todos los violadores violan? Realmente no me consta, ni siquiera conozco a los violadores, no conozco ni a uno.
BO. Dicen que el índice de violaciones es alto… ¡tal vez si fuera verdad a estas alturas toda la humanidad seríamos violadores!
BN. Yo no soy un violador, mi pareja tampoco, conozco varias personas que creo que tampoco lo son.
BL. Mis padres tampoco son, y hasta donde sé, tampoco mis hermanos, algunos compañeros de trabajo tampoco, ¿será que yo me relaciono con la parte de la población a la que nunca le ha pasado nada?
CL. Me parece poco probable. Tal vez esa creencia no es tan confiable.
BB. Tal vez me estoy atormentando por algo que no es del todo cierto.
CO. Lo que sí es cierto es que el amarillismo vende más que la ciencia.
CE. ¿Y sobre la homosexualidad? Realmente me han inculcado cosas terribles al respecto.
LO. También he escuchado muchas opiniones sobre si nacen o se hacen. Hasta donde he escuchado nadie se pone de acuerdo.
BO. Pero no conozco a ningún homosexual, realmente no sé como sean esas personas o tal vez haya personas a mi alrededor que lo sean y yo ni lo sepa.
BN. ¿Y si mis creencias sobre la homosexualidad tampoco fueran del todo ciertas?
BL. ¿Que tal si pudiera creer cosas diferentes por el bien de mi hijo? ¿Qué cosas podría empezar a creer por amor a mi hijo?
CL. ¿Qué cosas quiero que mi hijo crea de sí mismo? Creo que lo que realmente quiero creer es que él va a estar bien.
BB. Aunque toda la gente crea otras cosas yo puedo creer en mi hijo y en su bienestar.
CO. Aunque había creído estas cosas, elijo creer que mi hijo crecerá saludablemente para el.

Bajaron a 0 en cuanto a que se convierta en violador y respecto a la homosexualidad quedó en 4 pero no el miedo a que se convierta en homosexual por ser violado, sino el miedo a la homosexualidad en general. Se les dejó de tarea investigar acerca del tema con personas de su confianza. Resultó muy provechoso para ellos darse cuenta de que hay más prejuicio que verdad en el tema y aunque no es un tema que acepten, dejó de aterrorizarles. En otra sesión se trabajó hasta dejarlo en un 2 aceptable de acuerdo a su sistema de creencias.

Sobre la homosexualidad (y el temor a convertirse en) aunque es tema aparte, me parece oportuno puntualizar que si asumimos el papel de acompañar a las familias, tenemos que deshacernos de nuestros propios prejuicios y temores y en relación a la homosexualidad, igual que en muchos temas de la vida, podremos o no estar de acuerdo, pero tenemos la OBLIGACIÓN de ser respetuosos y estar informados al respecto, en vez de dejarnos llevar por las creencias generalizadas.

El tema de las creencias es complejo, pero quiero terminar diciendo que sería de mucha utilidad el que ustedes mismos completaran las frases para “descubrir” cuáles son sus creencias respecto al abuso y violación, para que puedan trabajar con mayor libertad con las personas, ya sin la interferencia de creencias negativas que no tienen ninguna utilidad.

Un abrazo de Luz y Paz.

Lic. Carolina Téllez Estrada
Terapeuta Familiar

Carolina es una terapeuta experimentada de EFT además de Maestra en Terapia Familiar Sistémica y Diplomada en Detección y Atención de Violencia y Abuso Sexual Infantil. Cree firmemente que cada persona posee en su interior las capacidades necesarias para salir adelante, y que es su labor como terapeuta facilitarles las herramientas que les ayuden a recobrar conciencia de ellas para continuar y ser plenos en esta vida. Organiza talleres y atiende en person y por teléfono e internet (skype).