Doctor en medicina escribe artículo sobre emociones, energía y sanación

Saludos a todos/as,

Este artículo por Eric Robins MD, amigo y simpatizante de EFT por largo tiempo, enfatiza las causas emocionales de nuestros padecimientos físicos. Podría ser de gran utilidad para convencer a aquellos que dudan de la parte que juegan las emociones sobre nuestra salud. El artículo es un capítulo de “The Heart of Healing”: Inspired Ideas, Wisdom and Comfort from Today’s Leading Voices por Dawson Church (editor).


Por Eric B. Robins, MD

Michelle, una feliz y alegre joven de 21 años, llegó a mi oficina quejándose de un fuerte dolor de vejiga. Se veía forzada a orinar frecuentemente y con urgencia. Le hice un examen médico completo pero no pude encontrar nada fuera de lo normal — bajo el estándar de mi profesión no había nada malo con Michelle. No obstante, era obvio que el dolor de Michelle era real y sus síntomas físicos eran verdaderos. Después de observar su vejiga con un cistoscopio y encontrar que todo estaba normal, me aventuré a decir “A veces, mujeres con tus síntomas tienen un historial de abuso sexual o han sido sexualmente molestadas. ¿Es posible que ese sea tu caso?” Lágrimas se le asomaron por el rabillo del ojo. Resultó ser que, casi a diario, un tío la había penetrado sexualmente desde la edad de tres años hasta que cumplió los diez.

Le pedí a Michelle que regresara a esos recuerdos y encontrara alguna parte de su cuerpo donde se sintiera más fuerte. Dijo sentirlo con agudeza en su abdomen bajo y la pelvis. Le pedí que los calificara en una escala del 1 al 10, donde el 1 era menos fuerte y el 10 era más intenso. Michelle consideró que estaban a un nivel de un 10 de 10.

Trabajé con Michelle por 45 minutos, usando algunas de las sencillas, aunque poderosas, técnicas que describo a continuación. Entonces le pedí que evaluara su nivel de incomodidad. Estaba en un 1 — paz completa. La exhorté a que hurgara en su cuerpo a ver si quedaba algún rastro de los sentimientos perturbadores que había sentido anteriormente. No los podía encontrar, no importaba lo mucho que lo intentara. Los recuerdos cargados de emociones habían sido tan liberados que un cambio físico había tomado lugar en su cuerpo. Su condición de la vejiga había desaparecido. En los tres años que han pasado desde su visita, no ha vuelto a recurrir.

¿Cómo es posible estos aparentes milagros de sanación?

Hace muchos años, tratar pacientes era mucho más difícil para mí. Era un urólogo en el área de Los Ángeles. La urología es una subespecialidad quirúrgica, quiérase decir que paso la mayoría del tiempo en la sala de operaciones. A pesar de eso, urólogos ven un porcentaje significativo de casos crónicos y problemas de funcionamiento en el consultorio. Pacientes con problemas de funcionamiento tienen síntomas y quejas legítimas, sin embargo, exámenes físicos, laboratorios de sangre y radiografías no muestran ninguna anomalía física. Siempre he creído que lo que sienten estos pacientes es real y genuino y que los problemas no están “sólo en sus cabezas” como muchos médicos tienden a pensar.

Problemas crónicos son aquellas condiciones que los pacientes han tenido por largo tiempo. Para mí, un problema crónico es indicio de que el cuerpo es incapaz de sanarse a sí mismo. Tomados juntos, los problemas crónicos y de funcionamiento comprenden el 80% de los casos en los consultorios médicos de cuidados primarios. Frecuentemente, los pacientes con estas condiciones se incomodan cuando les digo que no puedo encontrar la “causa” de su problema. Después de muchos años de práctica en urología, me encuentro sintiéndome frustrado; puedo recetar medicamentos para tratar los síntomas pero sin tocar la causa del problema.

Cuando primero comencé a buscar una mejor manera de entender y tratar problemas crónicos y de funcionamiento, tuve que buscar fuera del modelo estándar de medicina tradicional. La razón que tuve para hacer esto es que la medicina tradicional esta basada en la creencia de que “el cuerpo necesita medicamentos o cirugía para sanar.” Si está interesado en maneras en que el cuerpo pueda sanar por sí mismo, ha rebasado los límites de la medicina tradicional. Según estudiaba diferentes tipos de sanación alterna, vi un punto en común. Lo mismo en acupuntura o acupresión u homeopatía o sanación energética, la creencia común era que el cuerpo tiende a sanarse a sí mismo y hay una energía que fluye a través del cuerpo que permite que esto suceda. Si esta energía se bloquea — produciendo así una congestión de energía sucia y estancada o agotamiento de energía — se predispone el cuerpo a enfermedades. Todos estos sistemas, con sus diferentes técnicas, intentan reestablecer el fluir de dicha energía.

Al principio de mi práctica noté que un número significativo de mujeres jóvenes sexualmente activas sufrían de constantes infecciones del tracto urinario después del coito. Raras veces encontré una razón anatómica que justificara esta situación, a pesar de hacer un examen completo. Me dije un día, “Muchas mujeres son sexualmente activas y no sufren de infección en el tracto urinario. ¿Qué hace que este grupo en particular sí sufra de este mal? Es casi como si la energía curativa del cuerpo no bajara hasta el área de la pelvis; si no fuera así, su sistema inmunológico sabría qué hacer para evitar desde un principio que la infección tomara lugar.” Con este pensamiento, comencé a estudiar sobre la energía curativa del cuerpo.

Tuve suerte, en ese momento, de cruzarme con un sistema de sanación llamado “sanación con Prana”. El maestro Stephen Co, uno de los más grandes instructores de sanación con prana del mundo, estaba viviendo y enseñando en el área de Los Angeles. Pude pasar mucho tiempo estudiando esta técnica con él, así como con el Gran Maestro de este sistema, Choa Kok Sui. Sanación con prana es un sistema poderoso y efectivo de energía curativa. Incorpora todo tipo de técnicas relacionadas con energía, incluyendo feng shui, meditación basada en kundalini, alta clarividencia, alquimia sexual y manifestación económica. El Gran Maestro Choa tiene gran habilidad para convertir temas esotéricos complejos y reducirlos a su esencia práctica.

Comencé a usar sanación de prana con mis pacientes. Produjo una serie de recuperaciones como la de Michelle, y llamó la atención de otros miembros del centro médico. Posteriormente, el maestro Cho y yo escribimos un libro sobre auto-sanación titulado Your Hands Can Heal You. Este libro es un tesoro de técnicas que puede utilizar para aumentar su vitalidad, su propio nivel de energía y su salud. Como ejemplo, un capítulo enseña dos rutinas de ejercicios sencillos de yoga que, literalmente, duplica o triplica el nivel de energía de una persona. Esto no es como tomarse una taza de café y lograr una subida de adrenalina por un par de horas; la energía dura todo el día. ¡Una de las “quejas” más grandes que recibimos de personas que hacen estos ejercicios es que su apetito sexual había aumentado dramáticamente!

Durante el primer par de años que estuve haciendo sanación de prana, traté de uno a cinco pacientes al día además de mi itinerario a tiempo completo de urología. Cuando los pacientes entraban por la puerta, usaba mis manos para sentir dónde la energía estaba fuera de balance en el cuerpo. Podía barrer la energía sucia y congestionada y luego devolver un poco de energía limpia.

No obstante, a veces el tratamiento no producía resultados obvios. A veces hacía una sanación, arreglaba el defecto energético y el paciente se sentía mejor. Pero regresaba una o dos semanas más tarde y su energía estaba fuera de balance de nuevo, y sus síntomas habían regresado. Me preguntaba qué factores estaban envueltos cuando personas no sanaban como resultado de esta práctica. Muchos estaban ahí porque tampoco habían sido ayudados por la medicina tradicional y ahora no tenían más opciones. Me pregunté qué podía estar causando este defecto energético para empezar.

Un principio de sanación de prana (y todas las demás modalidades de energía curativa) es que los cambios en energía preceden los cambios físicos. Esto quiere decir que, antes de haber un cambio físico, el problema ya reside en el campo de energía. El trabajo del Dr. Robert Becker clarifica este hecho. El Dr. Becker es un cirujano ortopédico que trabajó en la Universidad de Nueva York. Él experimentó con el uso de corriente eléctrica para hacer curaciones al hueso. Hizo experimentos interesantes con salamandras. Si le corta el rabo o una pata a una salamandra, esta vuelve a generar otra. El Dr. Becker llevó a cabo un experimento donde le quitó el rabo y una pata a una salamandra. Luego, cuando comenzó a generar un nuevo rabo, le removió un poco de las células del rabo y las colocó donde se había cortado la pata. Las células del rabo, donde el ADN ya se había tornado en células de rabo, cambiaron—y comenzaron a crecer como células de pata normal. Lo mismo sucedió cuando tomó células regenerables de pata y las colocó donde correspondía crecer el rabo.

¿Cómo sabían estas células cambiar para así hacer crecer el órgano apropiado? Algunos investigadores especularon que los nervios cercanos dieron la señal, pero investigaciones posteriores han demostrado que los nervios están silenciosos. El trabajo de Becker parecer indicar que existe la presencia de una gran plantilla energética que dirige las células a crecer y cambiar a lo que se necesita en un lugar particular. De igual manera, cuando uno se corta un dedo, solo el suficiente número de células crece para llenar la herida. El cuerpo “sabe” cuando parar.

Un día tuve un relámpago intuitivo. Me di cuenta que lo que causa bloqueos en la energía curativa del cuerpo eran los factores emocionales, en particular cómo estos se almacenan - y son procesados - en el cuerpo. El estrés y las emociones negativas no están en la cabeza; se almacenan como tensión en el cuerpo. No necesita un estudio exhaustivo universitario para convencerse de esto. Si piensa sobre la última vez que se sintió con coraje, miedo o deprimido, tomen nota de dónde sintió esas emociones.

El estrés y emociones negativas se almacenan frecuentemente en los músculos involuntarios. Los músculos involuntarios son aquellos músculos que funcionan automáticamente, sin nuestro control consciente. Si las personas almacenan tensión en los músculos involuntarios de los vasos sanguíneos que van a la cabeza, podríamos llamarlo una migraña. Si almacenan tensión en los músculos involuntarios de las vías respiratorias que van a los pulmones podríamos llamarlo asma. Si almacenan tensión en los músculos suaves del tracto intestinal, podrían tener síntomas como náusea o hinchazón, o diarrea alternada con estreñimiento, o un leve dolor abdominal, podríamos llamarlo Síndrome de Intestino Irritable o IBS. IBS es la segunda mayor causa de ausencias laborales en los EE.UU., y es la causa de 50% de las visitas a especialistas gastrointestinales.

Las Emociones y Nuestra Habilidad Innata para Sanar

Las emociones almacenadas en nuestro cuerpo afectan, además nuestro sistema inmunológico. Algo de este trabajo fue maravillosamente compilado y resumido por el Dr. Bernie Siegel. Su capítulo aparece en otra parte de este libro. El Dr. Siegel fue cirujano oncológico en la Universidad de Yale durante treinta años. Menciona caso tras caso de cómo el estrés suprime la función de glóbulos blancos llamados leucocitos, los cuales son cruciales para un sistema inmunológico saludable. Observó que un pequeño subconjunto de pacientes de cáncer terminaron asombrosamente mucho mejor que otros, algunos viviendo más de lo esperado, otros tolerando la terapia con mayor facilidad. Algunos incluso tuvieron una remisión espontánea. El Dr. Siegel comenzó a estudiar estos “excepcionales pacientes de cáncer” para descubrir qué características tenían en común, y descubrió que todos consideraban que su cáncer era resultado de algún conflicto espiritual o psicológico en sus vidas. Aquellos pacientes que veían el cáncer de esta manera y buscaban hacer los cambios que fueran necesarios terminaban mucho mejor.

Otro gran avance en entendimiento de cómo las emociones afectan el fluir de energía curativa viene del trabajo del Dr. Paul Goodwin. En un artículo sobre “Foundation Theory” (Teoría de Cimientos) él dice que dondequiera que se almacene estrés y emociones negativas en nuestro cuerpo, se crea una “condición funcional limitante en el sistema nervioso” — un bloqueo al flujo de la energía curativa del cuerpo. Esto podría explicar el porqué persisten las condiciones crónicas. Por ejemplo, el estómago renueva todas sus células cada siete días. ¿Cómo es posible que las úlceras puedan existir durante largos períodos de tiempo? ¿Por qué no se sanan las úlceras en una semana? Podrían sanar, a menos que la energía curativa del cuerpo no esté llegando a esa parte del estómago.

Yo categorizo las emociones y sus efectos en el cuerpo en una de dos maneras principales. Primero, hay traumas marcados que les ocurren a personas en su vida. Algunos de estos pueden parecer mínimos para aquellos que observan desde afuera, pero para la persona que los experimenta pueden tener un gran impacto. En otras ocasiones, el trauma puede ser severo, incluyendo choques como abuso sexual en la niñez, violaciones, pérdida filial o de un amigo cercano, ser testigo o estar envuelto en un serio accidente, o el estrés en tiempo de guerra. Estas experiencias traumáticas se almacenan como recuerdos dentro de nuestros cuerpos en un nivel inconsciente (algunos investigadores dicen que a nivel celular). Más adelante, la mente inconsciente intenta volver a presentar estos recuerdos a nuestra mente consciente para poder manejar y resolver estos. Pero debido a que estos recuerdos son tan dolorosos, una parte de nosotros se resiste a sentir o volver a experimentar la experiencia. Para evitar que estos recuerdos lleguen a nuestro reconocimiento consciente, el cuerpo necesita restringirse internamente. Esta restricción interna produce tensión en los músculos involuntarios o músculos esqueléticos y es la causa de muchas de las enfermedades funcionales en las personas, desde hipertensión a migrañas a dolores de espalda crónicos a IBS.

Muchas veces, el trauma inicial está tan profundamente enterrado dentro del cuerpo que se le hace difícil a la mente consciente tener acceso a estos. Cuando estuve bajo terapia, me tomó seis meses poder ponerme en contacto con mi profundo dolor emocional y con los recuerdos que lo originaron. Anteriormente, cada vez que me acercaba al dolor, o me dormía o me desligaba. Al mismo tiempo, los pacientes pueden tener una enfermedad física y no ser conscientes de alguna emoción que pueda estar causándola. Le digo a mis pacientes, “Sí, tienes una enfermedad física real—pero es probablemente resultado de estrés o emociones negativas que se han hecho físicas en tu cuerpo.” El paciente puede responder, “Pero yo no estoy al tanto de ningún estrés o emoción negativa en mi vida en este momento.” Yo puedo contestar, “Si estuvieras conciente de dicho estrés o emociones, no tendrías la enfermedad. Tu cuerpo está haciendo tan buen trabajo manteniendo las emociones o recuerdos traumáticos profundamente enterrados que tu consciente no está al tanto de ellos. Pero, la presencia de la enfermedad que tienes presupone la existencia de cuestiones emocionales.” Cuestiones emocionales o recuerdos traumáticos se almacenan en el cuerpo del paciente, evitando el flujo de energía curativo.

Grandes cantidades de energía son utilizadas para poder mantener las emociones y recuerdos dolorosos contenidos en el cuerpo y fuera de nuestra mente consciente. En mi opinión, este desgaste de energía es una de las causas mayores de síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, y enfermedad de sensibilidad a múltiples químicos. Estas enfermedades son muy reales y los pacientes que las sufren están verdaderamente agotados. Con estos pacientes se debe comenzar por limpiar cualquier emoción traumática pasada de modo que se pueda liberar más energía para sanar físicamente. Vamos a discutir sobre varios métodos muy efectivos para limpiar traumas luego en este capítulo.

SUBNOTA: Se utilizan grandes cantidades de energía para poder mantener las emociones y recuerdos dolorosos contenidos en el cuerpo y fuera de nuestra mente consciente.

Una segunda manera de categorizar las emociones y sus efectos en el cuerpo es calcular cómo eventos del pasado han moldeado la forma que tenemos de manejar y procesar las emociones. Una de las funciones primarias de la mente inconsciente es mantenernos seguros en nuestra familia mientras crecemos. Frecuentemente, cuando somos jóvenes, ocurren eventos en nuestra familia que nos hacen desarrollar creencias como, “No está bien mostrar nuestro coraje o ansiedad.” Mostrarlos puede alterar a los que están a nuestro cargo y comprometer así nuestra supervivencia.

El problema en desarrollar una creencia inconsciente global que dice, “No esta bien sentir coraje o ansiedad” es que la vida da lugar a estas emociones, nos guste o no. Tan pronto estas emociones empiezan a tomar fuerza, el inconsciente nos dice, “No esta bien sentir estas cosas, no es seguro. No sentir o mostrar estas emociones fue lo que te mantuvo vivo cuando crecías.” Entonces la mente inconsciente exhorta al cuerpo a restringir estas emociones, a mantenerlas dentro del cuerpo y evitar que suban al consciente. Esta restricción interna puede manifestarse como dolor de espalda o hipertensión o un ataque de asma o dolor de cabeza o IBS o urgencia de orinar. Puede presentarse como susceptibilidad a coger resfriados o la gripe. Puede mostrarse como dificultad para recuperarse de una cirugía, herida o enfermedad, porque tanta energía curativa se encuentra restringida en tensión interna.

Harry, uno de mis clientes, tenía un problema crónico en la garganta. Me dijo que desde que tenía memoria, cada vez que tenía una emoción fuerte (tanto positiva como negativa) su garganta se cerraba. También era susceptible a dolores de garganta y sufría de laringitis tres o cuatro veces al año perdiendo la voz. Le di una sesión de hipnosis. Primero hice que enfocara la sensación apretada en su garganta. Entonces hicimos regresión al tiempo en que tuvo la primera experiencia. Harry tenía unos seis meses. Estaba llorando desconsoladamente durante la noche y su padre vino y lo tomó en sus brazos para consolarlo. Pero su llanto persistía y, después de unos 30 minutos, su padre, desvelado, se frustró y lo medio tiró de nuevo a su cuna (tal vez dejándolo caer desde unas 2 pulgadas de la cuna).

Como resultado de este incidente aparentemente menor, la mente inconsciente de Harry desarrolló varias creencias, del cual una fue, “No está bien expresar fuertes emociones como coraje o miedo.” Según hacía que Harry reviviera el evento, le hice ponerse en contacto y expresar el coraje que tenía contra su padre. Luego, hice que observara el incidente desde el punto de vista de un adulto en el que le hice entender que su padre no le había querido hacer daño y seguramente no había querido infundir en él una creencia que producía una emoción sofocante de por vida. El procedió a tener un gran avance a nivel inconsciente del cuerpo en cuanto a sus creencias sobre expresar sus sentimientos. Eso fue hace más de cuatro años y Harry no ha vuelto a tener más problemas con laringitis o dolor de garganta. Es capaz de sentir y apreciar y expresar ahora todas sus emociones en una forma saludable.

Esto es más que teoría académica. Un modelo de cómo las personas procesan sus emociones y cómo desplazarlas, es el responsable del nivel de sanación más alto del mundo entre pacientes con dolores crónicos musculoesqueléticos. Ha sido muy bien documentado en los libros Healing Back Pain y The Mind-Body Prescription por el Dr. John Sarno. Es interesante que, no son nuestras emociones negativas las que causan el problema — sino nuestra resistencia a sentir dichas emociones. Mi amigo e internacionalmente reconocido psicólogo Gay Hendricks una vez dijo, “Todas las emociones son suaves y de corta vida, a menos que nos resistamos a sentirlas.”

SUBNOTA: No son nuestras emociones negativas las que causan el problema—sino nuestra resistencia a sentir dichas emociones.

En la experiencia académica del Dr. Sarno, sus pacientes tienen un índice de 70% de curarse de su severo dolor musculoesquelético (con respecto tanto al dolor como la función). Un 15% adicional de sus pacientes mejoran considerablemente (es decir, 40-80% mejor). Muchos de sus pacientes han tenido dolor durante 20 o 30 años antes de ir a verle. Muchos habían tenido cirugía o epidural en la espina dorsal.

La manera que logra conseguir ese asombroso índice de sanación es exhortando a sus pacientes, cuando tienen dolor, a preguntarse a sí mismos, “¿Me pregunto qué es lo que me tiene con coraje o ansioso?” Una vez se ponen en contacto con su coraje o ansiedad, el propósito no es negar estas emociones o tomar acción sobre ellas, sino permitirse sentirlas del todo. Gay Hendricks describe este proceso de “lograr conciencia imparcial sobre lo que se siente” como “presenciar”, y es altamente efectivo. Para todos aquellos que hemos pasado la vida reprimiendo o huyendo de nuestro coraje y ansiedad, esto puede ser un largo proceso de aprendizaje. Podemos necesitar ayuda de otros. Pero es esencial pasar por este proceso si queremos aprender a liberar el flujo de energía curativa y recuperar nuestra salud y bienestar.

Hace unos años un amigo mío estaba teniendo problemas con su matrimonio. Me dijo que su esposa había hecho un comentario que consideraba verdaderamente estúpido. Lo consideró tan tonto que se dijo a sí mismo, “No creo poder seguir casado con una persona que es tan estúpida como para hacer un comentario de ese tipo.” El sólo deliberar sobre eso y sus implicaciones le produjo una tremenda cantidad de miedo. ¿Qué sería de su casa y sus hijos si él y su esposa se separaran? Según aumentaba el miedo, él lo empujaba, ya que no le gustaba cómo se sentía. Pensó en lo espiritual que se consideraba, en cómo había meditado diariamente por años y cómo “personas espirituales se suponen que no tienen ese tipo de sentimientos o piensen ese tipo de cosas.” Más tarde esa noche fue al cine con su esposa. El miedo seguía subiendo y él lo seguía rechazando—hasta que a la mitad de la película cuando fue al baño, le dio un severo ataque de ansiedad.

Recordó algunos de los principios que hemos discutido aquí. Se permitió a sí mismo sentir lo que estaba sintiendo — no importara lo repugnante, atemorizante, o lo poco evolucionado que fuera — sin juzgarlo o tomarlo con su esposa. Según se permitía tener esos sentimientos y les daba un respiro, empezó rápidamente a disminuir la intensidad. Actualizó la enseñanza de, “Todas las emociones son suaves y cortas, a menos que nos resistamos a sentirlas.” Una vez se abrió completamente a sentir lo que estaba experimentando, paró de proyectar estupidez hacia sus esposa (que dicho sea de paso, es una ejecutiva de alto rendimiento con matrícula de honor del colegio). ¡Una vez bajó la inundación de emociones, llegó a ver a su esposa como una fuente excelente de consejo y orientación!

Técnicas de Sanación Rápida

Hemos sido bendecidos al nacer en una época donde hay muy buenas técnicas y modalidades disponibles para ayudarnos a resolver estos asuntos emocionales con rapidez. Aquí hablaré de algunas de las mejores. Primero, hay un nuevo campo que se está desarrollando llamado “psicología energética.” La creencia principal detrás de este enfoque es que las emociones negativas son causadas por trastornos en el sistema de energía del cuerpo. Si una persona usa los dedos para hacer presión o hacer tapping (golpes suaves con la punta de los dedos) en ciertos puntos de energía en el cuerpo mientras están mentalmente enfocados en un recuerdo traumático o creencia limitante o fobia, esto limpia las emociones en las vías de energía, y la persona experimenta alivio rápido y duradero.

Desde el comienzo de la terapia le pregunto al cliente, “Cuando piensa en este problema, ¿en qué parte del cuerpo lo siente?” La mayoría lo siente en el pecho, plexo solar o garganta, pero otros pueden sentirlo en la espalda, la cabeza o la pelvis. Sé que he terminado con la terapia si la persona, al pensar en el problema original, ya no siente el dolor emocional en el cuerpo. Cuando esto sucede, quiere decir que el problema se ha limpiado a nivel inconsciente. El resultado es usualmente permanente. Para mí, ésta es la prueba de certeza que determina si una intervención psicológica funciona o no.

Dos de las terapias más efectivas de energía son Técnicas de Liberación Emocional (Emotional Freedom Techniques - EFT) y Técnica de Acupresión Tapas (Tapas Acupressure Technique - TAT). He usado ambas extensamente en mi clínica—con resultados fenomenales. He usado EFT personalmente para resolver por completo un número de casos de trastorno de estrés pos-traumático (PTSD) para el cual por lo general no hay cura dentro del paradigma estándar psicológico. EFT puede aplicarse rápidamente en un ambiente clínico para aliviar el estrés, y aproximadamente de un 70% a un 80% del tiempo puede usarse para aliviar dolor. El Dr. Joseph Mercola es un médico reconocido, con un consultorio enorme en el área de Chicago, y tiene la página de Web sobre “sanación natural” más grande del mundo. Su mayor énfasis es en encontrar formas naturales que las personas puedan usar para sanarse ellos mismos, especialmente a través de dieta y ejercicios. Él, al igual que otros médicos iluminados, ha visto la conexión entre el estrés y las enfermedades y propugna el uso regular de EFT para muchos de sus pacientes. Con Michelle, la joven de 21 años con dolor severo de la vejiga con la que comencé este relato, usé TAT. Si le interesa ver estas modalidades, las páginas de Web son www.eftuniverse.com (EFT) y www.unstressforsuccess.com (TAT).

A veces hay traumas dolorosos que están profundamente reprimidos y las personas no están conciente de su presencia—no los recuerdan. En literatura sobre hipnosis, enfermedades de inflamación del intestino (enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa) y migrañas están típicamente asociadas a coraje reprimido. No obstante, le aseguro que si se aproxima a una persona sufriendo de colitis o migraña y le apunta con un arma y le dice, “Dígame de qué tiene coraje o le disparo,” no sabrían a conciencia. En casos como estos es mejor asumir que la presencia de la enfermedad presupone la existencia de asuntos emocionales y traumas reprimidos. ¿Y, cómo logramos acceso a ese material reprimido?

La hipnosis puede ser sumamente efectiva. La palabra hipnosis a veces trae a la mente escenas de espectáculos teatrales. La verdad del caso es que cuando alguien está bajo un trance tiene pleno control de sus acciones y nadie puede forzarla a hacer algo en contra de su voluntad. Un 95% de los hipnotizadores usan la técnica de “relajación progresiva” que pone al cliente bajo un liviano trance, donde están receptivos a sugerencias directas. Este tipo de hipnosis puede ser efectivo.

Sin embargo, en casos de asuntos enterrados o enfermedades serias, he encontrado que un nivel de trance más profundo, seguido de una regresión a la raíz del problema original, es necesario. Unas cuantas escuelas de hipnosis enseñan este trabajo avanzado. La mejor que he encontrado es Banyan Hypnosis Center en Minneapolis, Minnesota. Hace un par de años tomé 5-PATH (mr) hipnosis de Cal Banyan. 5-PATH es una manera sistemática de hacer terapia basada en regresión que puede ser enseñada y duplicada fácilmente. Consiste de varios pasos. El primero consta de inducir un profundo nivel de trance llamado sonambulismo. En el estado de sonambulismo el “factor crítico” de la mente se sobrepasa. Esto permite el acceso a material profundamente escondido o reprimido que podría tomarle a la psicoterapia tradicional meses o años para identificar.

Durante el sonambulismo una persona puede regresar al primer evento responsable de su problema emocional. Una vez se llega a la raíz del problema, hay maneras de trabajar con el asunto, aprender lecciones importantes, soltar emociones contenidas y hasta perdonar a aquellos que nos han herido (como una forma de tomar poder, sin librar de culpa al causante). Frecuentemente, la regresión produce un cambio tan profundo que el cuerpo cambia, y su funcionamiento mejora. 5-PATH es un trabajo increíblemente poderoso y transformante y recomiendo fuertemente su estudio por parte de aquellos que seriamente quieran ayudar a otros a un nivel profundo y transformador.

Estas técnicas pueden sanar asuntos emocionales a un nivel tan profundo que traen como resultado sanaciones físicas. El sanador versado en estas técnicas podría lograr resultados que a otros les parecería mágicos o milagrosos. Sus habilidades son un regalo al mundo. Los mejores sanadores siempre se enfocan a sanarse ellos mismos primero y tienen en mente la posibilidad de un éxito ilimitado para sus clientes.

Empujando Nuestro Límite Superior

Hay un último nivel que considerar. Esto es lo que Gay Hendricks se refiere como el problema de “límite superior”, lo que indica que todos tenemos un límite inconsciente de cuánta cantidad de energía positiva viniendo del mundo podemos manejar. Si la energía comienza a sobrepasar este nivel, usualmente nos saboteamos para volver a bajar el nivel de energía.

Casi todas las personas con la que he compartido esto se identifican con el problema del límite superior. Momentos antes de tener un fin de semana romántico, tu pareja y tú tienen una pelea. Unos de los niños se enferman antes de hacer un viaje familiar. Obtienes unas muy merecidas vacaciones en el trabajo, y el primer día libre, caes enfermo con la gripe y terminas tus vacaciones en cama.

Para algunas personas, estar saludables y llenos de vitalidad, éxito económico, una relación íntima, o una vida socialmente activa representa demasiada energía positiva, y esto es razón para sabotearse inconscientemente. Agnes, una enfermera con la que trabajo, creció en un barrio pobre del este de Los Angeles, área famosa por sus crímenes y pandillas. Ella es inteligente, bonita, y simpática, pero es incapaz de tener una relación con un hombre que no haya tenido antecedentes penales o haya estado encarcelado. Me he preguntado frecuentemente el porqué Agnes no es capaz de tener una relación estable con un buen muchacho, tal vez algún tipo de profesional. Después de aprender sobre los problemas de límites superiores pude entender que el tener una relación amorosa con alguien que tiene la capacidad de intimidad emocional y estabilidad económica representaría demasiada energía positiva para Agnes—la haría sentir incómoda. Si alguna vez ha oído la expresión “el agua busca su propio nivel”, lo que esto quiere decir para mi amiga la enfermera es que sólo siente atracción por tipos que mantendrán su nivel de energía en una zona cómoda para ella.

Si pensamos sobre el problema de límites superiores en términos más amplios, podríamos decir que todos tenemos un límite o umbral neurológico que determina cuántas cosas podemos manejar que vienen del ambiente. Ahora hay un número de estudios demostrando que los niños que crecieron en un ambiente disfuncional o que sufrieron traumas mayores tienen cambios estructurales en el cerebro que afectan lo bien que pueden manejar (o mejor dicho, controlar) el estrés. Una persona criada en un ambiente disfuncional tiende a tener un umbral más bajo que una persona criada en un mejor hogar. Cada vez que nos empujan más allá de nuestro límite desarrollamos un estrés genérico/sensación de ansiedad. Tratamos entonces de manejar este estrés usando una variedad de mecanismos de defensa aprendidos en la niñez. Estos incluyen coraje, depresión, miedo, adicción, comer en exceso, más otros mecanismos considerados más saludables como ejercicio, hablar con amigos, o aislamiento. Obviamente, sería una gran idea poder subir nuestro nivel de tolerancia al estrés en vez de tratar de cambiar nuestras circunstancias externas todo el tiempo (que es lo que promueven la mayoría de los seminarios sobre reducción de estrés). Imagínense si pudiéramos subir tanto nuestro umbral de estrés que no importa lo que estuviera sucediendo en el trabajo o en el hogar, y no importa lo agitada que estuviera la vida, no nos pondría ansiosos. Ahora tenemos la tecnología para lograr hacer precisamente eso.

Hace un par de décadas, los investigadores decidieron evaluar yogis avanzados. Estamos hablando de personas que han meditado 6 horas al día durante 15 años y estaban asombrosamente relajados, comunicativos, brillantes, y en paz durante las circunstancias más difíciles. Los investigadores conectaron estos yogis a una máquina de electroencefalogramas para determinar qué es lo que sucedía con sus ondas cerebrales durante la meditación. Hicieron dos marcados descubrimientos:

Primero, encontraron que estos yogis lograban mantener su agudeza consciente mientras reducían sus ondas cerebrales de beta normal (despierto), a alfa, luego theta, hasta patrones de delta—theta se encuentra normalmente en sueño REM y delta se encuentra usualmente sólo cuando se está dormido profundamente y libre de sueños. Segundo, encontraron que estos yogis podían pensar usando todo el cerebro, contrario a la mayor parte de nosotros que usamos predominantemente el lado izquierdo o derecho del cerebro.

Al mismo tiempo, se estaban haciendo investigaciones que envolvían tecnología de pulsación bi-auditiva. La tecnología de pulsación bi-auditiva demuestra que, si alguien está usando audífonos estereofónicos y dos frecuencias diferentes están pasando, uno por cada oído (por ejemplo, 400 hertz en el oído izquierdo y 410 hertz en el derecho), cualquiera que fuera la diferencia entre ambos (en este caso 10 hertz), las ondas del cerebro se modifican para alcanzar esa frecuencia. En términos sencillos, lo que quiero decir es que usando audífonos, tecnología de ondas de sonido puede usarse para reducir el nivel de ondas cerebrales a alfa, theta o delta.

Lo que es interesante sobre reducir el nivel de las ondas de cerebro de alguien a delta y mantenerlas ahí durante un tiempo es que las ondas de delta, aunque lentas, contienen tremendas cantidades de energía. Las ondas son grandes. Si se mantiene a alguien en delta por un rato, se está obligando al cerebro a manejar mucha más energía de la que está acostumbrado. Esto obliga al cerebro a desarrollar nuevos caminos neuronales para manejar el aumento de energía. Es como una persona que no hace ejercicio y tiene un sargento instructor que le toca la puerta diariamente para hacerle correr dos millas: tiene que desarrollar más fuerza muscular en las piernas y mejor capacidad pulmonar y cardiovascular para poder con el ejercicio.

Para poder manejar el aumento de energía sostenido en delta, ambos lados del cerebro se esfuerzan para mejorar la comunicación entre sí. Esto libera endorfinas y los participantes frecuentemente se sienten eufóricos después de una sesión. Aumenta la comunicación entre los hemisferios, las personas comienzan a pensar con ambos lados con naturalidad. Estudios también han mostrado que es casi imposible tener depresión o ansiedad si se mira cualquier situación en la vida enfocando el cerebro entero. Unos meses después de escuchar acerca de esta tecnología, mi esposa y yo tuvimos un desacuerdo. Como de costumbre, yo estaba mirando el problema desde mi punto de vista lógico y mi esposa estaba siendo (en mi opinión) demasiado emotiva. De pronto, me encontré viendo las cosas desde su punto de vista; podía ver el problema desde la perspectiva del cerebro entero y pude entender exactamente lo que me quería decir. No quedó nada más que discutir.

La mejor fuente de información sobre tecnología bi-auditiva es una compañía llamada Centerpointe Research Institute (www.centerpointe.com). Ellos tienen un producto llamado “The Holosync Solution” que produce los cambios que expliqué anteriormente. Las cintas de Holosync contienen los tonos bi-auditivos escondidos bajo sonidos calmantes de lluvia al caer y gongs de cristal. Desde que estoy usando esta tecnología mi vida ha mejorado de forma inimaginable así como la de varias docenas de amigos y colegas que también lo están usando. Cuando vienen pacientes que quieren aliviar su estrés y ansiedad, o cuando me piden una forma rápida y efectiva de obtener todos los beneficios de meditación profunda, los refiero a Holosync.

SUBNOTA: Hemos sido bendecidos hoy en día con técnicas sencillas, económicas y accesibles que tienen el potencial de revolucionar nuestro sentido de bienestar, cambiar los patrones que nos atrapan en una enfermedad crónica y nos elevan dramáticamente nuestro nivel de felicidad.

Después de usar esta tecnología d un período relativamente corto, observé que mi propio nivel de estrés había disminuido considerablemente. Noté que los días más ocupados en el trabajo, aquellos que me dejaban tenso, exhausto y de mal humor, ahora tenían poco efecto. También noté que era más fácil compartir el tiempo con mi familia en la casa o durante las vacaciones; el aumento de energía generado por la diversión y la intimidad no me empujaba más allá de mi límite. Me refiero a esta tecnología como “ajustar las cuentas con el pasado” ya que, para empezar, es frecuente tener una niñez difícil en la que baja nuestro nivel de tolerancia.

Otro beneficio de esta tecnología es el desarrollo de la “perspectiva de un testigo”. Esto quiere decir que uno puede desarrollar la capacidad de observar a distancia nuestros pensamientos y emociones sin estar atrapado por estos. Uno de los principios mayores en “El Poder del Ahora” por Eckhart Tolle es estar presente en el ahora y observar nuestros pensamientos y reacciones emotivas a las cosas. Este proceso es de inmenso valor aunque puede ser difícil de hacer a menos que uno desarrolle la perspectiva de un testigo. En The Dark Side of the Lightchasers, la autora Debbie Ford habla sobre acoger nuestra sombra y sobre estar en buenos términos y aceptar todas esas partes negativas y repudiadas de nosotros para volver a estar completos. Las explicaciones y procesos de Ford son magníficos y pueden ser implementados más fácil y rápidamente si se ha desarrollado la perspectiva de un testigo.

Hemos sido bendecidos hoy en día con técnicas sencillas, económicas y accesibles que tienen el potencial de revolucionar nuestro sentido de bienestar, cambiar los patrones que nos atrapan en una enfermedad crónica, y elevar dramáticamente nuestro umbral de felicidad. Le reto a que experimente con estos métodos y vea qué resultados le producen en su vida. Y como tienen el valor de viajar en este camino de sanación, saludo su divinidad interna y confío que las bendiciones de Dios los acompañen siempre.

Eric Robins, MD

Traducido por Gladys Muñoz Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif