Un cliente habla de su niñez abusiva y de su alivio vía EFT.

Hola a todos,

Debemos un agradecimiento importante a Pat Gurnick por compartir con nosotros su experiencia reciente como cliente de EFT. Ella vivió una niñez tan abusiva que la mayor parte de nosotros evitaríamos discutirla, aun menos experimentarla. Se acercó a abuso ritual en su severidad.

La palabra clave en este tramo del trayecto curativo de Pat es el perdón. Como usted verá, ella tiene toda la razón en mantener dentro de sí montañas de ira y otras emociones odiosas. Esto es normal - todos lo hacemos. Es un “trabajo interior” que nos daña hasta que podamos verdaderamente dejarlo ir -hasta que podamos estar libres de él y perdonar.
Por Pat Gurnick

Mi hermana mayor, Judy, está mentalmente enferma (personalidad limítrofe con características sicopáticas) y ha estado dentro y fuera de hospitales mentales. Ella abusó gravemente de mí a partir del tiempo que era un bebé hasta la edad de los 10 años. Me dijeron que ella puso alcohol en mi garganta como bebé, y me dejó caer de la cuna -además de otras cosas que no se pueden mencionar. Mientras yo crecía, ella abusó físicamente de mí, intentando ponerme en duchas hirvientes, en hornos calientes, y encima de las hornillas del horno - luché por mi vida. El caminar sobre el vidrio quebrado era su tortura preferida. Incluido, por supuesto, era el abuso emocional interminable.

Tenía muchos problemas emocionales y físicos como resultado del abuso también por la carencia de protección/ abandono de mis padres. Hace dos meses, tuve el privilegio de comenzar a trabajar con la Dra. Marilynn Snow Jones, mi quiropráctico, que aplicó EFT en beneficio mío. He utilizado EFT para las dolencias físicas tales como dolores de cabeza y el dolor del cuello y se eliminaron los síntomas. En cuanto al trauma emocional, estoy orgullosa de decir que puedo ahora tolerar realmente estar en el mismo cuarto con mi hermana Judy, abrazarla, y escucharla, después del breve trabajo que hicimos recientemente.

Antes de hace 2 meses, tuve terror y pánico cuando pensaba en Judy. No quería volverle a hablar nunca, ni reconocer incluso que la tenía como hermana. La odié de la parte inferior de mi corazón. Ahora, después de mis tratamientos de EFT con la Dra. Jones, puedo hablar con Judy en el teléfono y darle consejo fraternal. Recientemente (ella vive en Colorado y yo vivo en Los Ángeles) la vi en la boda de mi sobrino y le dí un saludo caluroso. Fue asombroso.

La Dra. Jones realizó la preparación y secuencia (no utilizó el nueve gama) conmigo mientras que, entre otras cosas, indiqué, “la perdono por abusar de mí y me perdono por no poder protegerme y perdono a todos los que no me protegieron.” Tomó cerca de 3 sesiones -una hora más o menos -con aspectos abundantes, para finalmente conseguir llegar a este punto. Bostezaba al dejar ir las condiciones, lo cual dijo la Dra. Jones era la señal de que las condiciones eran procesadas y que las interrupciones de la energía fueron corregidas en esa condición particular.

Encontramos que trabajando en las incidencias “específicas” del abuso fue provechoso al realizar EFT. Por ejemplo, trabajamos en las emociones que incluyeron: ODIO, RABIA, TERROR, PENA PARA LA NIÑA ABUSADA QUE YO ERA, IRA Y ABANDONO -para nombrar algunas. A veces sentía náusea, entumecimiento (la frase “aunque me siento entumecida…"), un nudo en mi garganta y una sensación de que una mano estaba alrededor de mi garganta o que mis brazos/piernas estaban agarrados. ¡Todos estos aspectos salieron mientras hacíamos EFT, y nos movimos a través de todos ellos!

¡Ni en mis sueños más atrevidos pensé que podría ser cortés con mi hermana, aun menos abrazarla! ¡Siento que no ha borrado lo que ha sucedido, pero he quitado las emociones insoportables y he hecho mi vida más pacífica!

Todavía no termino con todo. Todavía hay algunas memorias pasadas y agravios que “me afectan”, pero la distancia viajada hasta ahora es muy liberadora. Es notable.

Mis mejores deseos a todos,
Pat Gurnick, B.A., C.A.C.

Traducido por Nidza Busse

InEnglish.gif