Acoso en la infancia – usando ENTENDER en la frase preparatoria

Hola a todos,

Muchos EFeTeros entretejen el término “perdón” en la frase preparatoria de EFT. Yo mismo lo he hecho, incluso con audiencias enteras. Esto es especialmente útil en casos de abusos, porque sin ello, las iras y resentimientos mantenidos por las víctimas de los abusos probablemente continuarán viendo lo de debajo de la superficie durante muchos años, posiblemente durante la vida entera.

Sin embargo, el perdón viene con muchos matices y, para algunos, el perdón es “imposible”, al menos durante el tiempo venidero. Algunos clientes se cierran en banda con la sola mención de “perdona a ese bastardo” y no van más allá si el perdón es la meta.

¿Qué hacer?

La Dra. Patricia Carrington nos proporciona una solución de calidad en este artículo sobre un abuso sexual a su cliente “Marla”. Mientras la historia se va desarrollando, Pat se va motivando para sustituir el término “entender” en lugar de “perdonar”. Como verán, esto hace una diferencia esencial para Marla.

Pat resume esta substitución como sigue:

“Llevarse primero a uno mismo a ENTENDER lo que sucedió, puede allanar el camino a una más genuina y subjetivamente convincente clase de PERDÓN”.

Abrazos a todos, Gary
Por Patricia Carrington, Doctorada.

Algunas cosas pasan inesperadamente con EFT que llevan a innovaciones y nuevas formas de emplear esta notable herramienta. Estos sorprendentes descubrimientos extienden el uso de EFT haciéndonos incluso más capaces de ayudarnos a nosotros mismos y a otros.

Mi clienta “Marla” entró en mi oficina con mucha auto-recriminación a causa de que ella había fallado en informar de un incidente en el que las acciones de un vecino podrían haber afectado a uno de sus hijos.

Aunque no había resultado en ningún daño por el incidente, Marla todavía estaba alterada por su incapacidad de informar del incidente y procedió a contar un recuerdo que ella conectaba con su comportamiento actual. Cuando tenía nueve años sufrió abusos sexuales por un familiar cercano y dos de sus amigos – algo que fue extremadamente ofensivo para ella pero que no se atrevió a mencionar a nadie en aquel momento. Ella sentía que este comportamiento de boca cerrada la había influenciado probablemente en muchos aspectos de su vida después de ello y podría bien ser una de las razones de su reciente incapacidad de hablar sobre el comportamiento peculiar de alguna manera de su vecino.

Al usar EFT para este problema, nos dirigimos primero al recuerdo de su niñez sobre el abuso el cual, por cierto, ella nunca había hablado en todo su tiempo con terapia conmigo excepto sólo muy brevemente de pasada. Marla es muy reacia a hablar sobre ciertas cosas y yo he respetado esta necesidad suya ya que ha hecho grandes progresos en muchos otros problemas sobre los que ella me ha consultado.

Así, nosotras empezamos a trabajar en esto.

Marla empezó con un prolongado silencio y pronto fue evidente que revelar los detalles del abuso era extremadamente difícil para ella. En consecuencia, yo sugerí que ella volviera y se dirigiera primero a su renuencia a HABLAR sobre este problema, más bien que abordar el problema directamente.

La frase preparatoria que ella decidió era:
“Aunque tenga miedo de hablar sobre lo que realmente sucedió entonces, yo elijo sentirme confiada y digna cuando hable sobre ello”.

Yo había sugerido la palabra “digna” porque la dignidad es un componente que falta por la respuesta emocional de muchas personas que han sufrido abusos sexuales: normalmente brilla por su ausencia. Vergüenza, culpa y un sentimiento de querer esconderse del mundo, predominan en tales personas. Curiosamente, Marla hizo el comentario espontáneamente de que mi sugerencia de incluir la palabra “digna” en su frase preparatoria, “sonaba bien”.

Inicialmente su intensidad en la escala de cero a diez, era de un rotundo diez cuando ella pensaba en describirme el incidente traumático. Después de aplicar una ronda del Trío de Elecciones de EFT para este problema (ver el capítulo 3 de mi Manual de Elecciones para las instrucciones completas de esta variación del procedimiento de EFT; una breve descripción aparece también en el sitio Web de EFT en http://www.eftmx.com/newsletter/choices-sp.html). Ella había bajado a seis en su escala de intensidad de cero a diez, pero ahora se sentía de pronto abrumada por la fatiga. Ella hizo tapping para la fatiga y después de eso, hizo tapping otra vez para su miedo a hablar sobre el incidente y en su momento bajó a “cinco”. Ella estaba haciendo algunos avances pero de algún modo todavía no estaba yendo demasiado bien con esto. Algo lo estaba bloqueando. Algo más parecía hacer falta.

Le pregunté a Marla cómo se SENTIA (cuál era el sentimiento que tenía) sobre el hecho de que ella nunca les había contado a sus padres sobre el abuso y su respuesta inmediata fue: “¡Oh, me siento Estúpida!”.

Encaramos luego su sentimiento de ser estúpida. Era obvio que alguna forma de auto-perdón era necesaria para esto y fue entonces que se me ocurrió una idea sobre el auto-perdón y el perdón en general que no había tenido antes. Me preguntaba si para Marla, ENTENDER el comportamiento de su “sí mismo niño” que había tenido miedo de decirle a nadie sobre el incidente en ese momento, podría ser un factor clave en permitirle encarar el incidente con facilidad y solucionarlo de una vez por todas.

Para explorar esta posibilidad, le sugerí que probase las siguientes frases:
“Aunque me sienta estúpida por no decirle nada a nadie en ese momento, yo ENTIENDO profundamente y por completo porqué no hablé sobre ello”.

Había empezado con una intensidad de nueve o diez por el sentimiento de “estúpida”. Después de una ronda del Trío de Elecciones, su nivel había bajado hasta el dos de la escala y ella dijo que la palabra “estúpida” había cambiado a “ridícula” a mitad de camino durante la secuencia de tapping.

Siempre es interesante ver los cambios espontáneos en las palabras que ocurren cuando la persona hace EFT. Nos dicen mucho. En este caso, la palabra de Marla “ridícula”, fue mucho más ligera, más casual, menos condenatoria que “estúpida”. No estaba sorprendida de verla sonreír mientras me hablaba de ello: “me gusta decir “entender”, ayuda…”- dijo.

Ella había bajado en su escala sobre este problema de no decírselo a su familia entonces, pero yo sabía lo difícil que puede ser cuando uno se enfrenta a la desafiante situación actual que representa a un problema pasado. Así que pregunté:
“¿Cómo se siente ahora por no decir a su pareja sobre el reciente incidente de la madre de su hijo?”

Cuando pregunté esto, vi a Marla desanimarse sentada en su silla, con su mandíbula apretada. ¿Qué estaba sintiendo sobre esto?
“No muy bien”- dijo- “sobre un ocho o un nueve”. ¿Cuál era su actual sentimiento? ¿Todavía se sentía “estúpida” o alguna otra cosa?

“Me siento culpable”. Dijo ella.

Así, su nueva frase preparatoria fue:
“Aunque me siento culpable por no decir nada enseguida sobre nuestro vecino, yo profunda y completamente entiendo por qué no lo hice y me perdono a mí misma”.

Una ronda del Trío de Elecciones y ella bajó a un dos en la escala y se veía animada otra vez.

“Bajé muy rápidamente durante los primeros pasos del tapping. Bajé de golpe a un dos y se quedó ahí”- dijo ella.

Una ronda más y Marla me hizo el gesto de Pulgares Arriba y lucía una amplia sonrisa en su cara. Su preocupación sobre el incidente presente se había limpiado por completo.

Ella y yo seguramente seremos capaces de proceder con mucha más facilidad cuando nos volvamos a encontrar y empecemos a trabajar en el problema del abuso en su infancia – siempre y cuando ella quiera trabajar sobre ello.

Acerca de la palabra “comprensión” que fue usada en la frase preparatoria de Marla y frases de Elecciones positivas. Después de la sesión, yo he usado la palabra “comprensión” durante EFT para varias personas diferentes, incluyendo a mí misma, y he encontrado que tiene un profundo efecto. Parece allanar el camino para una forma más genuina y efectiva de perdón para la persona en cuestión. Esto no es sorprendente en realidad porque el perdón es, después de todo, un concepto abstracto y con frecuencia puede tener poco sentido para la persona que lo dice, particularmente si tienen que perdonarse a sí mismas o a otros por algo que sintieron como horrendo en aquel momento.

Llevarse primero a uno mismo a entender lo que sucedió, puede allanar el camino a una más genuina y subjetivamente convincente clase de perdón. Si cree que le gustaría probar un experimento basado en esta idea, les sugiero que hagan lo siguiente:

Seleccionen algún incidente de su vida que les haga sentir incómodos cuando piensan en él, uno en el que usted de alguna manera se culpe a sí mismo o se sienta avergonzado, y diga para sí mismo (sin hacer tapping; solamente usando la frase)

“Me perdono a mí mismo por (lo que sea que fuese)”.
¿Cómo le hace sentir? ¿Le suena verdadero? ¿Le llega al núcleo de su auto-culpabilidad?

Ahora diga para sí mismo (sin hacer tapping todavía):
“Yo COMPRENDO y me perdono a mí mismo por (lo que sea que fuese)”.

¿Hace algo por la profundidad y convencimiento de su perdón? ¿Es su reacción de alguna manera diferente porque ha añadido “comprensión” a la ecuación?

Ahora complete este experimento haciendo tapping con cada una de las frases anteriores y haga una ronda completa o dos de los puntos de EFT diciendo cada una de las frases; y no se preocupe si no tiene una comprensión consciente de por qué hizo lo que hizo. Simplemente diga las palabras. La comprensión ocurre en muchos niveles diferentes, algunos de ellos pueden estar bastante lejos del ámbito de nuestra consciencia.

Por mi propia experiencia, evocar mi propia comprensión a través del uso de esta nueva fraseología en EFT me da mucho más confort y apoyo. Encuentro que es muy parecido a tener a un padre crítico o profesor que al final me entiende. Este puede ser un cálido y aliviante sentimiento. ¡Vea lo que hace por usted!

Con mis mejores deseos
Pat Carrington

Traducido por Juan Carlos Vega - Escribir a Juan Carlos

InEnglish.gif