Donde sólo los profesionales deben aventurarse

Lori Lorenz nos da los detalles de un intenso caso de trauma donde “sólo los profesionales deben aventurarse” (mi término). Los practicantes sanadores experimentados han tenido casos donde los clientes se protegen a sí mismos reprimiendo o “no recordando” eventos de la infancia que involucran la tortura, la mutilación, el asesinato, el abuso sexual y otras atrocidades inmencionables. A veces estos clientes aparentan llevar una vida normal hasta que, eventualmente, estos recuerdos surgen y causan una desorientación severa.

El caso de Lori con “Trish” deberá ser de gran utilidad –especialmente para los profesionales que tratan con esta categoría de clientes. Por favor, noten el uso que hace de la Técnica de Trauma sin Lágrimas. Asimismo, noten que un caso con muchos aspectos como éste no se presta para ser una “maravilla de un minuto”. Hay mucho por desenredar aquí y típicamente se requieren múltiples sesiones –tal vez a lo largo de varios meses.

También, por motivos de privacidad, las atrocidades reales no se describen.
Por Lori Lorenz, MA

Querido Gary y amigos de EFT:

“Trish” me fue referida por un miembro preocupado de su familia porque, a pesar de su vida familiar amorosa, bella y activa en el exterior, parecía estarse desmoronando. En el transcurso de las últimas semanas, empezó a tener sueños terroríficos e imágenes intrusivas estando despierta, provenientes de su infancia, aparentemente de “la nada”. Aún cuando ella sabía que su infancia no había sido placentera y que su familia era bastante disfuncional, pensaba que estos “recuerdos” parecían estar fuera del ámbito de cualquier cosa que hubiera ocurrido en CUALQUIER familia –y mucho menos en la suya. Estaba aterrorizada tanto de los “recuerdos” (si es que eran ciertos), como de la posibilidad de que se estuviera “volviendo loca” (si no lo eran).

Cuando Trish entró en mi oficina, apenas si se podía contener. En minutos me estaba relatando el contenido extremo de estos nuevos “recuerdos” y entraba en estados emocionales de revivir eventos del pasado y de terror paralizante, con los ojos glaseados y fuera de foco, y con temblor en todo el cuerpo.

Aún habiendo establecido una relación y conocido la historia, la mayoría de los practicantes encuentran dicho estado del cliente bastante enervante. En los “viejos tiempos”, había poco que se pudiera hacer durante esta ordalía más que consolar, mantener a la persona orientada e introducir algunos pensamientos alternativos. Sin embargo, con nuestras herramientas de EFT, tenemos mucho más con lo que podemos ayudar.

Usando una voz fuerte, estuve preguntando y recordando a Trish dónde estaba y pidiéndole que continuara viendo mis ojos cuando ella no podía orientarse. Parecía que se requería una voz fuerte y directiva para ayudarla a enfocarse mientras se movía dentro y fuera del presente. Brevemente le expliqué esta “cosa rara” del tapping en los meridianos para procesar las emociones y, a pesar de su fuerte escepticismo, estuvo de acuerdo con probar (aún cuando estaba segura de que nada podría ayudarle).

Con frecuencia, uso el método TAB (Tocar y Respirar) para EFT (que puede ser muy tranquilizante e introspectivo) pero, en este caso, el tapping intenso parecía ser la mejor forma de hacer que las sensaciones corporales contrarrestaran los recuerdos corporales y la disociación (sentirse desconectada del cuerpo), lo que parecía estarla abrumando. Así que empezamos a hacer tapping con “esta emoción”, “este terror” y “este agobio”. En momentos yo tenía que hacer tapping y hablar por ella (con su permiso) cuando estaba inmovilizada. Después de varias rondas, fue capaz de orientarse un poco y de calmarse. Nunca olvidaré la mirada de incredulidad en su rostro cuando se reclinó, me miró con ojos claramente presentes, y dijo que no podía creerlo pero, sea lo que fuere este asunto, estaba funcionando.

Conforme Trish se calmó un poco, expresó mayor temor de estar enloqueciendo, de que esto no podía ser cierto, y de que las personas simplemente no hacen tales cosas a los niños. Le hice saber que, desafortunadamente, las personas sí lo hacen, pero que no teníamos que decidir nada acerca de la veracidad de sus imágenes o sentimientos en este punto, que sólo queríamos sacarla de tal terror y agobio.

Así que empezamos con la “Técnica de Trauma sin Lágrimas” de Gary simplemente refiriéndonos a “estos recuerdos”, “estas imágenes”, “este terror”, “esta confusión”, mientras frecuentemente le recordaba no ir dentro de los recuerdos a detalle. Ella debía distanciarse intencionalmente de ellos, (sin disociarse) y simplemente adivinar lo que podría sentir si se introdujera en los mismos. Permanecí recordándole que nuestra intención no era adentrarnos en la experiencia (aún) y esto la ayudó a descubrir que tenía algo de control sobre la intrusión y la sensación de agobio.

Una vez que Trish sintió que podía usar EFT para contrarrestar la intensidad de los recuerdos, empezó a describirlos. Trabajamos cuidadosamente con los detalles e hicimos tapping frecuentemente cuando la intensidad se elevó. Había poca esperanza de llegar a cero (en una escala de 0-10) con ninguno de estos eventos lejanos y de múltiples aspectos y había poco tiempo como para llevar el recuento de estas mediciones de 0-10 de cualquier manera. Aún así, efectuamos un monitoreo general de la intensidad y de su sentido de poder o no manejarla. Para Trish, cuando menos por el momento, tener un lugar donde describir estos horrendos eventos parecía más importante para su sentido de salud mental que tratar de derribar un “bosque” de alcance desconocido en una sesión de 2 horas.

Para el final de nuestra primera sesión, Trish estaba convencida absolutamente de la eficacia de EFT. Estaba determinada a usarla tanto como fuera necesario para recuperar su habilidad de vivir su propia vida trabajando al mismo tiempo en lo que fuera necesario para descubrir la verdad y sanar. Nos vimos nuevamente al día siguiente y ella había usado EFT extensamente para los recuerdos y pesadillas, obteniendo un alivio impresionante.

En los últimos 8 meses, Trish ha descubierto la verdad de estos recuerdos, ha obtenido varias validaciones de fuentes externas, y ha enfrentado valientemente capa tras capa de experiencias que no podrían ser creídas por muchas personas –aún en un filme de terror o documental. Su experiencia de abuso calculado durante más de una década entra dentro de los más intensos que yo he encontrado o acerca de los que he leído. Y eso es mucho decir porque mi trabajo ha incluido el tipo de trauma intenso que ha dado por resultado el Desorden de Personalidad Múltiple y recuerdos severamente reprimidos. Mediante esta sanación, en la cual su herramienta principal ha sido EFT, Trish ha crecido y profundizado su capacidad para amar, experimentar alegría, y conectarse con su esposo e hijos en formas que la sorprenden y hacen que le broten lágrimas de sus ojos.

El hecho de que ella haya alcanzado este punto en tan sólo 8 meses es algo nunca visto, aún para abuso de control mental menos extenso del que ella fue sujeto. En un momento de nuestro trabajo, Trish consideró ir con un terapeuta local para trabajar en persona (yo viajo a su ciudad sólo cada 4 a 8 semanas y trabajamos por teléfono entre tales viajes).

Ella entrevistó a 5 ó 6 profesionistas especializados en abuso, cada uno de los cuales le dio un pronóstico lúgubre, prediciendo años de trabajo doloroso y traumático para atravesar las experiencias que ella describió, o simplemente se negaron a trabajar con ella. Sabiamente, Trish optó por quedarse con EFT. Ahora ella sólo tiene una sesión o dos cuando surge algún nuevo aspecto o capa de la experiencia. El resto lo maneja mediante EFT y sus (ahora) excelentes habilidades –y esos asuntos se están pudiendo aclarar más fácil y rápidamente.

Amor para todos ustedes,
Lori Lorenz, MA

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif